CD Castellón Archivo

0

La Revolución de la Afición Albinegra

La gran noticia es que David Cruz deja el control del CD Castellón. La buena noticia espero que pueda ser que el grupo de Pablo Hernández, Dealbert, Montesinos… que lidera Bruixola devuelva la seriedad a un club que no merecía el maltrato y la humillación a la que le han sometido sus últimos gestores. Cruz ha pisoteado el escudo, la camiseta y el sentimiento albinegro.

Por eso, ayer recibí la noticia con una alegría y una emoción especial, porque he visto sufrir a mucha buena gente que quiere con pasión y locura a su Castellón durante este tiempo angustioso. A todos les corresponde una gran parte del éxito. Su lucha ha sido constante para liberar del secuestro al Castellón. Cada una de las manifestaciones y protestas pacíficas han servido para minar la moral de Cruz. No hay dictadura eterna y la de este presidente tampoco iba a serlo.

Empieza una nueva etapa. Desde luego, queda mucho camino por recorrer, pero con ilusión y ganas de construir un nuevo Castellón se puede devolver a este equipo al fútbol profesional. Sobre todo porque he vivido y observado durante estos meses que son muchos a los que el Castellón les quita el sueño. Y prefiero ese caudal que la fortuna de cualquier millonario sin escrúpulos venga de China o de cualquiera que pretenda hacer negocio del sentimiento.

Y eso es lo que deben saber administrar bien los nuevos gestores. No llegan con un saco de millones detrás. Ni mucho menos. Pero deben tener la sensibilidad de saber lo que es y significa este club. Sí, se puede. Entre todos, se puede. No será fácil, ni mucho menos, porque la situación económica es terrible. Al Castellón lo han esquilmado. Paralelamente confío en la justicia porque no pueden quedar impunes los que tanto daño han hecho.

Y no quiero lanzar las campanas al vuelo. He empezado aclarándolo porque queda mucho camino por recorrer, pero por lo menos el Castellón está vivo. Con problemas pero con mucha gente que le mima. A los nostálgicos nos reconforta que sea sin refundarse. Todos los que lloraron el sábado aquel gol en el minuto 95 de la Peña Sport, hoy vuelven a tener ilusión por el Castellón. Ahora a por el récord de socios en Tercera División. Vamos a soñar. PPO.

0

Escribá sigue en el Villarreal, Cruz debe marcharse del Castellón

Escribá es Escribá y Marcelino es Marcelino. Comparar maneras de actuar y de proceder no tiene sentido porque todos tienen aspectos positivos y negativos.

La decisión (pública) sobre el futuro del banquillo del Villarreal se está dilatando demasiado para lo que es habitual en un club que renovó a su anterior entrenador por tres temporadas.

Escribá es un perfil diferente a Marcelino. Un hombre tránquilo, que siempre permanece igual en los buenos y los malos instantes y que llegó al Villarreal en un momento muy difícil.

Creo que no se le ha dispensado el respeto que merece y se ha infravalorado su labor. Posiblemente esa imagen de tranquilidad, diferente al carácter racial del anterior técnico, distorsiona la realidad.

Las dudas que pueda generar su continuidad en el club son normales. Seguramente también las tendría Negueroles cuando firmó a Marcelino por tres años, pese a su gran labor en el Villarreal. Y también es cierto que, como es normal, se ha seguido el trabajo de otros técnicos en el mercado.

Los números no engañan. El Villarreal ha sumados 63 puntos y es quinto. Barça, Madrid y Atlético están muy por encima ahora mismo. Inalcanzables. El cuarto es el Sevilla, con una plantilla muy importante. Es posible que rodando todo perfecto se hubiera podido pelear con ellos. Los rivales son ahora Real y Athletic, dos históricos. Bueno, no está mal. Y no es malo aspirar a más.

El debate sobre Escribá lo resolverá el consejero delegado. Pero es erróneo pensar que no continuará porque la decisión no llega ya. Aunque en mi opinión considero que si se ha optado por su renovación, Negueroles tendría que haberlo plasmado ya para reforzarle. Posiblemente hay varios técnicos en Primera mejores que Escribá, pero también hay bastantes peores.

En ocasiones me asaltan las dudas, pero les confieso que valoro, y mucho, su trabajo en el Villarreal. Goza de mi respeto. Negueroles decide, aunque creo que ya lo ha hecho… y Escribá continuará.

