0

La transición tranquila de Valverde en el Barcelona

No quiero hacer una loa del Ernesto Valverde persona, principalmente porque todos estamos cansados de los elogios en ‘bautizos’ y en ‘funerales’. Es decir cuando uno llega y cuando uno se marcha. Lo que vale es lo que se cuenta en el camino.
Ernesto apenas estuvo siete meses en el Villarreal . Siempre pensé que no llegó en el momento adecuado y que el club amarillo no estudió bien a quien contrataba. El Villarreal venía de cinco años del fútbol de toque pausado de Pellegrini, que no se asemejaba en nada a la idea de Valverde. Y lo que menos se parecía todavía, era el estilo de los jugadores que se pusieron en sus manos. Él quería hombres de banda y virar a un fútbol más dinámico y con transiciones más rápidas. Después de un lustro jugando a otra cosa, cambiar aquello se antojaba más difícil que hacer que Serrat cantará rock duro.
Pienso que Valverde se equivocó en no formalizar una transición más pausada para llegar al final a su idea. Posiblemente, con matices distintos, la que puso en práctica Marcelino con cuatro temporadas fantásticas en el Villarreal. Ese fue su error y estoy seguro de que habrá aprendido de él para triunfar en el Barcelona.
Bruno Soriano, capitán del Villarreal, internacional y un jugador con ‘gen Barça’ siempre ha reconocido que Valverde ha sido uno de los entrenadores con quien más ha aprendido.
Y también estoy convencido que nunca olvidará lo que se cuece en las cloacas del fútbol. Creo que en el Villarreal se habría tenido paciencia con Valverde, sino hubiera existido la intoxicación directa de Juan Carlos Garrido. El que fuera su relevo tras la destitución en enero del ‘Txingurri’ después de una derrota 0-2 ante Osasuna, se pasó varias semanas desprestigiando su trabajo, dentro y fuera del Villarreal.

No lo olviden, detrás de la eterna media sonrisa de Ernesto se esconde un hombre con personalidad, carácter y pulso firme que ninguna estrella podrá cambiar. Su honestidad tampoco. Al Barça le vendrá bien un cambio… pero debe ser con una transición tranquila.

Etiquetas: