Deportes Archivo

0

Los ‘bomberos’ del Proyecto Endavant Igualtat de Roig

Siempre he pensado que Navidad es todo el año y no hace falta esperar a esas fechas para exteriorizar los buenos sentimientos hacia los demás. Las buenas obras son cuestión del día a día y tampoco es necesario publicitarlas para que los demás vean lo buenos que somos. Vivimos en un mundo que abusa en exceso del postureo y la hipocresía. Por ello, en ocasiones, me cansa cuando observo en el ‘mass media’ la reiterada exhibición de los actos de solidaridad con el prójimo que en la mayoría de las ocasiones se quedan en una foto. El fútbol es el deporte que más cultiva el divismo de sus actores principales. Siempre recordaré las palabras de Robert Pirès en una entrevista que concedió a Mediterráneo en la que se desmarcaba de ese excesivo estrellato que se dispensa a los deportistas de élite: “Los futbolistas no salvamos vidas ni somos héroes como los bomberos, solo jugamos al fútbol”. No es la primera vez que la saco a colación, porque ella refleja fielmente lo que pienso.
Dicho este preámbulo, voy a mostrar mi admiración personal por uno de los proyectos estrellas de Fernando Roig: Endavant Igualtat. Merece mi respeto porque la conexión de jóvenes deportistas que luchan desde la base por estar en la élite deportiva, con las personas que sufren de problemas físicos o psíquicos es una de las propuestas más interesantes para ayudar afectivamente a los que chicos con algún tipo de dependencia, y también para los jóvenes que quieren alcanzar el primer nivel, en este caso en el fútbol.
Son muchos los futbolistas, que con cualidades para jugar en Primera, han dilapidado su talento al cobrar los primeros miles de euros y apartarse de la cultura del esfuerzo, adquiriendo vehículos de lujo o derrochando el dinero que han ganado con demasiada facilidad. El fútbol también genera estrellas rotas. Estoy convencido que está idea de que cada equipo de la cantera apadrine a una asociación o un centro de educación especial, propulsando la convivencia de los canteranos del Villarreal con chicos de su edad, o mayores, con problemas es una experiencia vital que les enriquecerá en su vida.
Nunca he visto tan ilusionado a Fernando Roig. Siempre he dicho que una persona sensible es capaz de estar cuando de verdad te hace falta. Y el Villarreal ha demostrado estar al lado de los más desfavorecidos en muchísimas ocasiones, y en bastantes de ellas no ha salido a la luz pública. Hoy, al margen del Endavant Igualtat, el club es el principal patrocinador de todos los clubs de élite de la provincia, contribuyendo en muchos casos a una existencia más digna. Sin contar la ayuda invisible con sus servicios médicos.
Todo no se hace bien en el Villarreal. Es cierto se cometen errores, pero si yo no dudo en apuntar lo que observo que no se hace bien, tampoco tengo que demostrar mi respeto y admiración por su gran labor formativa y solidaria. Sin postureo. Ni a Roig, ni a quien suscribe nos gustan para nada.

PARALÍMPICOS. El 9 d’Octubre asistí con orgullo al emblemático acto de entrega de distinciones del Consell en Valencia. Entre ellos dos deportistas paralímpicos de Castellón: Ariadna Edo y Ait Khamouch. No dejaré de luchar desde mi modestia por la gente que representa la viva esencia del deporte como son ellos. Mediterráneo lleva muchos años dando cabida a muchos deportistas, seguramente no con el despliegue que ellos se merecen y en esa pelea vamos a continuar trabajando, y animo a todos a que nos abran sus puertas o nos descubran cualquier gestos o hazaña que no ha llegado a nuestros oídos. El 9 d’Octubre recibían su justo reconocimiento. El martes, Ait, que tiene en su currículo el récord paralímpico de maratón, cuatro medallas en tres citas paralímpicas distintas, dos medallas al mérito deportivo del CSD y un sinfín de éxitos más, anunciaba en su página de Facebook que después del Mundial dejaba el atletismo harto ya de luchar sin ningún tipo de ayudas. Espero que no sea así y encuentre un patrocinador que puede colaborar a sufragar sus gastos médicos, material deportivo, desplazamientos y todo lo que conlleva la carrera de un deportista de élite que se ha acostumbrado desde que llegó en patera a España después de la amputación de un brazo por las deficientes condiciones sanitarias de su pueblo de nacimiento, a pelear y pelear solo. Es la otra cara del divismo en el deporte. Eso sí es la cultura del esfuerzo.

ANTONIO BONET. Desde aquí quiero mandar el más sentido pésame de todos los que componemos la redacción de Mediterráneo para Antonio Bonet Arzo, que perdió el jueves a su hijo con solo 40 años de edad. Conocí a padre e hijo cuando Toni Bonet fue presidente del CD Castellón y le profeso un gran respecto y cariño. No hay nada más duro que perder a un hijo. No existen palabras para el consuelo. DEP Antonio Bonet Rambla.

0

La violencia en el fútbol va más allá de un simple plátano

La semana ha sido dura para el Villarreal. No creo que haya ser inteligente que considere que la afición amarilla es racista, igual que ninguna otra, en términos generales, del fútbol español. Y mi percepción es que el chico que, lamentablemente, lanzó el plátano al césped del Madrigal tampoco lo es.