LA AMPLIACIÓN DE CAPITAL DEL CASTELLÓN. Una vez concluidos los cuentos chinos de Cruz, el día 9 finaliza el plazo para la tercera fase de la ampliación de capital del CD Castellón. La definitiva y que podría conducir, de no cubrirse, a la liquidación del club por el juez concursal. En este momento, ya no es necesario comprarle nada al señor Cruz. Con depositar el dinero del capital social se podría conseguir el control. Pero hay que poner más de 900.000 euros. La situación es más que delicada. Y la deuda posconcurso supera el millón de euros. Un agujero insostenible y que debe derivar en responsabilidad en la gestión para Cruz y Cano-Coloma como secretario del Consejo.

Descartada queda la llegada de un millonario mecenas. Al Castellón lo tienen que salvar la gente de la tierra: políticos, empresarios y afición. Para los primeros sería un fracaso ante la ciudadanía. Y las empresas también deben respaldar un Castellón sin Cruz.

Los jugadores le ganaron ayer al Villarreal C. Todo el año han ido por el buen camino, pero no me gustó nada el comunicado de esta semana, que contó con división en el vestuario. No aplaudo nunca que se pueda incitar a la violencia aunque sea sutilmente.

Y acabo con un recuerdo para un hombre de fútbol íntegro como Daniel Salafranca. Nos dejó el viernes. Él era del Castellón, pero sobre todo del fútbol. Descansa en paz amigo.

Etiquetas: ,
0

La ‘vía china’ de Cruz

David Cruz es un superviviente. Uno de esos tipos que salvaría hasta el paso de un tsunami sin despeinarse. Un día llegó a Castellón, firmó un préstamo hipotecario para comprar un club de fútbol y el banco todavía está esperando que abone el primer pago. Es como el okupa que se ha instalado en un piso y no puedes echar pese a que no posee ningún derecho para vivir en la casa. En este caso, incluso, es más grave porque se considera con la potestad de decidir a quién se le vende la vivienda. En el interín ha hecho de la casa apropiada su modus vivendi y se ha reído a la cara del vecindario, llegando incluso a humillarlo. Y nadie le puede echar…

Uno solo tiene que documentarse un poco en el mundo del fútbol para recabar los informes respecto a las personas sobre las que se ha apoyado Cruz para despreciar la alternativa de Pablo Hernández y Àngel Dealbert para presentarlas en el Ayuntamiento de Castellón al concejal de Deportes, Enric Porcar, e intentar convencerle de que su proyecto de la vía china es la salvación que necesita el club. Lo dejaremos para otro Directo para contarles las andanzas de algún agente de medio pelo conocido en Valencia y de dudosa reputación.

No conozco ningún proyecto que no sea la bomba cuando se presenta para convencer o encandilar al interlocutor. Todos son maravillosos. Pero sí conozco un gran número que saltaron por los aires a las primeras de cambio. Lo que es cierto es que Cruz no tiene derecho a reírse de la buena gente que quiere al CD Castellón, ni haberlo dejado en la peor de las miserias.

Lo que sí tengo muy claro es que la corporación municipal, porque así lo ha repetido la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, y su equipo de gobierno, no permitirán que se mercadee con el estadio Castalia. Ni a Cruz ni a nadie hasta que no se demuestre la viabilidad del plan, eso que Cruz no ha hecho nunca.

Yo creo en la gestión para sacar al Castellón del barro donde ahora se encuentra. No considero que Pablo Hernández y Àngel Dealbert fueran a llegar con una pila de billetes bajo el brazo. Estoy convencido de que no era así porque no son millonarios. Pero querían arriesgar parte de su patrimonio, junto con otra gente, y estaban dispuestos a aportar un dinero para empezar a funcionar en el club.

Seguramente no lo que necesita el Castellón para sanearse, pero sí para ir tirando con un proyecto de gestión, devolver la ilusión a la afición albinegra y el orgullo de ser del Castellón. Tampoco había que ponérselo todo en bandeja, Castalia incluido, pero sí era gente que sabe lo que es el Castellón y que no llegaba para sacar ningún beneficio de la vaca albinegra.

De momento, la vía china ha llegado a Castellón prometiendo millones y millones de inversión, cambiar Castalia de arriba abajo y aseguran que Cruz no estará en el proyecto. El boleto de la primitiva que sueña toda la afición albinegra para que caiga premiado cerca de su casa. Pues sí, yo sigo sellando boletos cada semana, pero mientras tanto sigo levantándome todos los días para trabajar, porque ese es el valor seguro que todos los que tenemos la bendita suerte de tener un trabajo. Y sí encima lo hacemos a gusto, pues mucho mejor. Yo prefiero eso a depender de Cruz.

