El director opina Archivo

0

Las sospechas sobre Soria

Querido lector:

Nadie podemos tener pruebas de nada, pero sí importantes indicios de lo que está pasando con el Castor. Unos indicios ahora evidentes que antes eran sospechas y que seguramente este año serán hechos.

Me refiero a que el macroproyecto de gas Castor ubicado por decisión estratégica del ministro de Industria, en su día Miguel Sebastián, frente a la costa de Vinaròs con la más nefasta y peor previsión energética nunca vista hasta ahora, con un coste escandalosamente insostenible de 1.300 millones de euros, cuya construcción y gestión fue adjudicada a ACS, constructora del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez en asociación con la multinacional canadiense Escal, y que ha provocado más de 500 seísmos nada más comenzó a funcionar en pruebas hace tres meses con la consiguiente alarma social a todos los niveles, es muy posible que este mismo año se ponga en marcha.

Los indicios son dos. Por un lado, las declaraciones de la propia empresa adjudicataria ayer mismo de que ya ha entregado al Ministerio de Industria la auditoría técnica y contable sobre el almacenamiento subterráneo de gas Castor considerando que los problemas serán solucionados “satisfactoriamente”, por lo que la planta podrá entrar en funcionamiento comercial a lo largo de este ejercicio.

Y por otro, la ya denunciada pasividad y retraso desesperantes del Ministerio de Industria que ahora dirige José Manuel Soria en adoptar una decisión sobre si se pone en marcha o se clausura esta infraestructura. Por una parte, tras los informes geológicos que apuntan a riesgos evidentes de nueva sismicidad si se inyecta gas de nuevo y por otra, tras los costes económicos que puede suponer el hecho de que la concesionaria del proyecto tenga derecho a devolver la concesión en cualquier momento durante 25 años a contar desde el otorgamiento de la concesión, con derecho al cobro del valor neto contable de la misma salvo dolo o negligencia.

Ambos indicios evidencian una nada transparente gestión y por tanto una nada positiva decisión.

0

¿Hay conseller de Agricultura?

Querido lector:

La inexistencia de una política agraria por parte del Gobierno valenciano se evidencia cada día. Es más, el malestar de todos los sectores económicos a los que afecta esta carencia manifiesta, agricultores, exportadores, comerciantes, ganaderos, pescadores, armadores… cada vez es mayor y se acrecienta con el factor añadido de los incumplimientos en los pagos que se les adeuda.

A ambos factores, falta de políticas activas e impagos, se suma un tercer aspecto: la escasa dedicación del titular responsable del departamento, el vicepresidente y conseller de Agricultura, José Císcar, hombre de confianza del presidente Alberto Fabra y que, como tal, acapara tantas competencias en el Consell que apenas se le conocen decisiones de transcendencia en materia agrícola, ganadera o pesquera y mucho menos planes de acción, promoción, incentivación, financiación, compensación o ayudas…, en definitiva, una estrategia política seria, consensuada y definida sobre uno de los sectores económicos básicos de la economía valenciana que únicamente por iniciativa privada está enfrentándose a la crisis.

Císcar es el hombre para todo y es una evidencia que está sobrepasado. Sobre sus espaldas en materia política recae la presidencia provincial del PP de Alicante, la zona más convulsa de la Comunitat. Y en materia de gobierno, la coordinación política de todas las consellerias, la gestión de todos los marrones heredados del anterior Consell de Camps (RTVV, el aeropuerto de Castellón, Fórmula 1, el Valencia C.F., la Ciudad de la Luz de Alicante… por mencionar solo unos pocos), la portavocía del Consell y… en último lugar, la Conselleria de Agricultura.

No es de extrañar, por tanto, que sea un clamor entre estos sectores su escasa atención a la política agraria, tradicionalmente de poca conflictividad política y quizá por ello, poco problemática… hasta ahora. Y no es de extrañar tampoco que una vez se ha evidenciado públicamente este hecho al menos en Castellón a través de Mediterráneo, que hoy se acerque por aquí a intentar cumplimentar lo hasta ahora incumplido.

