ENTREVISTA A VICTORINO BARTOLL, COORDINADOR DE CASTELLÓN DE LA ASOCIACIÓN VALENCIANA DE DIRECTORES DE INFANTIL Y PRIMARIA

Coordinador de Castellón de la Asociación Valenciana de Directores de Infantil y Primaria.

Coordinador de Castellón de la Asociación Valenciana de Directores de Infantil y Primaria.

victorino2Entrevista al coordinador de Castellón de la Asociación Valenciana de Directores de Infantil y Primaria, Victorino Bartoll

 
“Deberían mantenerse los recursos para becas de comedor”
–¿ Cuáles son los retos en el curso 2013-14 para los centros de primaria públicos?

–1-Intentar mantener la calidad de la escuela pública a pesar del menor número de recursos disponibles.

2-Organizar los centros para atender a la diversidad de la escuela pública para compensar las desigualdades contando con menos personal por la reducción de plantillas desde el uno de septiembre.

3-Atender a la comunidad educativa con normalidad a pesar de la crispación social producida por la crisis económica

Si con lo anterior no perdemos clientes podremos estar satisfechos.

–Respecto a los impagos de la Generalitat ¿actualmente los centros de Primaria arrastran algún tipo de deuda?

–Sí, nos deben los gastos de funcionamiento de 7 meses y varias mensualidades del funcionamiento y  de ayudas de comedor (dependiendo del número de unidades de los colegios y del número de becados de comedor, la deuda puede rondar los 70.000€).

–¿Hay problemas para afrontar el pago a proveedores?

–Sí pero sólo a las empresas de comedor que se les debe muchísimo dinero. Al resto se les paga más o menos al día.

–¿Puede haber problemas en algún momento del curso, por ejemplo, cuando llegue el invierno y haya que encender la calefacción si no se ha subsanado la deuda?

–En el caso de los colegios no. En los institutos, la Consellería les envía el dinero y ellos pagan todos los gastos, pero en los colegios, los gastos de mantenimiento corren a cargo del Ayuntamiento y entre ellos, está el de la calefacción. Desde hace dos años han recortado el número de horas en la cuales está encendida, pero sólo afecta a las trabajadoras de la limpieza, las cuales vienen por la tarde-noche y ya no la tienen encendida.

–Este curso es el primero que comienza sin convocatoria de ayudas para libros de texto, ¿esta es una cuestión que preocupa a los directores?

–Considerando que en primaria los libros de texto son una herramienta casi imprescindible para el trabajo del alumnado es muy preocupante para los maestros que en su clase haya alumnos que no tengan libros.  Este curso se han detectado alumnos que no han comprado los libros. Las familias se enfadan con el colegio si no les hacemos fotocopias, aunque nosotros les expliquemos que los libros tienen un copyright y que no les podemos hacer copias. La única solución que les queda a los más desfavorecidos, es pedir ayuda a los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

–¿Crees que existe una necesidad social de becas?

–Si consideramos que las becas son ayudas para compensar las desigualdades sociales, actualmente las diferencias existentes entre las familias que componen la comunidad escolar justificarían que existan estas ayudas. La realidad es que hay bastante gente que las necesita, pero también nos encontramos con algunas familias, afortunadamente muy pocas, que están pidiendo la ayuda y luego aparecen con el paquete de tabaco en la mano o se pasan la mañana en la cafetería.

–Se ha hablado de dotar a los centros de fondos para comprar libros que se cederían en préstamo a las familias mas necesitadas y que pasarían a formar parte de los bancos de libros de los centros. ¿Cómo valoráis la propuesta? ¿Quién creéis que debería baremar las solicitudes?

–Creemos que bastante hacemos los equipos directivos que sin contar con personal administrativo cumplimos con todo el proceso burocrático que supone una convocatoria de este tipo. Además ¿quién seleccionaría a las familias mas necesitadas?, y ¿con que criterio objetivo podríamos valorar esa necesidad? En las convocatorias de ayudas, hasta ahora, era la Consellería de Hacienda la que facilitaba los datos económicos para la baremación. Pensamos que debería seguir siendo así.

Personalmente estoy a favor de los bancos de libros, entendiendo estos como un intercambio entre las familias y que deberían funcionar como algo complementario de las ayudas no obstante también existen otras posibilidades en caso de seguir adelante con la propuesta de la Consellería: Por ejemplo, se podría prestar los libros a quienes traigan un informe de Servicios Sociales del Ayuntamiento demostrando una gran necesidad o bien presentando la documentación que demuestre que ambos padres están el paro y que al menos uno de ellos no recibe prestación.

–¿Piensas que la normativa habría de haberse aprobado antes del inicio de curso?