Seguramente son muchos los que confían más en lo tangible que en el cuento de la lechera. Mientras tanto, no hay que dejar al CD Castellón solo y ahora el CD Castellón son sus jugadores. PPO

Etiquetas:
0

La insostenible situación de David Cruz en el CD Castellón

Para mi el CD Castellón es fútbol, sentimiento, alegría por una victoria, tristeza por una derrota, amistad, valores, bocadillo de tortilla de patata en los viejos tiempos del Bovalar, la ilusión de un viaje con los amigos, buen rollo y mil sensaciones positivas más. Todavía recuerdo el renacer del fervor y los ojos húmedos de mucha gente con motivo de la última promoción de ascenso. Y me desagrada cada vez más tener que asomarme a este balcón para contar miserias. Me producen mucho dolor las guerras y las batallas que rodean al CD Castellón. Ayer un grupo de 200 aficionados expresaron libre y pacíficamente su preocupación por todo lo que está sucediendo alrededor del club en Castalia. La orden del presidente de no dejarles acceder por una de las puertas al recinto del estadio municipal rozó el esperpento. Una más y van ya muchas.

Cruz sigue manifestando una personalidad bipolar que no puedo comprender. Se me escapa. Ahora ya tiene un Consejo unipersonal en el que siempre prevalecerán sus unidecisiones. Ni sus fieles Lino y Farnós ya le acompañan, siguiendo el camino de De Celis. Está solo.

Con sus erráticos avatares ya ha conseguido convertir en héroe a Frank Castelló. Particularmente no me gusta la actitud que está adoptando en todas estas batallas. Quiere irse pero también que le echen. No seré yo quien le convierta en martir. Y el vestuario fracturado.

La situación es insostenible. Cuando me preguntan por el Castellón tantos y tantos aficionados de buena intención y corazón albinegro, siempre les digo que más daño no se le puede hacer al club. Pero no podrán matar al Castellón. No pudo Castellnou, contra las cuerdas por la demanda de Sentimiento Albinegro.

Me consta que Cano Coloma mantiene negociaciones para que David Cruz deje el club. Es el gran deseo del abogado. Me repatea que se tenga que negociar con Castellnou, léase Osuna o Blasco, investigados por administración desleal de la SAD.

Luego está la vía de la obligada ampliación de capital, que deberá ir acompañada de una reducción del capital social. Los pequeños accionistas deben acudir con su pequeño porcentaje, pero la batalla estará en el paquete de acciones y en los derechos preferenciales del 70% de Cruz. Si como se prevé no puede acudir, cualquiera grupo empresarial o, varios, podría completar una mayoría accionarial sin pagar por la compra, invirtiendo en capital social para controlar el club. ¿Pero sería ya tarde?

Sí, con el Castellón no podrán. Se están gestando intentos de hacerse con el club. Por otra vía, la del acuerdo por la compra, pero nadie puede pagar una millonada por unas acciones que no valen nada, aunque su valor potencial y sentimental sea incalculable. No creo en este momento que sea justo poner en el disparadero al gobierno municipal de PSOE y Compromis por inacción. El dinero público no debe estar para el deporte profesional y tampoco nadie se puede entrometer en una SAD. Tampoco anteriores gobiernos del PP hicieron nada por el Castellón y hubo momentos críticos en los que sí falto liderazgo. Al César lo que es del César.

David Cruz debe facilitar el camino. Su etapa ha pasado. No quiero, ni lo haré nunca, incitar a la violencia verbal o física, pero la afición tiene derecho a protestar pacíficamente. El Castellón es suyo y es de todos. Es su patrimonio emocional.

Sí, para mi el Castellón es fútbol, sentimiento, valores, alegrías, lágrimas por un penalti fallado… es camiseta albinegra y pam pam orellut. Todo tiene solución. Por supuesto, el Castellón también.

0

¿Qué puedes hacer por el CD Castellón?

Parece que hoy viste hablar mal del Castellón. La moda es buscar cosas negativas en todo lo que huele a albinegro. Las secuelas de la gestión de los imputados de Castellnou continúan manteniendo al Castellón en alarma roja. Pero llega un momento en el que hay que cambiar la moda y pensar en positivo. Me viene a la cabeza una frase de John Fitzgerald Kennedy: “El vínculo más básico que tenemos en común es que todos vivimos en este pequeño planeta. Todos respiramos el mismo aire, todos valoramos el futuro de nuestros hijos y todos somos mortales”. Si quieren, cambien las palabras planeta, aire, futuro de nuestros hijos y mortales por CD Castellón y seguramente la óptica será distinta sobre el lo que lo que significa ser, apoyar y sentirse de un Castellón con una delicada salud.

Sinceramente, entiendo las dificultades económicas para abonar las nóminas. Si hay clubs en Primera División que les cuesta cumplir sus compromisos, ¿cómo no le va a suceder al Castellón?

