El director opina Archivo

0

La polarización de la izquierda

Querido lector:

El guión que predijimos hace unos meses se va cumpliendo conforme se acerca la convocatoria electoral de mayo. La tendencia de ruptura del bipartidismo por al auge de partidos minoritarios según reflejan las encuestas sobre intención de voto está produciendo una polarización importante en el espacio demoscópico de los dos grandes partidos, PP, centro derecha, y PSOE, centro izquierda. Pero especialmente acentuado en este último.

Así, en nuestro territorio, a los tradicionales PSPV, Bloc-Compromís y Esquerra Unida, se les ha unido por un lado el nuevo partido Podemos, surgido en las pasadas elecciones europeas con la protesta como único programa, la subyugación al líder como estrategia y con problemas para articularse, y plataformas ciudadanas aparecidas al calor del descontento social causado por la crisis y la desafección política de la ciudadanía de los grandes partidos, que han recogido y unido a grupúsculos minoritarios producidos por la acción de protestas muy sectorializadas junto a formaciones ultraminoritarias sin apenas respaldo electoral. Son el caso de los Guanyem en la Comunitat.

Por tanto, para las elecciones municipales y autonómicas se esclarece ya un panorama político en el centro izquierda, eso sí, solo basado en encuestas, muy polarizado, que castiga a las fuerzas tradicionales como EU y PSPV, y que además ha causado una profunda división interna en EU por sus fallidas integraciones con los dos nuevos actores que parecen haberla deglutido, fuertes y arriesgados cambios de orientación política y de líderes en Compromís en favor de su socio minoritario y un desgaste en el PSPV que hace peligrar su posible liderazgo en pactos postelectorales.

Esta dispersión aguda del voto de la izquierda no lo es tanto en el centro derecha. El PP se mantiene en las encuestas como el partido más votado, UPyD, por el contrario, en vez de subir desciende y aún es pronto para analizar un futurible auge de Ciutadans.

El proceso, por tanto, abierto, pero más definido que antes.

0

Manifestación y fiesta taurina

Querido lector:

Mañana domingo tendrá lugar en Castellón una manifestación/fiesta en defensa de los espectáculos taurinos, especialmente los tradicionales bous al carrer tan populares en nuestra provincia. Todas las expectativas, debido a la intensa campaña que han ido realizando los organizadores entre la afición castellonense, hablan de una asistencia masiva. No sé si será así o no, pero lo cierto es que la provincia está plagada de peñas taurinas, de aficionados al bou y de espectáculos relacionados con el toro por todos los pueblos, comarcas y ciudades, fruto de tradiciones centenarias que se han ido incrementando en las últimas décadas, que no es de extrañar que sea el epicentro escogido para esa exposición de motivos en defensa de la tradición taurina como la de mañana.

Por supuesto que en la provincia, como en el resto del país, hay gente para todo. Hay a quien le gusta el toro en todas sus facetas. Hay a quien le atrae unos espectáculos taurinos y no otros. Hay a quien no le gusta, pero los entiende y respeta. Hay a quien no le gusta y hace proselitismo en contra, etc. etc. Pero con todas las circunstancias que se quieran, hay un hecho objetivo claro. Castellón es la provincia de España que más espectáculos taurinos celebra, sobre todo de calle. Y salvo unas escasísimas excepciones, todos los municipios de la provincia, bien en fiestas patronales o en ocasiones señaladas utilizan los espectáculos taurinos para celebrar la fiesta y atraer a visitantes foráneos. Es más, es costumbre arraigada además las fiestas o capeas para celebraciones particulares. Una actividad que en conjunto genera en Castellón un movimiento económico anual de 35 ó 40 millones de euros.

Es, por tanto, lógico que Castellón sea la primera en capitalizar la movilización. Los que quieren ver politización en el tema, ya han intentado evidenciarlo, fracasando olímpicamente gracias a la voluntad de los organizadores, conocedores de las intoxicaciones habituales, de huir de cualquier sigla. Su lema es que caben todos y no sobra nadie. Pues que así sea.

0

El error de la Ruta de Sabor

Querido lector:

Desde luego no tiene ningún sentido que la marca emblemática con la que la Diputación ha bautizado y ha puesto cara a la línea estratégica establecida por su presidente, Javier Moliner, a principio de legislatura para impulsar, poner en valor, comercializar y propiciar el consumo de los productos propios de Castellón, Ruta de Sabor, no aparezca en los tradicionales mercados centrales de las principales ciudades y municipios de la provincia.

Si a algún lugar se dirige el consumidor castellonense para adquirir productos autóctonos con la máxima confianza es precisamente a los mercados centrales, que se nutren en gran medida de pescado o marisco de nuestras costas, de carne de nuestros ganaderos y explotaciones agropecuarias, de productos de temporada cercanos y originarios de la provincia, frutas, verduras… y todo el elenco sin fin de consumibles alimentarios de calidad contrastada propia de nuestra tierra (aceite, trufa, miel, pan, quesos, dulces…).

No es de recibo que una política de estas características para poner en valor el producto propio no esté presente en los principales escenarios donde se muestra, compra y vende producto de Castellón. Quizá, con un criterio rayano en la ignorancia, el responsable de esta campaña de marca, los haya soslayado precisamente por creer, vaya usted a saber, que no hace falta. Pero obviamente si en algún sitio debe estar en justicia la marca Ruta de Sabor es en estos recintos tradicionales, que se regentan con la máxima profesionalidad, y que por sí mismos representan precisamente la garantía de calidad y excelencia que se busca con la campaña.

No quiero saber siquiera qué diputadillo será. Pero desde luego de márketing de marca mucha idea no parece tener. Dice que a largo plazo habrá, pero más por compromiso que por otra cosa. Aún no ha acabado la legislatura y por tanto tiempo hay de solventar el error mayúsculo. Pero si no, el castellonense seguirá comprando allí, porque sabe que el Sabor de verdad está ahí, aunque no se lo digan. Pero entonces, diputado, la marca, ¿qué valor tendrá?

0

Todas, menos Castellón

Querido lector:

La Justicia, con mayúsculas, es demasiadas veces injusta. Esta contradicción dialéctica mantiene su incoherencia en la práctica. Lo comprobamos todos los días desgraciadamente por dos razones básicas: su aplicación es humana y por tanto está sometida al imperio del error, y su impartición se realiza en base a leyes, códigos o normativas redactadas también por hombres susceptibles de riesgo de equivocación. Dos condiciones que desvirtúan demasiadas veces su valor universal.

A diario conocemos sentencias que nos sorprenden. Unas veces por la suavidad de algunos fallos judiciales. Otras por la dureza de las penas. Unas veces por una desconexión social que nos exacerba. Otras por ordenar estereotipos o comportamientos morales o sociales desde la judicatura que pueden ser susceptibles de debate, oposición o crítica y por tanto no imponibles. Unas veces por incoherentes, otras por anacrónicas. Unas veces por literales con un derecho inactual, otras por no salirse del pensamiento único, no vaya a ser… En definitiva, nos causan sorpresa, indignación o escepticismo, elijan ustedes, por mil y una razones. Razones que no importan porque hay que cumplir (que si no…) aunque sean a todas luces trasnochadas. O incluso provoquen rechazo porque imponen o prohíben usos habituales normalizados que afectan a mucha gente, a una ciudad o a un territorio.

Para mí, este último aspecto es el que refleja el auto conocido ayer de un juzgado de Castellón prohibiendo el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública en la zona de las tascas de Castellón como consecuencia de una denuncia de Castelló Sense Soroll, una asociación integrada por un abogado y dos más, que considera incompatible el cumplimiento de la ley y el descanso vecinal con la actividad de ocio en el popular callejón castellonense.

Con el auto, si no cambia, este juzgado se va a cargar más de 40 años de ocio en el centro de Castellón (que se quiere activar como capital que es). Una actividad, ir de tascas o tapeo, que tienen todas las ciudades de nuestro país. Alucinante.

0

600 millones contra 60 pero…

Querido lector:

El gran favorito es el Barça. Cómo no. Son 600 millones de euros de presupuesto frente a los 60 del Villarreal, si llegan. Y aunque el dinero no lo es todo en la vida, en el fútbol la inmensa mayoría de las veces (siempre hay alguna excepción) sí.

Pero como decía ayer Marcelino, el entrenador cuya trayectoria en el equipo amarillo lleva ya todos los números para superar incluso al ingeniero Pellegrini, que tras el Real Madrid ahora entrena a otro grande europeo, el Manchester City (lo recalco por lo que señalaré más adelante) “los pobres también tenemos ilusión y con ambición podemos tener nuestra oportunidad”.

Este mensaje del entrenador ya casi de los récords del Villarreal, transmite muchas cosas. La primera, por supuesto, que los jugadores capitaneados por Bruno van a jugar un partido práctico, un partido de ida de Copa, la competición menor para el Barça, pero con la mayor de las ilusiones. Porque para el club groguet es la oportunidad más cercana de conseguir ese título tan ansiado para las vitrinas amarillas, que después de más de una década y media desde el ascenso a Primera, se merece con todos los honores.

La segunda acepción del mensaje de Marcelino la interpreto en un plano de oportunidad por igualdad. El último partido de Liga en Barcelona, el Villarreal tuteó al Barça, se lo merendó en varias partes del encuentro y aunque perdió, demostró que es de los pocos equipos que puede ganar a los de Messi. En este sentido, ambos conjuntos tienen una cosa en común. Juegan igual fuera que en casa. El factor cancha les influye poco porque su fútbol es el dominio del balón.

Y en tercer término, Marcelino ha lanzado un mensaje a sus jugadores y a su afición. Favorito el Barça sí. Pero el Villarreal ya ha dejado hace mucho tiempo de ser un equipo revelación como gusta definirlo la clase mediática centralista de Madrid o Barcelona. Es un equipo que siempre ha peleado de tú a tú a los grandes, que ha dado grandes jugadores y entrenadores en su historia reciente y que ahora mismo, los tiene igual o mejores. Suerte.

0

Nueva etapa para el azulejo

Querido lector:

La cerámica de la provincia de Castellón es uno de los pocos sectores industriales españoles que está presente en todos los países del mundo gracias a la apuesta de sus empresarios por acometer la globalización económica, sobre todo desde la década de los años 80. Los consolidados mercados de exportación, fruto de esta trayectoria incesante de varias décadas, junto a la variable del movimiento de capitales también global que ha permitido capitalizaciones extranjeras de empresas cerámicas cuando el sistema financiero español no respondía, han sido entre otros más los factores que han hecho posible que el sector azulejero castellonense no se fuera al traste con la peor crisis de la historia sufrida estos últimos años.

El hundimiento del sector del ladrillo nacional, que ahora comienza a vislumbrar una cierta recuperación en nuestro país aunque aún no en Castellón, y que ha arrastrado a otros sectores auxiliares al abismo, no se llevó consigo al azulejo precisamente por estas razones, amén del músculo de muchos de sus empresarios y del sacrificio de muchos de sus trabajadores que perdieron el empleo en los duros reajustes.

Pero ahora, aunque las coyunturas internacionales son muy difíciles, el azulejo de Castellón comienza a vivir una nueva etapa. A partir de mañana se celebra una de sus principales ferias comerciales, Cevisama, la más cercana y propia, y por los datos facilitados, ya se refleja esta nueva situación. Los retos de la recuperación in extremis de ediciones anteriores, comienzan a dejarse atrás para abordar otros nuevos. Entre ellos, por supuesto y el principal, consolidar e incrementar los mercados internacionales. Pero por fin ya, tras varios años, también se plantea el reto del mercado nacional, fruto de la incipiente recuperación del consumo interno, de la digestión de los estocs interminables de viviendas procedentes del boom que va dando paso poco a poco a la construcción de vivienda nueva y del nuevo reto de la rehabilitación.

El azulejo de Castellón, aún con muchas dificultades, vuelve a mirar el futuro con algo de optimismo.

0

¿Fabra pasa de Castellón?