0

Comienzan las precampañas

Querido lector:

Ahora sí. El eufemismo de precampaña se convierte en campaña electoral en toda regla y con el número (mal ensayado por cierto) montado por el portavoz del PSPV Francesc Colomer con los primeros ediles socialistas asistentes a la cumbre de más de 120 alcaldes convocada ayer por el presidente de la Diputación y del PP provincial, Javier Moliner, se escenifica claramente que la época de negociaciones, consensos, buenas maneras, diálogo e incluso pactos que había caracterizado la política provincial tras la salida de Carlos Fabra de la Diputación, se ha acabado definitivamente para entrar de pleno y en toda regla en la carrera electoral, tanto interna como frente al contrario político.

Este año hay elecciones, aunque sean europeas, hay primarias internas en PSPV y Compromís, hay preparativos para hacer listas y hay sobre todo hambre de tomar posiciones cara a un 2015 de elecciones municipales y autonómicas visto como frontera, como examen definitivo, como meta a la que hay que llegar primero, tanto para el concepto político de partido en su conjunto, como para los liderazgos más debilitados que buscan oportunidades para sobrevivir, para aquellos que se consideran capaces de encontrar espacios en los que ascender y para los que con responsabilidades de gestión quieren consolidar y vender su administración.

Ocurre y ha ocurrido siempre en la batalla política. No es novedoso. Pero quizá ahora la radicalidad y las prisas sean mayores al vislumbrarse o anteceder un escenario por venir con las características de una mayor polarización política si hacemos caso a encuestas y sondeos de opinión y de un cambio de relación entre política y ciudadanía.

De ahí que la cumbre de alcaldes de la provincia de Castellón de ayer, formalmente articulada para acometer la aplicación de la nueva reforma de la administración local y los problemas o desajustes que precise solucionar, se convirtiera en el primer acto electoral. En este caso del PSPV, bien con la intención de desactivar el que consideraban del PP (la propia cumbre) o bien por la necesidad perentoria de una acción política que llamase la atención.

0

La hoja de ruta de Ximo Puig

Querido lector:

Tras el acto del pasado viernes en Castellón con el que el secretario general del PSPV dio el pistoletazo de salida a su particular y múltiple precampaña –campaña interna cara a las primarias valencianas, campaña electoral del PSPV a las europeas y campaña hacia las autonómicas y municipales– se puede concluir que Ximo Puig tiene por delante un árduo y muy duro trabajo en la provincia de Castellón en varios niveles y con el apremio del tiempo provocado por la falta de responsables que lo hayan gestionado.

Esos deberes se evidenciaron, en primer término, con la falta de argumentario de propuestas concretas (seguro que tiempo habrá) y con el recurso del ya descontado desgaste del contrario (dos terceras partes del acto en cuestión fueron dedicadas a Carlos Fabra, que ya no es rival, repitiendo la misma estrategia de los últimos 20 años) sin ninguna novedad, y como si ese desgaste fuera en sí mismo suficiente. Curioso fue observar, en este sentido, cómo precisamente Puig fue el único que construyó discurso pidiendo a sus cargos y militantes acción frente a la resignación por la proximidad del cambio que promete basado en la lucha contra la corrupción, contra la pérdida de autogobierno y contra los recortes de libertades, sin que ninguno de los provinciales saliera de lo mismo de siempre.

En segundo lugar, se evidenció también la falta de un pilar social importante como son los empresarios, que brillaron por su ausencia, sin los cuales no hay complicidad que valga para la política económicas. En tercer término, se vio a demasiada rémora del pasado oliendo posibilidades futuras cuando en tiempos de travesía han ido a lo suyo y si te he visto no me acuerdo.

Y en cuarto lugar y entre el medio millar de asistentes se entreveía en demasía la falta de un aparato que acompañara y evitara destacar la soledad intelectual y política de su líder y candidato fruto de dos años perdidos. El mejor ejemplo, la agrupación de Castellón, con candidata en marcha pero sin partido.

En definitiva, muchos deberes para tan solo año y medio.