No seré yo quien le juzgue, porque para eso están las leyes y él deberá pagar su castigo con la pena que tipifique la legislación vigente. A pesar de la campaña mediática proyectada en contra del racismo, considero que el problema es más complicado y se extiende a la educación del ser humano. Grave para mí es insultar al árbitro, a un contrario o lanzar cualquier tipo de objeto al terreno de juego. Grave también es amañar partidos de una u otra manera. Grave es que los propios futbolistas fomenten la violencia con declaraciones improcedentes, con su comportamiento antideportivo y con su nula colaboración con los árbitros, que al fin y a la postre es la clase más denostada en el fútbol.

Sé la obsesión de Fernando Roig por erradicar la violencia en el fútbol y porque el Madrigal y su afición sean intachables. El presidente y la gente del Villarreal lo han pasado muy mal por el incidente del bote de humo y, por supuesto, con el del plátano. Ha anunciado una próxima reunión con una representación de la afición para hacerles vero el gran daño que se le hace al club con esos incidentes aislados.

El Villarreal, como siempre digo, vende muy mal todo lo bueno que hace, incluso las medidas para erradicar la violencia del Madrigal. Sí, porque Roig ha expulsado a varios socios esta temporada por comportamientos violentos en el Madrigal, igual que del buen trabajo de la seguridad del club han salido un gran número de objetos confiscados en las puertas de entrada. Pero claro, no se puede identificar ni registrar uno a uno a todos los espectadores que asisten a un estadio, entre otras cosas porque también se iría contra su libertad. Y tampoco se puede vigilar uno a uno a todos los espectadores durante un partido. No, no se puede. De casa se va educado, o no, al fútbol. Lo que sí se puede hacer es enseñar a los niños, a los profesionales del fútbol y a sus dirigentes para que velen por un deporte que, desgraciadamente, hace mucho tiempo que dejó de ser puro. El movimiento se ejecuta andando, no hablando.

La amenaza repentina de racismo en el Madrigal resulta curiosa en un club donde Marcos Senna tiene una puerta con su nombre y su imagen en el estadio, en un club que adiestra en su Ciudad Deportiva a chicos procedentes de todos los rincones del mundo, con religiones y costumbres tan distintas, pero con una convivencia absolutamente normal. Desde luego, ni Roig es perfecto ni el Villarreal tampoco, pero… un plátano puede cambiarlo todo mientras que los excesos de algunos políticos, los desmanes de algunas entidades bancarias o la corrupción no se antoja tan grave como una fruta. Para mí también esto es muy desagradable y censurable.

Pocos parecen dispuestos a andar. Un ejemplo de educación y de aprovechar la fuerza del fútbol para buenas causas, lo da la afición amarilla día tras día, igual que el propio Villarreal.

El martes, mientras medio mundo hablaba del plátano, se presentaba en Vila-real una campaña (una más) para recaudar dinero para luchar contra el cáncer infantil, promovida por Celtic Submarí y el propio Villarreal. Lo importante era el plátano. La moda.

Después de lo apuntado, tengo que destacar que sentí impotencia cuando vi caer el bote de humo y vergüenza cuando me enteré, porque en el Madrigal no lo percibí, que había caído un plátano en el césped. La misma que sintieron el 99,99% de los que asistieron a ambos encuentros. La misma que también siento cuando observo ciertos comportamientos de los futbolistas o cuando se agrede a un árbitro. Y la misma que me corroe cuando me entero de toda la basura que rodea al fútbol y que permanece impune cuando se arregla un resultado o se pagan comisiones para arreglar tal o cual fichaje. Es el gran problema del fútbol. No el plátano ni el Villarreal. Sí, será demagogia pero la prefiero a la hipocresía.

0

El ‘éxito de Moya’, el silencioso sufrir albinegro y los insultos de Cruz

A veces las cosas no son como parecen y otras no parecen como son.

El aspecto de las gradas de Castalia en la mañana de ayer con solo 600 espectadores, cuando el Castellón se jugaba la permanencia en Tercera con la visita del líder, no es ni mucho menos lo que parece. El CD Castellón, y lo constato cada vez que un aficionado me interroga y muestra su disgusto por el club albinegro, preocupa e interesa a más gente de la que parece en cualquier punto de la provincia. Gente como Jorge, de Ca Felipo en Benafigos, que sufren en su alma la situación actual son miles pero están hastiados del secuestro que vive el CD Castellón.

Escuchando el discurso de Ramón Moya y David Cruz, puede parece que la permanencia sea un éxito que nos obligue a una celebración en la fuente de Castalia. Todos nos alegramos de la victoria ante el Eldense y respiramos porque ya no hay peligro de descenso, pero somos conscientes de que el Castellón debería haber peleado por subir.

Este equipo no es tan malo como parece apuntar la clasificación, pero ha sido víctima de una tortura china por parte de Cruz, quien ha generado alrededor del club un ambiente irrespirable. Jugadores como Guille Vázquez, que ayer lloraba de alegría y alivio, son un orgullo para la camiseta albinegra.

