Amics Archivo

0

El especial caso Bailly, el súper filial del Villarreal, los refuerzos de invierno y la ambición del Amics

La semana pasada les comentaba que Sergio Asenjo es patrimonio del Villarreal. Hoy les voy a contar mi versión sobre Eric Bally, que hoy está en la garganta crítica de los aficionados amarillos. Lo voy a hacer con prudencia, sin perder la perspectiva, pero en este caso defendiendo al jugador costamarfileño porque lo considero un caso especial. En primer lugar aclarar que Marcelino no está sacrificando al central haciéndole jugar lesionado. Es una decisión consensuada con los servicios médicos y con el propio futbolista, quien es cierto sufre molestias en el hombro. Bailly está muy agradecido a su técnico, quien no olvidemos ha trabajado a fondo con el chico para mejorar muchos aspectos tácticos del defensa y sabe que pasar por el quirófano supondría perderse la temporada y cinco meses de baja.

Luego los jugadores son personas y estamos hablando de un chico de solo 21 años, que apenas ha jugado 32 partidos en Primera División, y que se encuentra lejos de su familia, su esposa y su hijo, por problemas burocráticos.

Por supuesto que su entrenador le aprieta al máximo, como es su obligación, para sacarle el rendimiento óptimo. Estamos ante un chico muy centrado fuera del campo, pero al que hay que corregir sus despistes y cruces de cables dentro de él. Eric vive su profesión con intensidad, pero no olvidemos su edad y su situación personal, aunque Areola es algo más que un amigo para él. Por supuesto, el jugador también tiene su cuota de responsabilidad y debe salir al campo mucho más concentrado y con una mejor actitud. Y si no se encuentra en condiciones, pues lo mejor es que adopte una decisión, aunque no seré yo quien se atreva a discutir ni opinar sobre el criterio médico y el de su entrenador. No hay más. Pero me atrevo a decirles hoy que estamos ante un grandísimo defensa, con el que se debe ser paciente. Para mi es como si se tratara de un chico de la cantera a quien se debe mimar y cuidar al máximo.

SÚPER FILIAL AMARILLO. Cuando voy a ver un partido de categorías inferiores, siempre digo que me fijo más en las individualidades que en el colectivo, que es justo todo lo contrario que me sucede con el fútbol de élite, pero es difícil no disfrutar con el fútbol de las jóvenes promesas amarillas. Muy pronto veremos jugando en Primera División (espero que en el Villarreal) a futbolistas de una categoria ya contrastada como Pablo Íñiguez o Leo Suárez, que a mi juicio deberian tener más participación en el primer equipo; el mismo Rodri, un clon de Bruno Soriano pero diestro, o Adrián Marín, quien en este caso sí ha disfrutado de muchas oportunidades, No olvido el partidazo ayer de Fran Sol, en el triunfo contra el Hércules. El Villarreal es un club de cantera y espero que varios de ellos se consoliden en la primera plantilla.

REFUERZOS DE INVIERNO. El Villarreal continúa trabajando en la contratación de un hombre de banda, tras el ‘no’ del Madrid a ceder a Denis Cheryshev, quien está loco por volver al Madrigal, o Lucas Vázquez. A no ser que a última hora a Florentino se le ablande el corazón. El club peina el mercado europeo. Hasta el viernes hay tiempo. Mi opinión es que al Villarreal hará lo posible por reforzarse, pero si no es de garantías lo que se encuentra, en el filial hay un fenómeno, que se llama Leo Suárez.

TONI TEN Y EL AMICS. El Amics continúa creciendo. No oculto mi simpatía, pero no exenta de admiración, por este grupo humano de trabajo que dirige en los despachos el entrañable Luis García, y en la pista, Toni Ten, un pesado del baloncesto. Me cuentan, que el entrenador del Amics ya está pensando en el play off de ascenso a ACB. No sé, pero de verdad espero que un día no muy lejano le veo entrenando en lo más alto. Gente de deporte con mayúsculas que merecen mi respeto. No quiero acabar estas líneas sin acordarme de Iván Beltrán, uno más de los artifices del éxito del Amics desde la sombra, para mandarle mi más sentido pésame por el fallecimiento de su hermano, sé lo que se siente y por ello le envió un afectuoso abrazo de cariño de todos los que componemos Mediterráneo. DEP.