0

Otra agresión energética

Querido lector:

Un nuevo frente de riesgo se abre contra la provincia de Castellón en materia medioambiental. Como si no hubiéramos tenido bastante con la chapuza del Castor, un proyecto gasista gestado sin ningún tipo de previsión ni planificación realista de futuro, que va a suponer un gasto indecente para las arcas públicas y, por los alarmantes y numerosos movimientos sísmicos ocasionados en la costa norte provincial, sin el control ambiental exhaustivo que una empresa de tal envergadura debía contemplar.

Un nuevo frente de riesgo contra Castellón como si no hubiéramos tenido suficiente también con la polémica del fracking, técnica de riesgo evidente según han concluido los expertos, con la cual quieren realizar prospecciones gasistas y petrolíferas en el corazón del interior de la provincia de Castellón sin tener en cuenta la oposición frontal de vecinos, colectivos, expertos, municipios e instituciones.

Un nuevo frente de riesgo, como digo, después de padecer estos dos (que no han acabado, por cierto) se nos viene encima con la autorización por parte del Gobierno del estudio de impacto ambiental de la primera fase de exploración petrolífera prevista por la empresa Capricorn Spain Limited en el Golfo de Valencia y que afecta de pleno al entorno marino, faunístico, paisajístico y económico de las islas Columbretes, la joya de la corona medioambiental castellonense.

Todos los colectivos e instituciones de la provincia que pueden alegar, lo van a hacer. El movimiento social y político, al menos esta vez, va a tener poco de preparación porque ya está concienciado de la grave agresión que puede producirse en el parque natural y reserva marina. Cofradías de Pescadores, ecologistas, Ayuntamiento de Castellón y Diputación abordarán la vía legal correspondiente de forma unánime. Todos los partidos políticos así lo manifestaron en su día en un pleno provincial. Pero por si no fuera suficiente, dicho queda. Será necesario estar prevenido y alerta por si la concienciación y la movilización ciudadana tiene que ser activa.

0

Fitur sin aeropuerto

Querido lector:

Se ha vendido tantas veces en los últimos años el aeropuerto de Castellón en la principal feria turística española, Fitur, que ahora que el proceso para su puesta en marcha está encaminado, con la empresa privada gestora adjudicada dentro de poco más de 20 días y con unos plazos legales de apertura que no deben ir más allá de junio, nadie se atreve a comunicarlo, ni siquiera mencionarlo, en el mejor escaparate para hacerlo.

Su apertura y el vuelo del primer avión será el hecho noticioso más importante del año en Castellón. Tanto por la espera de más de una década para que pudiera ocurrir como por la sorna mediática generada ex profeso al convertirlo en el símbolo del derroche y el sin sentido de la época de bonanza y de desarrollismo de una tierra, la Comunitat Valenciana, a la que había que denigrar como fuera, sin tener en cuenta que ha habido chapuzas peores y mucho más caras prácticamente en cualquier territorio.

Y ha sido tanta la ignominia lanzada sobre esta infraestructura maldita, infinidad de veces con todas las razones y otras con no tanta, que a Castellón le ha entrado tal complejo de inferioridad que ni se atreve a mencionarlo, cuando en realidad es precisamente ahora cuando habría que sacar pecho al haber podido convertir el desastre en un posible, y, sobre todo, en un posible de futuro para casi la única industria con potencial y recorrido de futuro que poseemos: el turismo.

Cuando los responsables de la promoción turística preguntaron: ¿Vendemos el aeropuerto de Castellón en Fitur? Ya se pueden imaginar la respuesta política: ¡¡NOOO!! “Riesgos ni uno, no vayan a sacarnos en la tele o a cachondearse otra vez de la provincia”. Y quizá tuvieran razón. No es el mejor momento para resucitar un márketing de estas características, tan consolidado negativamente en el ideario común. Seguramente estos responsables habrán pensado que el año que viene, cuando haya ya operado, será el momento de decirlo. Sin las estridencias ni las alharacas de antaño, con acciones de andar por casa….