Yo siempre he creído que el cargo de presidente del CD Castellón era un privilegio ostentarlo. Cruz lo ha mancillado con una línea de conducta que dista mucho de los principios básicos de la educación. No se puede vivir siempre colgado de la amenaza, el desprecio y el insulto, más cuando se representa a un club, para mí histórico, como el CD Castellón. Los profesionales que trabajan en Mediterráneo han sufrido, y sufren, sus iras y el veto y prohibición, bajo amenaza de sanción a los jugadores aun en contra de su opinión, para que sean entrevistados por el periódico de Castellón. Por eso, la llamada que recibió el periodista de esta casa, Ismael Mateu, el jueves en su teléfono solo sirve para discernir con más nitidez lo bueno de lo malo, lo educado de lo incorrecto y la clase del macarra. No es agradable descolgar el móvil y escuchar: “Todos los de tu periódico sois unos mierdas y tú el primero”. Sobran comentarios. Ese es Cruz que no soportó que un hombre como Tabares le cantara las verdades del barquero y ayer fuera coreado por la afición. Y lo digo yo, que seguramente no hubiera apostado por ese tipo de futbolista, pero sí que el Huracán se merece respeto como persona y profesional.

Tampoco creo que el grupo que empezó la temporada bajo la dirección de Jorge Peris fuera tan malo. Claro, cuando se pretende fichar jugadores, hacer alineaciones y gestionar, es decir, ser presidente y técnico a la vez, pasa lo que pasa. Es decir, que en lugar de pelear por el ascenso, te hundes en el barro por la permanencia. Ni su socio Manolo García soporta ya a Cruz.

El actual presidente presume, y empieza ya a ejercer un cierto chantaje emocional con que el club está a punto de desaparecer y se erige en el salvador. Es cierto, y se lo reconozco, que en un momento determinado se convirtió en el bote salvavidas, pero eso no autoriza al capitán del barco a llevarlo a la zozobra. Por eso le pido a Cruz, en nombre de la mayoría silenciosa, de la mayoría de gente que quiere con locura a su Castellón, que facilite el camino para salvar el club y otorgue facilidades para buscar una solución, junto al administrador concursal, y no convierta el club en una agencia de autocolocación laboral. Luego el tiempo, mejor dicho la jueza, pondrá a cada uno en su sitio dentro de esa demanda en la que un albinegro al que tengo en estima como Conrado Marín se juega su patrimonio él a solas. No lo olvido porque es así, aunque luego haya también quienes se cuelguen a costa de Conrado un sinfín de medallas. El Castellón vive, y lo seguirá haciendo cuando Cruz se marche, porque son muchos los que aún se emocionan con su himno o disfrutan viendo a un equipo vestido de albinegro en la categoría que sea. Soy, y seremos del Castellón, en 2ª Regional, 3ª División o Primera. El secuestro terminará algún día. Los insultos nos dan más fuerza para pelear por lo que creemos… y queremos. PPO.

Etiquetas:
0

El corazón del Villarreal

Siempre he dicho que el fútbol me ha dado buenos amigos, pero no ídolos. Una frase de uno de los grandes futbolistas que han pasado por el Madrigal se me quedó grabada a fuego, posiblemente porque venía de la boca de un campeón del mundo y Europa y se ajustaba fielmente a mi línea de pensamiento: “Los futbolistas no salvamos vidas ni somos héroes como los bomberos, solo jugamos a fútbol”. Me lo dijo Robert Pirès mirándome seriamente a los ojos. Mi admiración se restringe al terreno de juego, a no ser que su faceta personal conquiste el espacio reservado a la amistad. Sí, pero el fútbol me ha permitido conocer a gente que forma parte de mi selecto club de personas a las que admiro y profeso un respeto especial. Uno de ellos es José Manuel Llaneza. Su esposa, Encarna, siempre me dice, con la sonrisa cómplice de su marido, que nuestras riñas son producto de la pasión y el cariño que ambos ponemos en nuestro trabajo y que con ellas luego disfrutamos de la firma de la paz como el niño que disfruta de un helado de chocolate. Y es verdad, porque a estas alturas uno ya solo riñe con la gente que estima y aprecia de corazón, porque es mejor estar ajeno a elogios y críticas superficiales de quien no te aporta nada.

José Manuel es uno de esos hombres de los de antes, que entiende la fidelidad y la caballerosidad como algo que forma parte de nuestro ser y no como productos que se adquieren en el supermercado. Él es de esas personas que hacen suya una idea, aunque no la comparta, y la defiende como propia si proviene de la persona a la que se debe o la empresa en la que trabaja. Eso sí, tras haber defendido previamente su postura. Su nombre va unido al fútbol, al Villarreal junto con su lealtad inquebrantable a la familia Roig. Conozco poca gente con su inteligencia, carisma y esa capacidad de comunicación innata. Y no les voy a engañar que cuando pierde el Villarreal o no van bien dadas, es mejor situarse en una zona de seguridad de un kilómetro de distancia, porque las chispas pueden saltar a la primera de cambio.