Los ingresos por abonos de esta temporada apenas han superado los 200.000 euros, prácticamente lo que se va a gastar en pagar los plazos de Hacienda y Seguridad Social, que la próxima temporada se doblarán. Luego están el resto de gastos de uso corriente y las nóminas. Sin ingresos de televisión y con cero euros de ayuda del Ayuntamiento. Con algunas fuerzas políticas que piensan que el estadio Castalia debe ser disfrutado por los clubs de fútbol base de la ciudad, cuando se construyó para que el Castellón nos deleitase en la élite. Es un símbolo de la ciudad y hay que rescatarlo y ayudarle, no dejarle enchufado en la UVI para que no moleste. Ahora está solo. Ya ni me sirve que con David Cruz no se va a ninguna parte. Es una disculpa demasiado fácil.

Soy apolítico convencido. Es evidente que tengo amigos que se dedican a la política en todos los partidos del espectro municipal. En todos. Son y seguirán siendo mis amigos coincidan o no sus planteamientos con los míos, pero considero que el CD Castellón merece respeto.

Al Castellón le falta acercarse a la gente y una buena política de comunicación. Ahora llega Jordi Bruixola. Apenas le conozco, más allá de su labor como responsable de prensa del Valencia CF. Le deseo lo mejor y me consta que llega con muchas ganas de sacar adelante este proyecto. Ayer observé demasiado cemento en las gradas de Castalia, por cierto con un césped en inmejorables condiciones. Bruixola tiene que trabajar para que la gente despierte su sentimiento albinegro. Digo despertar porque nunca ha muerto. Es momento de olvidar y enterrar diferencias. Dentro de un mes el Castellón estará inmerso otra vez en la lucha por el ascenso, totalmente imprescindible para el club.

Cruz, con sus muchísimos defectos, está hoy en China a la búsqueda de ingresos. La tarea es complicada, pero quien no se mueve no logra nada. Luis Martínez, diputado de Deportes, viajó ayer a Shangai. Parece que la Diputación ha decidido dar su apoyo al Castellón. Buena decisión y de la que me alegro.

Todavía quedan buenos albinegros como Hipólito Perales o Miguel Meseguer, por señalar a algunos, que deciden prestar su apoyo al Castellón de forma desinteresada. No por postureo.

No me gusta que se asocie su nombre a cuestiones extradeportivas como las apuestas u otras no relacionadas con el fútbol. El inicio de temporada no fue fácil. Sé los problemas que sufrió Calderé por ciertas prácticas poco éticas, que incluyeron que un jugador, importante para el equipo, reconociera delante de sus compañeros que había efectuado apuestas (en ningún caso por perder). Eso marcó el inicio de la Liga, porque se produjeron movimientos en la plantilla con la Liga en marcha. Kiko Ramírez recondujo la situación deportiva. Y se ha llegado a tiempo. El Castellón deberá afrontar tres eliminatorias para ascender. Difícil sí, pero al alcance y con Castalia más aún.

Si quieren que les diga la verdad, yo no soy de Cruz (tampoco quiero estar contra él), pero sí quiero, y deseo, que al Castellón le vaya bonito. Por mí, por mi ciudad, por mis amigos que lloran y sufren sus penas, por el deporte y también porque forma parte de la historia del fútbol. El Castellón suma para que esta provincia crezca deportivamente. Eso sí, cada uno es libre de elegir y de opinar, pero como siempre digo desde el respeto, eso sí es innegociable.

No te preguntes qué puedes hacer el Castellón por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por el Castellón. ¿Les suena la frase? PPO.

0

Golpe a la trama Castellnou

La trama de Castellnou2005 está muy cerca de sentarse en el banquillo de los acusados. Los 132 folios del informe del perito judicial son bastante explícitos sobre las aventuras y desventuras de la gente más nefasta que ha pasado por la historia del CD Castellón. Facturas hinchadas, recibos de dudosa procedencia, comisiones al límite de lo injustificable… y tantas y tantas cosas que, desgraciadamente no se pueden reflejar en los papeles, pero que fueron determinantes para dejar al club al borde de su desaparición.

La denuncia efectuada por Conrado Marín, Ayuntamiento, Diputación, CD Castellón y Vicente García, según reza en el informe, ha cubierto una etapa dentro del proceso iniciado por la jueza de instrucción María Victoria García Alós, que deberá determinar el comienzo de una causa judicial. Es decir, sentar en el banquillo a los miembros de una trama que dejó a la entidad en un coma profundo. Solo queremos justicia. Sabemos que el proceso será lento, pero hay que llegar hasta el final con el fin de descubrir la verdad.