0

La carta a los Reyes de Fabra

Querido lector:

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se adelantó unos días a los Reyes y envió una misiva a su rey particular, Mariano Rajoy, para pedirle que como fuera concediera 1.500 millones extras en el 2014 para la Comunitat Valenciana porque con la infrafinanciación autonómica que ha castigado a los valencianos durante los últimos 15 años es imposible pagar nuestra Educación, nuestra Sanidad y nuestras prestaciones sociales. ¿Por qué? Porque sencillamente somos los españoles que menos recibimos de la caja común de recaudación del Estado y la Generalitat no puede esperar a que se modifique su sistema de reparto territorial en el 2015.

Lo necesita ya para el 2014 y no en forma de fondos de liquidez, planes de pago a proveedores o en flexibilidad del déficit, mecanismos válidos pero con un coste que conlleva más deuda y unos intereses a pagar. Lo necesita en forma de dinero extra correspondiente al nuevo sistema que se elabore y por tanto libre de cargas y con retroactividad a 1 de enero de este año porque el actual sistema finiquitó con el 2013. Serían los 1.500 millones de desfase e infrafinanciación que los dos grupos de expertos llamados por Generalitat y Les Corts han calculado que sufre la Comunitat en función de parámetros como el de la población.

Según Fabra, “no podemos aguantar un año más así”, declaración desesperada que se ha interpretado bien como una advertencia in extremis a Rajoy o bien como una declaración tan explícita que debe estar ya pactada con el Gobierno.

Sea una cosa u otra, lo que es cierto es que Rajoy ha hecho gobernar a Fabra con el agua al cuello durante la primera mitad de la legislatura, poniendo en riesgo uno de los principales feudos populares. Si la situación continúa y Rajoy no acepta el envite o no respeta el pacto, el PPCV lo va a pasar muy mal. El líder del PSPV, Ximo Puig, por ejemplo, ya se ha ofrecido de cartero real para que el PSOE lleve la misiva al Congreso y así adelantar el voto negativo de los populares, tal y como ha ocurrido en dos ocasiones. Lo dicho, el PP lo puede pasar muy mal.

0

La vergüenza de la N-340

Querido lector:

El incremento de la accidentalidad en la Nacional 340 en el último trimestre de este año ha vuelto a poner de manifiesto las deficiencias de la carretera más transitada de la provincia y de la carretera más tercermundista de la provincia.

Pero también ha puesto de manifiesto una cuestión peor y más grave, que no es otra cosa que el más absoluto desinterés por parte del Ministerio de Fomento en solventar estas deficiencias. Por un lado, porque va a invertir solo 200.000 miserables euros en todo el 2014 para pintar cuatro rayas, rebachear cuatro baches y poner cuatro señales y para continuar las variantes de Vinaròs y Benicarló cuyas obras llevan años en marcha a ritmo de cámara lenta. Por otro, porque Tráfico, sus compañeros de Gobierno, tienen la desfachatez de decirnos a los usuarios de Castellón que en vez de usar esta carretera que es muy peligrosa, utilicemos vías alternativas al no haber más remedio. Y por último, porque con ambos vergonzosos mensajes nos están diciendo que nos aguantemos, que no tienen intención de realizar ninguna de las actuaciones que los castellonenses hemos reivindicado desde hace décadas por mucho que paguemos más impuestos que antes y por muchos muertos y heridos que produzca el desgraciado estado de esta carretera, que cada vez acoge más tráfico ante el impacto de la crisis que impide a muchos usuarios costearse peajes por la autopista y ante la desdichada decisión de no acabar la autovía interior (CV-10) que se ha quedado en la mitad de la provincia, tras más de 10 años de proyectarse.

Claramente, el Gobierno no va a desdoblar la N-340, no va a hacer variantes en las poblaciones que atraviesa y va a esperar a que se cumpla el plazo de concesión de la autopista AP-7 para liberalizarla por tramos que sirvan de alternativa, sin tener en cuenta que solo servirá para el tráfico de largo recorrido y que no aligerará el tráfico urbano, interurbano y comarcal intensísimo, por ejemplo, en la Plana, entre Oropesa y Nules, que hace insoportable su uso para el usuario y costoso y problemático para nuestra economía.