José Manuel decidió un día que llegaba el momento de dejar la gestión del día a día en un hombre capacitado, preparado y que también vivía el Villarreal no sé si más, menos o igual que él, porque huyo siempre de esas cuantificaciones que dejó para los acaparadores de medallas. Me refiero a Fernando Roig Negueroles. Y se jubiló pasando a ser uno de los jubilados más trabajadores del mundo como siempre le dice quien suscribe en tono jocoso. José Manuel nunca ha dejado ni dejará el Villarreal. Solo en momentos puntuales como cuando su corazón se fortificó con cinco bypass y la convalecencia se lo impidió; o algún compromiso familiar, porque para él su esposa, su familia y ahora la fiebre por sus nietos, además de sus amigos y el Villarreal son asuntos de estado. El sábado quería saludarle, porque una pequeña intervención me había apartado un poco de la circulación y hacía tiempo que no disfrutaba, o lloraba, un partido de su Villarreal en directo. Ante el Levante, todos nos llevamos una gran alegría con el gol de Asterix Perbet. Le iba a reclamar una cena de celebración en el primer partido de vuelta a Europa. José Manuel no estuvo en el palco. No se disgusten, ni se preocupen. Yo para pesar de su esposa Encarna, voy a seguir discutiendo con él de fútbol, pero sobre todo el Villarreal continuará contando con su opinión y su pasión.

Me consta que lo ha pasado mal y así se lo ha hecho llegar a ese equipo de trabajo, con tanta calidad humana como capacidad profesional, que componen la familia del Villarreal. Cuando uno le pone tanto corazón a lo que hace, es normal que éste le dé algún disgustillo. Pero saben, yo confío en su fortaleza y en esa fe que él profesa a Dios. Por supuesto, va a estar en buenas manos, porque su amigo el doctor José Anastasio Montero le va a cuidar como merece. Para escribir estas líneas consulté primero a la cabeza y como observé dudas, eché mano del corazón, cuyo dictado habitualmente no me falla. No soy más amigo suyo que nadie, solo me precio de serlo. Y eso tratándose de José Manuel es mucho. Esa cena de Europa League sabrá a gloria. Sí, el Villarreal volverá a Europa por la puerta grande. Un éxito de Roig, Negueroles, Marcelino, futbolistas, afición y… de José Manuel.

0

El ‘espíritu Angelotti’ del Villarreal y las andanadas del dúo Moya-Cruz

El viernes cargué pilas en Vila-real. Una buena paella del chef José Manuel Boixader y la compañía de un grupo de buenos aficionados al fútbol y al deporte en general como la gente de Celtic Submarí. Para mí, la estrella de la cita fue Ángel Martínez Montanos, más conocido como Angelotti, quien mostró su cara más inconformista con el Villarreal, lo que me impactó al principio. El equipo de Marcelino está en puestos europeos por méritos propios. Pero no es momento de buscar excusas y sí de apretar en este tramo final porque no es lo mismo acabar quinto que séptimo. El discurso facilón de la procedencia de Segunda ya cansa a estas alturas. Angelotti tiene razón, aunque no contaba con una nueva decisión arbitral errática para el Villarreal en el Calderón. Y lo digo con respeto para los árbitros, porque su labor es complicadísima, pero esta temporada los errores han privado 6 o 7 puntos. No olvido, por otra parte, el mérito de competir con equipos con un potencial mayor por Europa con tanta juventud e inexperiencia.

El Villarreal en un año ha logrado dos ascensos. Me explico. El primero, de 2ª A a 1ª División. Y el segundo, al meterse en la segunda velocidad de la Liga junto a Real Sociedad, Athletic y Sevilla, dejando el tercer pelotón con los equipos que han salvado la categoría con cierta comodidad (Valencia, Levante y Espanyol) donde creo debería haber estado el Villarreal, eso sí, lejos del cuarto escalafón de lucha por la permanencia. De esta teoría no me aparta ni el gran Angelotti. Marcelino ha logrado dos ascensos en un año y el Villarreal volverá a Europa. Espero que ustedes lo valoren.

 

EL DÚO MOYA-CRUZ. Siempre he entendido que en un club de fútbol cada uno debe interpretar su papel con profesionalidad sin interferir en otras parcelas. En el Castellón, desgraciadamente, los que mueven los hilos se creen mucho más listos de lo que son. El presidente, David Cruz, se dedicó desde el principio a querer ejercer de entrenador y secretario técnico. Le quiso hacer las alineaciones a Jorge Peris y Pepe Soler, y se cargó a Pepe Heredia, para confeccionar a su gusto hasta dos plantillas diferentes puesto que 38 jugadores han jugado en el primer equipo. De lo que tenía que ser su trabajo de gestor estoy a la espera con su plan de viabilidad para solventar el concurso, ante el acongojo de afición y administrador concursal.

Y luego llegó Ramón Moya dando lecciones de albinegrismo, periodismo, fútbol y hasta de gestión. Moya no tiene ni idea de donde está y de lo que significa el Castellón. No respeta a nada ni a nadie. Ni a sus propios jugadores que reciben un trato económico diferente con contratos privados que no pasan por el administrador concursal. ¿O no señor Moya? No respetó al Borriol. Dijo a poco de llegar que le cedía a dos buenos jugadores como Ximo Ballesteros y Aarón porque no le consideraba un directo rival ya que iba a luchar por el ascenso. Hoy el Borriol está solo dos puntos por debajo y hay un enfrentamiento directo que puede ser clave.

