DEPENDENCIA

La ley de dependencia (de 14 de diciembre de 2006) va camino de cumplir sus diez años y en la Comunitat valenciana, la gestión sigue dejando mucho que desear. Según un estudio de la asociación de directores gerentes de Servicios Sociales, uno de cada tres dependientes de la Comunitat valenciana (31%) está desatendido. Ni el PP ni ahora tampoco el PSPV-Compromís han logrado solventar el enorme tapón de solicitudes a la espera de ser tramitadas, que provoca que haya personas que han fallecido esperando a la llegada de la ayuda. La consellera Mònica Oltra que durante su periodo en la oposición fue muy crítica con el anterior gobierno por su gestión de la dependencia se ha dado 3 años de plazo para poner a cero la lista, si bien es cierto que, al menos ahora, los dependientes perciben la ayuda puntualmente. ¿Fue excesivamente ambicioso el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero al aprobar esta ley? El envejecimiento de la población y el alargamiento de la esperanza de vida harán que la dependencia vaya a más conforme avancen los años. En un asunto tan sensible no hay que hacer demagogia, sobre todo, porque detrás de cada cifra hay un drama familiar.

Sobre Mari Carmen Tomás

Mari Carmen Tomás, periodista coordinadora de local sociedad.