Es una batalla por el orgullo del Castellón. No quiero efectuar un juicio paralelo. Ni mucho menos, porque compete a la jueza, en un caso con una relevancia mediática indudable. Todo esto es tan cierto, como mi convencimiento de que, desgraciadamente, el dinero que, presuntamente, salió de caja, no volverá. No hace falta que les diga que varios de los miembros de la trama Castellnou2005 hoy son totalmente insolventes y, en algún caso, pasan más tiempo en Irak que en España.

Por ello, a esta pelea en los juzgados hay que unir una dura batalla, para mí, mucho más relevante para la supervivencia del club, que no es otra que su día a día. No hay que olvidarlo nunca: la trama de Castellnou2005 podría ser declarada culpable y el club al que hundieron en la miseria estar muerto ya, por no poder cumplir sus compromisos. Para el Castellón no hay otra disyuntiva que no sea ascender esta temporada a 2ª B, pero tan importante como ello es cumplir con el pago de los plazos pautados con Hacienda y Seguridad Social. Y es algo en lo que vengo incidiendo desde mi preocupación por el descenso en la asistencia de público a Castalia. No podemos dejar que el Castellón camine solo y, para ello, hay que recuperar, como decía hace unas semanas, la paz social. Esta batalla es tan importante como la de conseguir que se haga justicia con la trama de Castellnou2005. Orgullo y supervivencia son los dos retos.

PASCUA DEPORTIVA. Dentro de dos semanas será totalmente imposible encontrar una habitación en un hotel de Castellón, Orpesa, Benicàssim o de la comarca de la Plana. La Villarreal Cup atraerá, durante el largo fin de semana de Pascua, a más de 2.500 jugadores, lo que supondrá un movimiento, contando los familiares, de más de 10.000 personas que se gastarán muchos miles de euros en ocio en la provincia con la excusa del torneo de fútbol base en todas las categorías que organiza el Villarreal CF. En junio, el prestigioso torneo Promises, que albergó el año pasado a los equipos alevines de todos los clubs de Primera, volverá a celebrarse en Vila-real. Y continuaría con el esfuerzo personal de un hombre como José Manuel Llaneza que, sin duda, mantiene una pelea constante para la promoción del aeropuerto de Castellón, ligada al turismo en la provincia, cada vez que un equipo europeo se enfrenta al Villarreal, una gestión que debería coordinarse desde las instituciones. Dos torneos de primer nivel que refrendan el enorme prestigio que posee el Villarreal… y ahora me refiero al ámbito del deporte de formación.

0

El ‘cabreo’ de Marcelino, el sueño de la Copa y el gabinete de Kiko Ramírez

Ni la imagen de ver a Marcelino con una sonrisa de oreja a oreja actuando como si de José Luis Vázquez se tratara, fingiendo un cabreo que ni el mismo se creía, pudo lograr que yo saliera del Madrigal más feliz que unas castañuelas. A mi no me pareció tan malo el Villarreal como lo quiso pintar su entrenador, igual que tampoco me pareció tan bueno contra el Valencia o ante el Deportivo, por citar los dos últimos partidos. Pero si tengo que decir que este equipo me ofrece una gran confianza y me encanta. Es un equipo con letras mayúsculas, lo cual para mi ya es un elogio máximo. Y luego posee una columna vertebral de primer nivel. Areola es un porterazo como la copa de un pino, como lo era, y lo va a seguir siendo, Sergio Asenjo. Musacchio y Víctor Ruiz (el hermano gemelo del que decían en Valencia que era un paquete y un timo) forman ahora mismo un tándem defensivo que no ofrece fisuras con súper Mario. El eje de la medular con Bruno, uno de los grandes mediocentros del planeta fútbol y Jonathan o Manu, radiografían un centro del campo con mucho empaque, a la espera de que los Samus exploten definitivamente. Y luego el Villarreal disfruta de un lujo llamado Soldado, que está haciendo bueno a Bakambu. Sí, lo reitero, Soldado es un delantero especial, marque o no marque goles, me da igual.

Las casualidades no existen. El Madrid está a un solo punto, a tres el Barcelona y cinco al Atlético, con ventajas de ocho puntos sobre el Celta, 10 al Sevilla, 11 al Athletic y la friolera de 16 al Valencia. Un equipo que juega tan mal no sería capaz de ganar seis partidos consecutivos en Primera e igualar una primera vuelta de récord con 39 puntos. Por eso me apunto al cabreo, con sonrisa incluida, de Marcelino.

Por cierto, el filial del Villarreal es líder de su grupo en 2ª B, el segundo filial se ha metido en puestos de play-off de ascenso en Tercera, mientras que el Juvenil A amarillo es líder también en División de Honor. Hoy voy a apuntarme a la escuela de arte dramático para aprender a cabrearme también, porque no me sale ni practicando 14 semanas seguidas.

LA COPA DEL REY. Voy a seguir discrepando con Marcelino y seguramente con Fernando Roig. Para mí, la Copa es muy importante. No me gustó el once de San Mamés porque introducir tantos cambios (hasta ocho) me parece excesivo, incluso para alguien que defiende la política de dosificar esfuerzos de Marcelino como yo. Es cierto que jugar la Champions da dinero y seguir adelante en la Europa League también, mientras que la Copa solo puede suponer pérdidas. Soy consciente y seguro que el presidente me dice que lo importante es la economía del club y que mi aportación a ella es casi insignificante porque los abonos y las acciones que uno pueda tener lo son. Sí, pero el fútbol le debe al Villarreal un título y la Copa puede ser una buena ocasión para ganar algo. Es mi ilusión y la de muchos aficionados, por ello iré el miércoles al Madrigal con la esperanza de ganar al Athletic porque quiero seguir soñando con esa Copa. El Villarreal la merece.

EL GABINETE DE KIKO RAMÍREZ. El entrenador del Castellón ya anunció que iba a empezar su trabajo por dar solidez táctica al equipo y fortaleza defensiva. No quería que el Castellón jugase a la ruleta rusa. Y lo ha conseguido también con mucho sufrimiento. La transformación ha sido radical y hoy el liderato está a cinco puntos. No es tarea fácil encadenar ocho partidos seguidos con victorias en ninguna categoría. Y Kiko Ramírez lo ha logrado con un trabajo extra basado en recuperar anímicamente al grupo y devolverle la confianza y la autoestima perdida. Ese es el camino. Guardo un Directo para Kiko Ramírez, aunque en él también tendría que tener un espacio Ramón Moya, que sigue dando más tumbos y vueltas que una noria. Pero el Castellón vuelve a ganar y eso, sea quien sea el presidente, es lo importante. Ahora queda que la gente vuelva a Castalia. Será pronto, pues el sentimiento albinegro sigue muy arraigado. El Castellón vive un buen momento. ¡Que dure! H

0

Llaneza de viaje en Argentina, paz en el Castellón y el milagro del Amics

No sé si la estancia reciente de casi una semana de José Manuel Llaneza en Argentina tendrá algo que ver con la llegada de un refuerzo en el mercado de invierno. O estará relacionado con la planificación para la próxima temporada, habrá algún tema más de la agenda del Villarreal, o todo a la vez, pero de lo que sí estoy seguro es que el vicepresidente no ha se ha tirado 12 horas de avión para cenar en el restaurante La Brigada, uno de sus preferidos de Buenos Aires. Llaneza ha viajado casi de incógnito a Argentina. Se marchó el lunes y nadie le ha echado de menos y pocos se han enterado. Yo, desde luego, sí noté su falta, porque sé de la valía incuestionable de este hombre de fútbol con una visión excepcional de este deporte. Seguro que su viaje ha sido, o será, de provecho. Lo cierto es que el Villarreal se ha quedado muy cojo en ataque con las bajas de Leo Baptistao, cuyo historial de lesiones en las últimas temporadas es preocupante, y la de larga duración de Adrián. Es cierto que Samu García, quien estoy convencido acabará siendo un jugador importante para el Villarreal, y Nahuel, incluso Denis Suárez, pueden actuar como delanteros, pero no dejarían de ser jugadores reconvertidos a puntas. También está la opción de cambiar el sistema o subir a Leo Suárez del filial. En cualquier caso quedan 10 partidos hasta final de año y Marcelino debe dosificar a Soldado, con cuatro tarjetas en la Liga, y a Bakambu. La papeleta, desde luego, no es fácil. La suerte es que defensivamente el Villarreal es un equipo muy sólido y sobre esa base debe hacerse fuerte.

Otro de los sueños de Marcelino es Denis Cheryshev, quien saldrá del Madrid en el mercado de invierno, pero el ruso cuenta con muchos novios y es muy probable que Florentino quiera venderle. No veo fácil, aunque no imposible, que venga al Villarreal. El mercado argentino es una buena opción. Y Llaneza, después de cenar en La Brigada, seguro que tuvo tiempo para hacer alguna que otra gestión.

DAVID CRUZ Y EL CASTELLÓN. El Castellón parece haber encontrado el camino del triunfo. No hay mejor bálsamo en fútbol que ganar y si a alguien le hace falta la tranquilidad, sin duda alguna, es al club albinegro. No se merece el CD Castellón que su nombre esté ligado siempre a disputas, polémicas o que se le utilice para guerras ajenas al deporte. Espero que David Cruz haga caso a sus consejeros más afines y permanezca tranquilo. No dudo de la dificultad que tiene para sacar adelante la extremadamente grave situación de la entidad, pero será más fácil desde la paz que desde el conflicto permanente. Y no estaría de más que Ayuntamiento y Cruz se entendiesen mejor. Es cuestión solo de enterrar egos por ambas partes y pensar en lo importante, en este caso el Castellón. Ni uno puede cargar contra todo y todos, ni el otro solucionar los problemas desde las redes sociales. Ahora parece que Kiko Ramírez ha devuelto la normalidad al vestuario ejerciendo de Sigmund Freud.