Luego se despachó con que empatar contra el Utiel en Castalia era un buen resultado. Yo nunca me avergonzaré del Castellón esté en la categoría en la que esté, pero no admitiré que me venda como éxito eludir el descenso a Preferente. Hace unos años, y yo lo recuerdo con orgullo, el juvenil de Manolo Adell (QEPD) es probable que hubiera ganado con claridad al Utiel. Y el colmo es cuando pide que el Ayuntamiento se implique en la gestión del Castellón, imagino que reclamando dinero para cobrar la nómina. Nunca entro en política y me mantengo al margen de las siglas, pero sí en la defensa de las personas. Y sé del trabajo, preocupación y dedicación de la concejala de Deportes con el CD Castellón, además de su implicación con el deporte y su ciudad. No creo que Moya o Cruz estén en condiciones de dar lecciones de gestión del dinero público ni a Bataller ni a Begoña Carrasco ni a la oposición. Su trabajo es entrenar y solo ha sumado 16 puntos de 36 posibles, con el equipo al borde del descenso. No son cifras para sacar pecho cuando ha fichado lo que ha querido. Algún día acabará este secuestro.

0

…Y eso que Nahuel Leiva no hizo un buen partido

239320344Solo los agricultores saben lo que les cuesta obtener una buena cosecha. Primero una buena semilla. Después agua y abono. Y muchas jornadas de trabajo al sol o al frío, que de todo hay. Luego no hay que olvidar el factor climatológico porque una helada o una ola de calor te pueden mandar al traste toda la producción que has cuidado con mimo. Y no me olvido del factor marca, algo que siempre he echado de menos con nuestra naranja. Un italiano sería capaz de comprar nuestras clementinas, llevarselas a su país y convencer a un chino de las excelencias del citrico italiano con una buena campaña de marketing.

Soy un enamorado convencido del trabajo de cantera y por eso cada vez que salta un chico desde el fútbol base al primer equipo esbozo una satisfacción especial. El Villarreal me ha dado muchas alegrías en ese sentido. Pocos clubs, y presidentes, le ponen tanto cariño al trabajo con la cantera como el Villarreal y Fernando Roig. Y, por supuesto, mucho dinero. El año del descenso, el club amarillo destinó casi 12 millones de euros a la Factoría de Miralcamp. Fue la única partida que Roig Negueroles no recortó ni un solo euro, casi diría que aumentó la inversión esa temporada.

Hoy media España resalta el talento de Nahuel Leiva, a quien mi compañero Xavier Rubert bautiza como el tigre de Rosario. No le falta razón. Y eso que Nahuel no hizo un buen partido. Sí, creanme lo digo con tono de elogio porque este chico solo ofreció un 20% de lo que puede ofrecer. El chico de la eterna sonrisa posee talento, genio y un descaro descomunal. De momento, además, tiene la cabeza bastante en el sitio y parece preparado para su nuevo estatus, dígase asomo a la fama y la popularidad

Nahuel Leiva no ha llegado por un mutación transgénica de una nueva variedad citrícola. No, ni mucho menos. El chico es producto del trabajo de un grupo de agricultores, con el ingeniero agrónomo Fernando Roig Negueroles a la cabeza, que han buscado la mejor semilla de futbolista y la han traído desde Rosario (Argentina). Luego la han plantado en Miralcamp, la han abonado, echado el agua que necesitaba sin excesos ni defectos y lan cuidado con cariño y también inteligencia. Se lo puedo asegurar.

Se le ha mantenido apartado de los focos mediáticos, casi a escondidas para cuidar su madurez. Incluso, el propio dueño de la plantación, el presidente del Villarreal, ha llevado personalmente la tramitación de su nacionalidad española. Miren, de momento no se pegará paliza tras paliza para cruzar el charco y jugar con las inferiores de Argentina. Eso también lo tenía previsto el ‘agricultor’ de Miralcamp.

Y no me olvido del ‘italiano’, del que ha sabido vender bien el producto cuando tocaba: Marcelino. Pienso que también le ha echado bemoles, para no usar otra expresión más soez pero que está a pie de calle. El entrenador del Villarreal ha sido muy valiente con Nahuel. Se lo agradezco yo, se lo agradece la afición amarilla y se lo agradece el fútbol. Este chico vale pero hay que ir poco a poco. La marca debe coger prestigio pero con un proceso bien cuidado.

Luego está el tema de cuál será su decisión si llega el momento de jugar con la absoluta de España o Argentina. Bendita decisión cuando deba tomarse. Eso será cosa del chico, porque es suyo su destino y su potestad de elegirlo. Todavía tiene tiempo. Y si quieren que les diga la verdad que Nahuel haga con su vida lo que quiera, no seré yo quien le marque el camino. Además, es lo que menos me importa ahora. Y creo que a él le sucede lo mismo. Nahuel es del Villarreal y estoy seguro de que se ha fichado un crack a coste cero. Me dicen que Negueroles se fumó un cigarro al acabar el partido contra el Espanyol con el mismo placer con el que yo degusto un jamón de jabugo y una buena copa de vino de Rioja.

… Y eso que Nahuel no hizo un buen partido. Pero tranquilos, el agricultor sigue trabajando en Miralcamp. Parece que hace buen tiempo. Nahuel, sigue sonriendo y jugando bien al fútbol. Olvidate de lo que digamos los del entorno, periodistas incluidos.