–Sin duda. A los colegios se nos exige el cumplimiento de las normas, pero éstas casi siempre se  publican con retraso. Si esto estuviera publicado ya no estaríamos haciendo suposiciones ni “castillos en el aire”. Como funcionarios cumpliríamos la legislación aunque si sale tal como anuncian no estaremos de acuerdo en absoluto con su contenido por las razones que te he expuesto antes.

–Respecto de las becas de comedor,  se ha publicado recientemente la baremación ¿van a llegar las ayudas a las familias que realmente lo necesitan?

–Cuando las familias nos preguntan sobre las listas solo podemos informarles de los puntos que tienen no sabemos todavía a quién le llegará la ayuda. Si se actúa con lógica los de puntuación máxima (20 puntos) tendrán ayuda, pero ¿quiénes más la tendrán?

El curso pasado se aplicaron dos porcentajes y nos encontramos que a los que  se les daba el 70% de la ayuda no se podían permitir pagar el 30% restante.

Es un tema muy controvertido. Sinceramente creemos que debería llegar como sea a los más desfavorecidos.

Aunque alguien podría simplificar diciendo que si ambos padres trabajan, aunque les cueste un esfuerzo económico, casi todos ellos se pueden pagar el comedor, mientras que si no trabajan, se los pueden llevar a casa, entonces ¿para que las ayudas? Esta reflexión no es la primera vez que la escucho.

–¿Qué mejoras sugerirías a la administración en este sentido?

–Mantener los recursos que se destinaban a estas ayudas ya que se aplican para que los hijos de las familias que más están sufriendo la crisis puedan tener al menos una comida decente al día.

En segundo lugar, lo único que debería puntuarse en las becas de comedor es la renta teniendo en cuenta el IPREM. Todo lo demás podría sobrar.

–¿Ha bajado la demanda del servicio de comedor por la crisis?

–El número de comensales ha bajado en todos los colegios pero tampoco ha sido muy significativo si lo comparamos con la gente que ha perdido el trabajo y que ya no tiene el comedor como una necesidad para conciliar la vida familiar.

–¿Se han tenido que cerrar comedores?
–No tenemos constancia de que se haya cerrado ninguno aunque muchos están en peligro  por los impagos a las empresas de comedor.

–El club de deberes que se inicia este curso ¿qué acogida está teniendo entre los centros? ¿Y entre los padres de alumnos?
–Respecto a los padres no conocemos todavía la opinión de los colegios que lo van a poner en marcha y en los centros ha sido desigual por la falta de información y que la normativa también salió cuando el curso para los alumnos ya había finalizado.

Los directores pensamos que no se pueden suprimir plazas de maestro en los colegios y al mismo tiempo poner alumnos en prácticas y maestros voluntarios (sin pagarles nada)  para poder decir que se está luchando contra el fracaso escolar. Con dos horas semanales del antiguo repaso no se mejora la calidad de la enseñanza.

Personalmente creo que deberíamos hablar más de calidad educativa y menos de fracaso escolar.

Por no hablar de responsabilidades, ¿qué pasa si alguien se hace daño durante ese tiempo? Un maestro voluntario no tendría ninguna responsabilidad.¿Quien abrirá y cerrará las puertas y se hará cargo si hay algún robo? El celador ya no esta ni tiene responsabilidad en esas horas.

–En cuanto a la iniciativa de potenciar el uso de tabletas en el aula y el apoyo a la creación de contenidos docentes propios, ¿es el futuro?
–Cuando la escuchas suena muy bien la frase pero de la primera parte te diré que consideramos mas importante para conseguir la competencia digital que se dotara a los centros de ordenadores más modernos, con buen acceso a la red y pizarras digitales interactivas. Sería un error utilizar las tabletas para sustituir a los libros y no por el avance tecnológico que suponen.

Totalmente de acuerdo en apoyar a los maestros que dedican su tiempo libre a crear contenidos docentes digitales propios para compartirlos con sus compañeros. Existen grupos de trabajo con muchos años de experiencia y yo puedo decir con satisfacción que pertenezco a uno de ellos, el Seminari d’Informàtica de Castelló.

Se me ocurren otras preguntas al usar las tabletas sin parecer un analfabeto digital:

Las tabletas tienen una autonomía de 8 horas encendidas (pero cuando las usas solo 2 horas) ¿dónde se van a recargar si debajo de las mesas no hay enchufes? Si a algún alumno se le bloquea en una explicación, los otros ¿deben esperar a que se reinicie? ¿Qué pasa si a un alumno se la roban dentro del colegio? ¿Qué ocurre si a un alumno se le rompe? (Le costaría más caro que tener libros) ¿Qué pasa si cada uno lleva un software diferente y no entra a las aplicaciones de la misma forma?

–El trilingüismo se está implantando progresivamente en las aulas de la provincia ¿qué supone para el alumno?
–Si pensamos como los adultos tendríamos problemas pero los alumnos son como esponjas con mucha más facilidad que los adultos para desenvolverse en 3 idiomas. Aunque personalmente pienso que no llegaremos a ser trilingües, confío en que  consigamos un bilingüismo con conocimiento avanzado de una tercera lengua extranjera.

–¿Y para el centro?
–En los centros los docentes están como locos formándose en inglés. La idea del trilingüismo se valora positivamente, pero se piensa que primero deberían haber dejado unos años a los docentes para formarse y luego implantarlo.

–Muchas veces, por desgracia, los debates sobre los recortes dejan de lado lo que debería ser el debate fundamental, la enseñanza ¿qué ha mejorado y qué ha empeorado en este aspecto en los últimos 10 años?
–Ahora es más difícil dar clase (relación docente – discente) ya que aun teniendo menos alumnos la  educación que aporta la familia no es la misma. Se habla de crisis de valores. Antes los maestros estaban mejor valorados socialmente. Ahora ante cualquier conflicto con el maestro, muchos padres apoyan a los hijos, sin escuchar al maestro, y nos hacen perder autoridad.

Ahora, aunque la interculturalidad tiene aspectos muy positivos, a veces esa diversidad pueda retrasar el ritmo de aprendizaje de la clase.

Se ha incrementado enormemente la burocracia sin contar con personal administrativo en los colegios.

Respecto a las mejoras, … no sé me he quedado en blanco, a veces me pasa con la edad.

Podríamos formular un deseo, y si se cumple, una promesa: “El día que los políticos de educación se dejen asesorar por maestros y profesores que realmente saben lo que ocurre en los colegios, puede ser que se legisle sobre cosas importantes y los directores nos dediquemos a gestionar y no nos pasemos el curso rellenando papeles, perdón , ahora entrando en plataformas on-line”. La promesa si se cumple el deseo: “Ese día me jubilo”.

–En cuanto a la lucha contra el fracaso escolar, la Conselleria de Educación ha puesto en marcha los contratos programa ¿qué mejoras supone para los centros?
–Bajo esa denominación la Conselleria ha agrupado todos los programas experimentales que tenia. Algunos ya funcionaban bien. Ahora siguen igual. Creemos que los contratos programa suponen pocas mejoras. Simplemente, para poder tener unos recursos que antes ya teníamos, ahora tenemos que rellenar mucha documentación y firmar este contrato.

Para luchar contra el fracaso escolar sólo tienen que dejarnos dar clase y adoptar un sistema de control y evaluación como el Finlandés.

–¿Echas en falta una mayor implicación de las familias en la educación de sus hijos?
–Algunas familias confunden, la palabra aparcacoches, y suena muy mal, con el término aparcaniños. No somos ningún aparcamiento ni guardería. No les importa lo que aprendan solo si se les tiene ocupados en hacer trabajos o hacer otras tareas.

Incluso tenemos padres que se quejan si mandamos deberes y otros que dicen que no debemos ni siquiera mandar (palabra prohibida).

Menos mal que hay muchas familias que educan a sus hijos igual o mejor que lo hacemos en el colegio y de las cuales siempre encontramos su máxima colaboración.

De todos modos constatamos que la sociedad actual ha delegado la responsabilidad educativa de las familias en la escuela.

–¿Necesita la enseñanza una reforma educativa nueva? ¿Y esta sería la Lomce? ¿Y un pacto educativo?¿Y esta sería la Lomce?  ¿Y un pacto educativo?
–Brevemente: Pensamos que se necesita una reforma educativa, que no nos vale la Lomce y que debería estar pactada y consensuada a largo plazo.

–Como coordinador de Castellón de AVDIP (Asociación Valenciana de Directores de Infantil y Primaria) ¿tenéis algún proyecto ilusionante para este curso que comienza?
–Sí. Ahora mismo estamos creando una plataforma Moodle para nuestros asociados, donde poder compartir nuestras dudas y donde poder encontrar diferentes recursos.

Siempre que los necesitamos, los Inspectores de Educación nos ayudan en todo lo que pueden, pero en la actualidad están también desbordados con mucha burocracia y por eso intentamos, siempre que podemos, solucionar nuestras dudas de manera corporativa.

De momento ya tenemos funcionando un grupo de Whatsapp. También la Asociación en Castellón va creciendo. El año pasado nos incorporamos a la Asociación Autonómica con Valencia y este año queremos que se incluyan los de Alicante.

Sobre Mari Carmen Tomás

Mari Carmen Tomás, periodista coordinadora de local sociedad.