EL MILAGRO DEL AMICS. Pienso que el Amics es como el milagro de los panes y los peces. Toni Ten y Luis García nos tienen que enseñar el secreto de cómo exprimir un euro para convertirlo en un billete de 20. Con el presupuesto más bajo de LEB Oro suman seis victorias de ocho y son segundos. Ayer, victoria ante un exACB como el Breogán Lugo. Una gran parte del mérito es de este dúo formado por un grandísimo entrenador y un presidente serio. El objetivo es la permanencia pero a este paso aún jugarán el play off de ascenso.

El Amics está haciendo grande el baloncesto de Castellón.

0

La pregunta del millón de dólares: ¿A quién hay que comprar el CD Castellón?

Federico Olucha es un abogado castellonense curtido en mil batallas. Como profesional del derecho ha llevado un sinfín de causas de todos los colores. Y seguro que en muchas ocasiones, como sus colegas, deberá defender cuestiones no de su agrado. Imagínense, hasta Bin Laden, ideólogo del atentado a las Torres Gemelas, tendría derecho a disponer de un abogado.

El fútbol es diferente a todo y Olucha ya ha empezado a darse cuenta. En el caso del CD Castellón creo que se acentúa más la complicación. Ni con dinero en mano -claro no pagar una locura– es fácil ahora mismo adquirir el club. Parto de la base de que pagar por un club con un pasivo tan grande es mercantilmente ilógico. Aun así, la pregunta del millón es: ¿A quien hay que dirigirse para comprar el CD Castellón? No tiene una respuesta sencilla con el actual panorama. Por una parte, dos accionistas mayoritarios (37,5% cada uno), que han roto su relación, y que no han pagado un euro a los anteriores propietarios (Castellnou), con el inri de que sobre esa adquisición pende, además, una demanda por incumplimiento de contrato de por medio, con la amenaza de que pudiera el juez determinar la devolución de las mismas. Luego una sociedad (8,26% de Meydis SL) que se ha colado de rondón por una deuda impagada de Laparra; más otros paquetes de empresas de Castellnou ligadas a Blasco y Osuna; un 5% de Jesús Jiménez y un porcentaje similar de accionistas minoritarios. Añadamos al cóctel otra demanda judicial por delitos societarios contra Castellnou y un concurso de acreedores, sin acuerdo aún.

Es kafkiano, pero real. Es la situación del CD Castellón. Y con este panorama les puedo asegurar que un grupo de empresarios de la tierra hicieron un intento de quedarse con el club, pero acabaron huyendo porque este embrollo espanta a cualquiera. Olucha lo sabe y diseñó su estrategia para desenmarañarlo. Él se trajo a Castellón al inversor mexicano Manuel Lobato Blanco, convenciéndole de que era una buena plaza. Ahora, como profesional, ejerce de mediador en la compra. Yo no voy a entrar a valorar si esta es o no la mejor opción para el Castellón, porque nuestro trabajo es informar de lo que sucede, no ejercer de adivino ni descifrar sus intenciones. Pero el Castellón necesita una inyección de oxígeno en forma de dinero. Cruz ni tiene capacidad económica, ni tampoco ha demostrado lucidez de gestión. Es más, sus grandes partidas de ingresos no provienen de la gestión en su etapa, sino de derechos de formación de jugadores formados en la cantera y Aeroport de Castelló.

Para alcanzar una entente para comprar el Castellón hay que pactar hasta con el diablo, léase en versión albinegra Castellnou. No hay más, porque las acciones pueden volver a sus manos. También hay que contar con los actuales dueños Cruz y García. Y puede que con Meydis. Sumar el 50,01% no es tarea nada fácil.

Cualquier precio que se pague no es razonable porque su valor es cero. No sé que pasará al final si Olucha no logra la mayoría. Ni tampoco si decide comprar deuda y coger el poder en el proceso de liquidación, aunque este plan B es más más largo. Y tampoco si al final, todo se queda en el aire porque un nuevo candidato a la compra se cansa.