 

JOSÉ LUIS LIZARRAGA. JEFE DE DEPORTES DE MEDITERRÁNEO

0

Cacheos en los campos, los cuentos de Tebas, Pellegrini y los líos judiciales

SEGURIDAD EN LOS ESTADIOS. No voy a perder tiempo con tópicos. Para mi la afición del Villarreal es modélica en su comportamiento, pero realmente pienso que la mayoría de gente que va a un campo de fútbol sabe comportarse perfectamente. El problema son los grupos de radicales o los desalmados que no hablan de fútbol y en muchas ocasiones ni lo ven. Lo que pasó hace ocho días en el Madrigal no tiene nada que ver con el fútbol ni con su gente. Eso sí hay que velar por la seguridad, pero ¿vamos a convertir los estadios en un búnker? Igual que cines, teatros o centros comerciales. En ese caso debemos cambiar el concepto. He estado en el campo de Boca Juniors y he visto como se acudía al estadio con un par de horas de antelación para pasar controles de seguridad. ¿Qué sucedería en España si se cacheará a todos los asistentes o si pasaran por un detector de metales? ¿Irían dos horas antes al fútbol? Les invito a la reflexión. No es un problema solo del Villarreal, es de todos los clubs.

 

TEBAS Y SUS TEORÍAS. El fútbol es un espectáculo y donde mejor se vive es en el estadio. Los clubs, incluido el Villarreal, se rindieron a la dictadura de la televisión. Con este modelo de horarios estamos echando a la gente de los estadios, lo que es malo para el fútbol de futuro. Los estadios alemanes e ingleses están llenos, los españoles no. En Alemania se juega un partido el viernes a las 20.45, seis el sábado a las 15.30 y otro a las 18.30, mientras que el domingo se disputan dos (15.30 y 17.30). En Inglaterra, se juegan seis partidos el sábado a las 15.00, uno a las 13.45 y otro a las 17.00 horas. El domingo, uno a las 13.45. Por supuesto, los horarios de la temporada se conocen al inicio de la Liga. Y, por supuesto, no se cambian de un día para otro como ha ocurrido con el partido del Villarreal o el del Valencia. Me da igual que ahora le favorezca al Villarreal, porque también le perjudicó en enero cuando se lo cambiaron contra el Rayo. No es serio. Tampoco vela por el espectáculo que haya terreno de juegos que sean patatales o que unos estén secos y otros muy mojados. También hace falta una normativa igual para todos y que vele por el buen estado del césped. Pero creo que esto solo le interesa a la gente de fútbol.

 

PELLEGRINI, UN SEÑOR. No hay nada más difícil que ser árbitro. En ocasiones vemos una jugada repetida 10 veces y no nos ponemos de acuerdo. Por ello, es obligado el respeto hacia su figura. Pellegrini tuvo un calentón tras el City-Barça. En Inglaterra le han caído por todas partes. Conozco al técnico chileno y si hay una persona que refleja el señorío, ese es él. Por eso me choca que un tipo como Mourinho se salte todas las reglas del fair play a la torera. Su falta de respeto hacia compañeros y rivales es constante. El West Ham aguantó su verborrea hace poco: “Juega como en la edad media”. La respuesta de su entrenador Sam Allardyce no tuvo desperdicio: “Me importa una mierda lo que diga Mou”. Con Pellegrini es un placer hablar de fútbol, uno siempre aprende algo. Y calentones al margen, es un caballero y un ejemplo para el fútbol.

 

CD CASTELLÓN. De pequeño siempre he reído o llorado con las victorias o las derrotas del Castellón y no sabía lo que eran otro tipo de guerras. Alrededor del club hay demasiada gente que confunde la pasión con la violencia y sentimiento con la falta de respeto. Me produce risa como muchos de ellos no fueron capaces, cuando hacía falta de verdad, de demostrar su amor con la compra de una acción tan siquiera y hoy son los que más lo quieren, aunque hayan llorado para que le regalen una por todos los medios. La salud del Castellón será proporcionalmente más buena cuanto menos se hable del club en el juzgado. Hay que dejar trabajar a los jueces en silencio y chillar para animar en Castalia a los jugadores. Y no voy contra nadie, solo a favor del CD Castellón. Hablemos de fútbol ahora y cuando llegue el momento ya pondremos a cada uno en su sitio. Es un alivio, que no un éxito, ver al Castellón fuera de descenso. Y mientras se pueda, hay que pelear para que siga vivo y no se refunde. H

0

David Cruz debe tirar de la manta

David Cruz es un tipo inteligente. El presidente del Castellón sabe que gran parte del éxito de su empresa pasa por ganarse la credibilidad entre los tejidos social, económico y político. En las últimas semanas ha pasado por un sinfín de despachos de ámbitos tan diferentes como la UJI, empresas de todo tipo y hasta ha asistido a la presentación de una gaiata. Se ha empapado más de castellonerismo en semanas, que Blasco en cinco años. Sabe que todos le miran como el testaferro de Castellnou. Le mantengo alojado en el centro neurálgico de mi capacidad de sospecha, porque, como ya le dije en mi primera conversación con él, posee mi respeto por presidir el Castellón, pero mi confianza -y la de ustedes- se la debe ganar a pulso con hechos y no con palabras.

Me consta que está buscando y recolectando pruebas en todos los rincones de Castellón, porque en Castalia ya hubo quien se encargó de hacer desaparecer los últimos vestigios que restaban. Cruz se juega gran parte de su credibilidad en esta lucha iniciada por Sentimiento Albinegro de forma altruista; aprovecho la ocasión para pedirles ayuda económica, para que puedan continuar con la pelea judicial. Intuyo que no debe ser fácil emprender un proceso contra aquellos que te han vendido unas acciones y a los que aún les debes un millón de euros aunque sea con un pago a plazos. Cruz ha sido valiente al afirmar públicamente que ha observado irregularidades por valor de cuatro millones de euros. Su colaboración es indispensable -yo diría que obligada- para demostrar con pruebas los desvíos de dinero a sociedades conjuntas con un exjugador del Valencia y con un exalto empleado del Castellón que mantiene un litigio con el club por despido improcedente. Todos somos conscientes de que el Castellón no recuperará el dinero presuntamente pérdido de su contabilidad, pero si han existidos delitos societarios, los responsables deben pagar.