0

El peluquero y los medios

Querido lector:

Me indican que ayer un colega de profesión formuló una pregunta al portavoz del Consell, José Císcar, en la rueda de prensa posterior a la sesión del ejecutivo valenciano en relación a los cambios efectuados por Alberto Fabra en el área de Presidencia en los últimos días, unos cambios que supuestamente podrían restar poder y control al vicepresidente político y portavoz, a lo que Císcar contestó que él sigue con “la misma capacidad de maniobra, faena y funciones”.

Hasta ahí todo normal. Ha sido una de las noticias que más eco ha tenido entre la profesión periodística valenciana en los últimos días, aunque dudo que entre la ciudadanía haya ocurrido lo mismo. Pero ya saben, en esta profesión nos solemos mirar mucho el ombligo y es natural que la pregunta se produjese.

Lo que ya no veo tan normal es que el citado tema se haya enfocado esta vez a raíz de una predicción de un peluquero del centro de Valencia que pronosticaba con bola de cristal entre peines que habrá muchos cambios entre los cargos de la Generalitat a raíz de la remodelación mencionada. Una predicción de chascarrillo elevada a noticia por la prensa valenciana porque este señor, Tono Sanmartín, es el peluquero de la secretaria autonómica de Organización, Coordinación y Relaciones Institucionales de Presidencia de la Generalitat, Esther Pastor y de la secretaria autonómica de Comunicación, Lola Johnson.

Salvo que haya sido por cachondeo o en un sarao navideño, no me imagino a un periodista (salvo que crea estar en un plató de telebasura) preguntando en la sala de prensa del Palau al vicepresidente de la Generalitat por la predicción de un peluquero, por muy chic que sea el susodicho. O sí, porque parece ser que es lo que ha ocurrido y porque los mismos medios (ellos sabrán por qué) lo han elevado a noticia de altura, veraz, creíble y merecedora de elaboración periodística.

En fin, con tristeza pero también con la indignación por el respeto y la responsabilidad que le profeso a este digno trabajo creo que algunos se lo deberían hacer mirar.

0

Castellón, la marca deporte

Querido lector:

Si la gastronomía se está convirtiendo por méritos propios en una marca para Castellón, no le va a la zaga el deporte del que, en sus múltiples modalidades, la provincia posee ejemplos de éxito nacional e internacional de una proyección popular indiscutible.

Por este motivo, Mediterráneo ha convocado a las estrellas del deporte provincial en su 75 aniversario como cabecera para que lideren esa marca de positivismo frente a la negatividad en la que muchos nos quieren sumergir y para que encabecen una punta de lanza de optimismo frente a la adversidad que la crisis y los que la jalean nos quieren inyectar constantemente.

Figuras individuales como el golfista Sergio García, el seleccionador nacional de baloncesto Orenga, el piloto Roberto Merhi, la nadadora Yurema Requena, el fondista Remigio Queralt, el tenista Dani Gimeno o colectivos como el Villarreal C.F., con Marcelino a la cabeza, el gran referente en el deporte rey en la provincia o el club de atletismo Playas de Castellón, el mejor club del país, por solo citar unos pocos, son ejemplos inigualables de lo que Castellón aporta al deporte.

Y todos ellos, como digo, han respaldado a Mediterráneo en liderar una campaña de positivismo y optimismo, que hemos querido dirigir hacia la solidaridad con los menos favorecidos participando en la donación de objetos personales de cada uno de ellos, característicos de sus respectivas modalidades deportivas, con la finalidad de realizar una subasta a través de la web de Mediterráneo que se sumará a la emprendida por Susana Fabregat y sus pulseras de energía positiva en favor de la asociación Aspropace, fundación castellonense sin ánimo de lucro que lucha en favor de los niños afectados con parálisis cerebral. La subasta, a la que les invitamos a participar, permanecerá abierta durante todo el periodo navideño. Podrán obtener un recuerdo imborrable de un deportista provincial de élite al tiempo que colaborarán con un objetivo solidario de altura y se rebelarán simbólicamente contra la negatividad y pesimismo reinante.