Y en el fondo, me da la impresión de hay gente que se siente feliz en el mundo suburbial de Cruz. ¿Tanto le quieren que le dejan morir? Y una cuestión, si hay una denuncia en marcha contra Castellnou, ¿que más da que estos exijan como condición que no se litigue contra ellos? Nadie va a paralizar la demanda de Sentimiento Albinegro. Nadie. Y yo, desde luego, espero que si son culpables, la ley caiga sobre ellos. Lo que si pido es que el CD Castellón no puede seguir así. Y creo que los políticos también son responsables de lo que sucede y me da igual que vengan elecciones, porque para mi el voto se juega durante cuatro años, no en seis meses. La falta de liderazgo es sonrojante. Pero ni con tanta inoperancia e inacción podrán con el CD Castellón porque son muchos los que velan por su vida. Llegarán tiempos mejores. Seguro. El Castellón no merece esto.

0

La silenciosa ayuda de Federico Castellano, administrador concursal del CD Castellón

Nadie predica mejor que la hormiga, y no habla (Benjamin Franklin).

No hay mejor antibiótico en estos momentos para el CD Castellón que la paz social y el silencio en su proceso concursal. El club sigue vivo, con achaques, pero detrás, insuflándole fuerza, se apila un cuerpo especial de miles de albinegros que velan y cuidan por su salud y su existencia con un cariño, sentimiento y amor que suplen la falta de recursos financieros.

Relativos al Castellón, he escuchado decenas de rumores y comentarios de todo tipo, con procedencia muy estereotipada. Siempre hay que prestar atención a todos pero a la vez separar el grano de la paja. En el turmix metí hace tiempo los que me llegaron de Federico Castellano, actual administrador concursal, para extraer mi propia conclusión. Uno de los que más me sirvió provenía de un importante empresario cerámico, buen amigo de quien suscribe, a quien éste ayudó con eficacia y discreción a superar un delicado concurso de acreedores. “Un tipo serio y profesional que hará todo lo que pueda para sacar adelante el Castellón”, me confesó. Sin duda, el vigilante del proceso concursal del CD Castellón ha ayudado mucho más de lo que pueda parecer a que este club, bandera y señera de la capital, mantenga las constantes vitales. A veces, sin hacer nada se hace mucho y el silencio es un amigo que no traiciona. Castellano no sabe de fútbol. Ni falta que le hace. Siempre ha sido consciente de la repercusión social y de lo que significa el Castellón.

Me consta, que ha mantenido un sinfín de reuniones con un variado espectro del tejido social de la capital y provincia, en busca de vida porque el club necesita cariño, pero sus arcas, sobre todo, dinero.

Les aseguro que ha hecho todo lo que está en su mano, y más, para buscar una solución al atolladero en que se encuentra la entidad, con el problema añadido de la difusa propiedad de las acciones del club, que tiene colgada un sinfín de interrogantes. Siempre con la negra sombra de Castellnou al fondo.

El dinero de Aeroport de Castelló, que recuerdo a los que quieren hacer política ventajista desde Valencia con las miserias del CD Castellón y no meten nunca el dedo en la llaga en sus propias y profundas heridas, debe invertirse con racionalidad sí, pero tiene que ayudar al ascenso. Castellano lo sabe. Otro punto clave para sacar adelante el concurso es el acuerdo con Bankia. Recuerdo que esa deuda proviene de una poliza adelantada al club por una subvención municipal de cuando Alberto Fabra era alcalde. El dinero se cobró del banco, pero el consistorio no la abonó por no cumplirse los requisitos exigidos para ayudas oficiales.

El apoyo del Ayuntamiento también es fundamental para el Castellón. En este caso, y lo matizo, siempre hacia la entidad, por encima de personas. El objetivo está marcado y debe ser meterse en promoción y llegar fuerte a ella. Hay tiempo para hacer un equipo potente con aspiraciones. Entiendo que la plantilla inicial se configuró con unas expectativas económicas que luego cambiaron con la llegada de los 660.000 euros del Aeroport. A Esteva le pido que la exigencia sea máxima. El futuro del Castellón está en juego. No me preocupa en exceso una derrota en Requena… de momento claro.

A la afición no le puedo pedir más. 3.500 abonados con lo que ha pasado alrededor del club, supone un buen ejercito de guardianes del grial albinegro. Y vuelvo al inicio, otro aspecto fundamental es la paz social. Cuantos menos profetas albinegros haya, más se hable de fútbol y cada cual asuma que solo es un aficionado que tiene que ayudar y no ponerse falsas medallas, más puro será el oxígeno en Castalia. Ahora, pese a la clasificación, vamos por el buen camino. He obviado nombres, he silenciado algunas cuestiones y me he centrado en hablar de lo único realmente importante y que tiene nombre propio: CD Castellón. Son muchos los que le quieren, son muchos los que le mantienen. No modifiquemos el rumbo… y apoyemos y sumemos.

(Manejar el silencio es más difícil que manejar las palabras. Georges Clemenceau).