La viabilidad del club pasa por obtener acuerdos con Seguridad Social y Hacienda para aplazar la deuda. Como pescadilla que se muerde la cola, ello pasa porque se crea en su proyecto de reflotación. Yo, y todos los que queremos el bien del Castellón, estamos ávidos de confiar en él. Es como un clavo ardiendo al que nos agarramos para que podamos estar en la celebración del centenario con la entidad en el fútbol profesional.

De cada cajón le sale un agujero económico y es normal que sea cauteloso en su gestión. Creo más en la modestia, con el cumplimiento de los compromisos, que en ver envuelto el nombre del Castellón en el desprestigio de los últimos años. Cruz ha demostrado habilidad; con astucia ya ha cobrado parte de los derechos de formación de Pablo Hernández abonados por el Swansea, que servirá para tapar agujeros.

El presidente está convencido en que el Castellón estará la próxima temporada en 2ª B. Me gustaría que fuera por los méritos del equipo de Fernández Cuesta, pero tampoco me importaría que fuera por otra vía. Mientras tanto, a Cruz solo le pido que tire de la manta. Me encantaría confíar en él. Su credibilidad está en juego.

 

DERBI PROVINCIAL // Me produce un gran dolor que el Castellón se mida al Villarreal C en Tercera, porque me gustaría que fuera en Primera. Siempre he intentado contribuir desde Mediterráneo a que la relación entre ambos clubs transcurriera por los caminos de la sana rivalidad. Es el camino que he elegido desde siempre y nunca he entendido a los que, ataviados desde un forofismo mal entendido, solo meten cizaña entre amarillos y albinegros. La semana empezó con el buen gesto del Villarreal al dar 500 entradas para que los aficionados del Castellón pudieran acudir gratuitamente. Luego, en el césped, los jugadores lucharon por la victoria con el ardor que requería la ocasión. Me produjo una gran alegría que el partido se jugara dentro y fuera del campo con una corrección exquisita, cánticos al margen, que no hacen daño a nadie. Empate y espectáculo. El fútbol es deporte: disfrutemos con él… y cada uno con su equipo.

0

La Fundación Playas de Castellón

El deporte de élite ya no puede vivir del dinero de ayuntamientos, diputaciones y consellerias. No solo por el recorte extremo en las subvenciones públicas, sino también por el retraso en los pagos que llega en bastantes casos a incumplir los compromisos correspondientes al 2011. Ser profesional en modalidades como el fútbol sala, voleibol, balonmano, baloncesto o atletismo es cada vez más complicado y no queda otra que compartir los entrenamientos con trabajos complementarios o los estudios. Y cuando falla el dinero público, que ha soportado los presupuestos en gran medida, hay que buscar otros ingresos. El quid de la cuestión es que en España no existe una ley que favorezca el mecenazgo deportivo con ventajas fiscales para las empresas. Su elaboración y aprobación es urgente para el deporte de élite.

Pero mientras estamos a la espera de que a los gestores políticos se les encienda la bombilla, gente como el presidente del Playas de Castellón de fútbol sala, Javier Sánchez Pastor, sigue dándole vueltas a la cabeza para pelear porque esta provincia no se quede también en el furgón de cola en cuanto a deporte se refiere. Y su mente sigue exhibiendo una lucidez admirable. La fórmula de abonar una parte del sueldo de sus jugadores con una actividad laboral paralela al fútbol sala, ha contribuido a mantener una estructura profesional en el Playas, pero aún así las cuentas no salen para equilibrar un presupuesto de alrededor de 200.000 euros. Las mismas dificultades que sufre el Playas de atletismo, a pesar de ser el mejor club de España y un referente en Europa. Más de lo mismo con la dura pelea que mantiene el Amics para ofrecer un baloncesto de nivel a Castellón o L’Illa-Grau que compite en la División de Honor del voley nacional, una categoría reducida a solo 10 equipos por los problemas económicos.

Pero la gente del deporte es diferente. Especial. Pasional. Entusiasta. Ellos luchan con fuerza por su ilusión. Por ello alabo la iniciativa de Javi Sánchez Pastor de unir los esfuerzos de los clubs de élite de la capital alrededor de una Fundación que podría llevar el nombre de Playas de Castellón o similar. Amics, L’Illa-Grau y Playas de atletismo y fútbol sala pelearían por patrocinios conjuntos, una propuesta más atrayente para las empresas. Primero estaría el gancho de esponsorizar cuatro deportes de calado, y luego las ventajas fiscales de las que se beneficiarían las respectivas firmas. La iniciativa no impediría que cada club captara su propio espónsor, porque el proyecto pretende beneficios colectivos pero no excluye los particulares. Los detalles de la Fundación Playas de Castellón se tienen que debatir mañana en una reunión entre presidentes.