Etiquetas: , ,
0

Llaneza de viaje en Argentina, paz en el Castellón y el milagro del Amics

No sé si la estancia reciente de casi una semana de José Manuel Llaneza en Argentina tendrá algo que ver con la llegada de un refuerzo en el mercado de invierno. O estará relacionado con la planificación para la próxima temporada, habrá algún tema más de la agenda del Villarreal, o todo a la vez, pero de lo que sí estoy seguro es que el vicepresidente no ha se ha tirado 12 horas de avión para cenar en el restaurante La Brigada, uno de sus preferidos de Buenos Aires. Llaneza ha viajado casi de incógnito a Argentina. Se marchó el lunes y nadie le ha echado de menos y pocos se han enterado. Yo, desde luego, sí noté su falta, porque sé de la valía incuestionable de este hombre de fútbol con una visión excepcional de este deporte. Seguro que su viaje ha sido, o será, de provecho. Lo cierto es que el Villarreal se ha quedado muy cojo en ataque con las bajas de Leo Baptistao, cuyo historial de lesiones en las últimas temporadas es preocupante, y la de larga duración de Adrián. Es cierto que Samu García, quien estoy convencido acabará siendo un jugador importante para el Villarreal, y Nahuel, incluso Denis Suárez, pueden actuar como delanteros, pero no dejarían de ser jugadores reconvertidos a puntas. También está la opción de cambiar el sistema o subir a Leo Suárez del filial. En cualquier caso quedan 10 partidos hasta final de año y Marcelino debe dosificar a Soldado, con cuatro tarjetas en la Liga, y a Bakambu. La papeleta, desde luego, no es fácil. La suerte es que defensivamente el Villarreal es un equipo muy sólido y sobre esa base debe hacerse fuerte.

Otro de los sueños de Marcelino es Denis Cheryshev, quien saldrá del Madrid en el mercado de invierno, pero el ruso cuenta con muchos novios y es muy probable que Florentino quiera venderle. No veo fácil, aunque no imposible, que venga al Villarreal. El mercado argentino es una buena opción. Y Llaneza, después de cenar en La Brigada, seguro que tuvo tiempo para hacer alguna que otra gestión.

DAVID CRUZ Y EL CASTELLÓN. El Castellón parece haber encontrado el camino del triunfo. No hay mejor bálsamo en fútbol que ganar y si a alguien le hace falta la tranquilidad, sin duda alguna, es al club albinegro. No se merece el CD Castellón que su nombre esté ligado siempre a disputas, polémicas o que se le utilice para guerras ajenas al deporte. Espero que David Cruz haga caso a sus consejeros más afines y permanezca tranquilo. No dudo de la dificultad que tiene para sacar adelante la extremadamente grave situación de la entidad, pero será más fácil desde la paz que desde el conflicto permanente. Y no estaría de más que Ayuntamiento y Cruz se entendiesen mejor. Es cuestión solo de enterrar egos por ambas partes y pensar en lo importante, en este caso el Castellón. Ni uno puede cargar contra todo y todos, ni el otro solucionar los problemas desde las redes sociales. Ahora parece que Kiko Ramírez ha devuelto la normalidad al vestuario ejerciendo de Sigmund Freud.

EL MILAGRO DEL AMICS. Pienso que el Amics es como el milagro de los panes y los peces. Toni Ten y Luis García nos tienen que enseñar el secreto de cómo exprimir un euro para convertirlo en un billete de 20. Con el presupuesto más bajo de LEB Oro suman seis victorias de ocho y son segundos. Ayer, victoria ante un exACB como el Breogán Lugo. Una gran parte del mérito es de este dúo formado por un grandísimo entrenador y un presidente serio. El objetivo es la permanencia pero a este paso aún jugarán el play off de ascenso.

El Amics está haciendo grande el baloncesto de Castellón.