Querido lector:

En todos los mentideros políticos y periodísticos valencianos lo más importante de la visita de Rajoy a Valencia de esta semana no ha sido lo que ha dicho, lo que ha prometido que va a hacer o lo que se le ha reivindicado o dejado de reivindicar al presidente del Gobierno por parte de los empresarios valencianos, los únicos que tuvieron contacto directo con él, en relación a la Comunitat. Lo más importante fue lo que no dijo o lo que no gesticuló o lo que se intuyó que podía ser o no podía ser pero que parece que fuera… en relación al monográfico y recurrente asunto de si Alberto Fabra será o no será el candidato del PP a la presidencia de la Generalitat en las próximas elecciones autonómicas de mayo. Y hoy, con la ya publicada designación de Monago como candidato del PP en Extremadura (en contraposición a Fabra), seguro que ocurre lo mismo.

No se extrañen. Aunque ya huela el tema, es cosa de los desamores, desafectos, odios y enemigos que ya tenía incluso antes de ocupar la presidencia del Palau y de los que le han ido saltando a lo largo y ancho de todo su mandato.

En Castellón, sin embargo, no ocurre lo mismo. Se da por sentado que su candidatura ya está pactada, por lo que la preocupación en los mentideros políticos, especialmente entre los populares, se centra en su despreocupación y su pasotismo con su provincia. Pasan del obsesivo y mediático asunto valenciano por su candidatura, que han aguantado hasta hace unas semanas, pero se alarman ya con la ingravidez de su política y de su gestión con Castellón, no tanto por su acercamiento personal, o al menos de boquilla, sino por la falta de compromiso político y económico con la provincia, al no cumplir en tiempo y forma con la mayoría de sus promesas a alcaldes e instituciones.

Colegios prometidos sin licitar y con largas, problemas sin solucionar, falta de sensibilidad con las políticas sociales, especialmente con los discapacitados, deudas con los ayuntamientos y la Diputación que ya se le reclaman sin rubor… Un Fabra que dicen desconocer.

0

Pensamiento único opresor

Querido lector:

El que suscribe, por supuesto, no tiene los conocimientos médicos para juzgar el libro del pediatra castellonense José María González Cano, Víctimas de la lactancia materna, que ha ocasionado una polémica mayúscula en Castellón y en todo el país a través de las redes sociales. Pero en realidad, con conocimientos médicos o sin ellos o con experiencias prácticas o sin ellas, no la podíamos tener ni el que les escribe ni nadie, porque el libro que iba a ponerse a la venta estos días aún no podía haber sido leído y por tanto no podían ser ni enjuiciados ni valorados y mucho menos vilipendiados o ensalzados los contenidos en él incluidos. Entonces, ¿por qué tanta polémica, tanto follón, tanta movilización y tanta radicalidad?

Pues, pásmense. Linealmente, por una solapa. Por las cuatro líneas que aparecen en la contraportada del libro a modo de resumen sintético del desarrollo de la obra que al parecer no coincide con la corriente general. Pero es que da igual, sea en una solapa o en toda la obra. En realidad, si lo analizamos bien, la polémica tiene una causa más profunda. Una causa sociológica que viene ligada a la teoría del pensamiento único que trae consigo dos de las más peligrosas consecuencias: la supresión de los derechos fundamentales de discrepar y de libertad de expresión. De ahí mi atención.

La OMS recomienda el destete a los seis meses y la creencia general avalada por la mayoría de pediatras habla de que cuanto más tiempo tenga lugar una alimentación del bebé con leche materna mejor. Y aunque creo que el autor viene a coincidir, discrepa en algunas cuestiones fruto de su experiencia de más de 30 años siendo uno de los pediatras más prestigiados de Castellón.

Pero aunque dijera lo contrario. La cuestión no es este tema o cualquier otro, sino el hecho de que por discrepar o manifestar su opinión se inicia una caza de brujas para su eliminación, se le pide su destitución, se demanda la supervisión de su labor en el hospital, se califica su opinión sin leerla de aberración o se pide la retirada del libro… Querido lector, yo soy Charlie Hebdo.

0

Solo 300 de 5.000 parados

Querido lector:

No sé a ustedes, pero el ritmo que se desprende de los datos oficiales en relación a las solicitudes de la ayuda de 426 euros para parados pactada entre el Gobierno y los agentes sociales en sus primeros 15 días en la provincia de Castellón me parece bajísimo. Solo 300 en los 15 días que lleva abierta la campaña, teniendo en cuenta por las estadísticas de desempleo que en la provincia de Castellón serían susceptibles de recibir esa ayuda unas 4.500 o 5.000 personas, no lo veo normal.

El Gobierno señala al respecto que ese ritmo en Castellón se sitúa en la media española y que con esta cadencia las previsiones de beneficiarios del programa se cumplirán ya que el periodo vigente es de algo más de un año. Sin embargo, los sindicatos, además de considerar el plan demasiado restrictivo, indican que la complejidad y las condiciones que deben cumplir los parados para recibir esta prestación la dificultan sobremanera. Está dirigido, recordemos, a parados de larga duración (al menos un año) que deben llevar seis meses sin cobrar ninguna prestación o subsidio de los existentes, con hijos a su cargo y con una serie de condiciones de renta.

Las explicaciones, tanto de Gobierno como de sindicatos, seguro que no les convencen por sí solas. Como a mí. Máxime si tenemos en cuenta que existe una foto fija del paro en Castellón que habla de que casi la mitad de los parados castellonenses (más de 33.000) perdieron su puesto de trabajo hace más de un año y que son unos 4.500 los que ahora mismo (la foto fija) pueden recibir la ayuda por cumplir los requisitos. Por tanto, no es comprensible que solo 300 la hayan solicitado. Debe haber más de una explicación.

Las expuestas por Gobierno y sindicatos no dejan de ser matices parciales. Si abrimos el debate, algunos dirían que es por la economía sumergida, otros por razones psicológicas, otros por elegir el mejor momento para pedirla y no gastarla desde un principio, otros por su dificultad, etc. etc. Como suele ocurrir, seguro que no es por una sola sino por la combinación de todas ellas. Pero aún así…

0

Alicante copia a Castellón

Querido lector:

El Ayuntamiento de Alicante ha solicitado información al Ayuntamiento de Castellón para volver a elaborar su plan general de urbanismo, una vez que el nuevo alcalde Miguel Valor decidía suspender la tramitación del polémico PGOU alicantino que ha supuesto un auténtico terremoto político y judicial en la capital de la Costa Blanca.

La elaboración de ese plan y todas las irregularidades que ha traído consigo ha costado el cargo a la polémica anterior alcaldesa, Sonia Castedo, con una imputación doble por dos asuntos relacionados con este plan y las imputaciones también de su antecesor, Díaz Alperi, y del empresario más fuerte de la provincia, Enrique Ortiz, por varios delitos relacionados con la connivencia pública y privada.

Era quizá el plan urbanístico más controvertido, judicializado y polémico de ninguna ciudad española. Y el nuevo alcalde debía darle una solución política efectiva. Primero con su suspensión y posteriormente con la elección de un sistema que reflejara transparencia y alejara sospechas, que promoviera participación y que conllevara legalidad administrativa en su elaboración.

Y con la tutela del president de la Generalitat, el castellonense Alberto Fabra, el nuevo alcalde alicantino ha elegido imitar la solución castellonense y el proceso empleado por su homólogo, Alfonso Bataller, ideado con la intención de confeccionar un PGOU con un enfoque lo más participativo posible precisamente con la finalidad de que obtuviera el consenso tanto político, como profesional y vecinal y se atuviera a la legalidad urbanística vigente a fin de solventar los problemas judiciales que llevaron a su suspensión.

Si Valor quiere conseguirlo como se está haciendo en Castellón, no tiene más remedio que sacar el urbanismo a la calle, consultarlo con las asociaciones de vecinos, con los colectivos profesionales y empresariales y con los partidos políticos, tanto a nivel global como específico. Es la única forma de hacer un plan que los vecinos sientan suyo, sea duradero y transparente y sirva para el desarrollo de la ciudad.