Los problemas con Hacienda y Seguridad Social excluyen de momento al CD Castellón de este proyecto. Estoy convencido de que esta Fundación, que tiene que contar no solo con el respaldo de las instituciones, sino también con su incondicional ayuda, será muy beneficiosa para el deporte de Castellón. Y ya les adelanto que en un futuro es más que probable que las ayudas públicas solo puedan canalizarse a través de fundaciones del estilo de la que Javi Sánchez quiere constituir. No les pido dinero a las instituciones, aunque no existe mejor inversión que el deporte, pero sí les reclamo que allanen el camino para que las empresas apuesten por él. Eso sí que está solo en su mano y reitero que es urgente una ley para el mecenazgo deportivo. Alberto Fabra, hoy presidente de la Generalitat, me contó en su momento que era la única salida viable para el deporte de alta competición. Y termino estas líneas con mi reconocimiento a la labor, no solo de un tipo entusiasta y apasionado con su trabajo como es el presidente del Playas, sino también para hombres como Luis García, Raúl Alfaro, Pepe Ortuño, Toni Escrig, Manolo Pérez y tantos y tantos otros que mantienen viva la llama en Castellón.

0

El Proyecto de David Cruz en el CD Castellón

Una gran parte de los problemas de este proyecto de país llamado España ha radicado en el planteamiento de un egoísmo exacerbado de nuestros dirigentes, orientado a alimentar la urna de votos en lugar de fomentar una idea de planificación del futuro. Una máxima de la mala gobernabilidad reza aquello de pensar más en las próximas elecciones que en las futuras generaciones. Un proyecto no tiene nada que ver con lo que pasará dentro de una hora, mañana o la semana que viene. Un proyecto diseña y prevé lo que puede acontecer a medio y largo plazo, preparando el funcionamiento de la empresa para que ésta crezca siguiendo un modelo pautado.

El Castellón ha pasado, en cuatro años, de ser un club saneado, con aspiraciones de Primera, a la bancarrota y a malvivir en Tercera. Lo que sucedió, sería el antónimo del concepto proyecto, porque estoy a la espera de que se puedan demostrar las presuntas irregularidades que se desprenden de tal cataclismo. Ni Fernando Miralles ni el fantasmagórico Jesús Jiménez -por su aparición y desaparición, entre otras cuestiones- llegaron con un plan para reflotar al Castellón. Más bien lo contrario. Así, apareció David Cruz, acompañado de Manolo García, para emprender una aventura en la que no conocían ni la deuda ni nada de la sociedad de Castellón.

El presidente, consejero delegado y propietario en funciones destila bonhomía y buenas intenciones. Durante septiembre se matriculó en un máster intensivo de castellonerismo, manteniendo desayunos, comidas, cenas y puede que hasta alguna merienda con el todo Castellón. Es un hombre correcto, educado, amable y podría ser que hasta inteligente, con capacidad para escuchar, que sabe sacar las uñas cuando hace falta y obsesionado por convencer de que no tiene nada que ver con Castellnou2005.

En todas las reuniones ha sorprendido con su convencimiento de que era viable sacar adelante la deuda y el club. Bueno, nada es imposible pero nadie me ha contado, ni él tampoco, como afrontar tan difícil empresa. Es decir, solo intuyo un plan que piensa en mañana y no en un futuro a la vista. Más claro: no veo proyecto.

El primer paso debería ser el acuerdo con Seguridad Social y Hacienda, indispensable para desbloquear subvenciones y, por ejemplo, cobrar los 140.000 euros de los derechos de formación de Pablo Hernández. A Hacienda se dirigió para negociar el pago del 1.400.000 euros que el club debe y allí le preguntaron por su plan de viabilidad. No hay dinero ni tampoco proyecto para ello, porque ni en Tercera ni en Segunda B se generan recursos, tan siquiera, para pagar los intereses. Ni con la entrada en concurso de acreedores, vía a la que estoy seguro no tardará en cobijarse Cruz, se vería la luz sin la entrada de dinero que financie al Castellón. Por supuesto, no se plantea la ampliación de capital: para ello, habría que tener cash para suscribir la mayor parte de ella que no cubrieran los pequeños accionistas.

No acabo de entender como, con tantos problemas, se ha empeñado en asumir la gestión de la Fundación que salvó al fútbol base del Castellón. Espero que ese afán por coger las riendas, que con gran dedicación y corazón llevaban el dúo Ibeas-Montón, no forme parte de una idea de buscar la entrada de ingresos de los niños cuando los patronos de la Fundación saben el esfuerzo que supone sacar adelante la cantera. Otro día dedicaré un Directo a ese tema.

Mi pesimismo, o más bien mi escepticismo, gira alrededor de que no puedo entender un proyecto que pueda reflotar el Castellón mientras éste siga en Tercera. Y, por desgracia, no observo posibilidades de salir este año. Solamente alimentó mi optimismo la visita a la redacción de Mediterráneo de Ximo Ballesteros, el pasado jueves. Su positivismo, su mirada limpia y su cabeza tan amueblada me contagiaron la ilusión de que este grupo de excelentes chavales que dirige Pedro Fernández Cuesta son el futuro del Castellón. Ellos sí que son proyecto. Yo creo ciegamente en ellos, porque ellos me transmiten confianza y amor por el Castellón. Solo por gente como Ximo merece la pena ir a Castalia. Mientras, espero el proyecto de David Cruz…

Etiquetas: