Sobre el Autor: José Luis Lizarraga

Descripción
José Luis Lizarraga, jefe de deportes de el Periódico Mediterráneo

Entradas por José Luis Lizarraga

0

El especial caso Bailly, el súper filial del Villarreal, los refuerzos de invierno y la ambición del Amics

La semana pasada les comentaba que Sergio Asenjo es patrimonio del Villarreal. Hoy les voy a contar mi versión sobre Eric Bally, que hoy está en la garganta crítica de los aficionados amarillos. Lo voy a hacer con prudencia, sin perder la perspectiva, pero en este caso defendiendo al jugador costamarfileño porque lo considero un caso especial. En primer lugar aclarar que Marcelino no está sacrificando al central haciéndole jugar lesionado. Es una decisión consensuada con los servicios médicos y con el propio futbolista, quien es cierto sufre molestias en el hombro. Bailly está muy agradecido a su técnico, quien no olvidemos ha trabajado a fondo con el chico para mejorar muchos aspectos tácticos del defensa y sabe que pasar por el quirófano supondría perderse la temporada y cinco meses de baja.

Luego los jugadores son personas y estamos hablando de un chico de solo 21 años, que apenas ha jugado 32 partidos en Primera División, y que se encuentra lejos de su familia, su esposa y su hijo, por problemas burocráticos.

Por supuesto que su entrenador le aprieta al máximo, como es su obligación, para sacarle el rendimiento óptimo. Estamos ante un chico muy centrado fuera del campo, pero al que hay que corregir sus despistes y cruces de cables dentro de él. Eric vive su profesión con intensidad, pero no olvidemos su edad y su situación personal, aunque Areola es algo más que un amigo para él. Por supuesto, el jugador también tiene su cuota de responsabilidad y debe salir al campo mucho más concentrado y con una mejor actitud. Y si no se encuentra en condiciones, pues lo mejor es que adopte una decisión, aunque no seré yo quien se atreva a discutir ni opinar sobre el criterio médico y el de su entrenador. No hay más. Pero me atrevo a decirles hoy que estamos ante un grandísimo defensa, con el que se debe ser paciente. Para mi es como si se tratara de un chico de la cantera a quien se debe mimar y cuidar al máximo.

SÚPER FILIAL AMARILLO. Cuando voy a ver un partido de categorías inferiores, siempre digo que me fijo más en las individualidades que en el colectivo, que es justo todo lo contrario que me sucede con el fútbol de élite, pero es difícil no disfrutar con el fútbol de las jóvenes promesas amarillas. Muy pronto veremos jugando en Primera División (espero que en el Villarreal) a futbolistas de una categoria ya contrastada como Pablo Íñiguez o Leo Suárez, que a mi juicio deberian tener más participación en el primer equipo; el mismo Rodri, un clon de Bruno Soriano pero diestro, o Adrián Marín, quien en este caso sí ha disfrutado de muchas oportunidades, No olvido el partidazo ayer de Fran Sol, en el triunfo contra el Hércules. El Villarreal es un club de cantera y espero que varios de ellos se consoliden en la primera plantilla.

REFUERZOS DE INVIERNO. El Villarreal continúa trabajando en la contratación de un hombre de banda, tras el ‘no’ del Madrid a ceder a Denis Cheryshev, quien está loco por volver al Madrigal, o Lucas Vázquez. A no ser que a última hora a Florentino se le ablande el corazón. El club peina el mercado europeo. Hasta el viernes hay tiempo. Mi opinión es que al Villarreal hará lo posible por reforzarse, pero si no es de garantías lo que se encuentra, en el filial hay un fenómeno, que se llama Leo Suárez.

TONI TEN Y EL AMICS. El Amics continúa creciendo. No oculto mi simpatía, pero no exenta de admiración, por este grupo humano de trabajo que dirige en los despachos el entrañable Luis García, y en la pista, Toni Ten, un pesado del baloncesto. Me cuentan, que el entrenador del Amics ya está pensando en el play off de ascenso a ACB. No sé, pero de verdad espero que un día no muy lejano le veo entrenando en lo más alto. Gente de deporte con mayúsculas que merecen mi respeto. No quiero acabar estas líneas sin acordarme de Iván Beltrán, uno más de los artifices del éxito del Amics desde la sombra, para mandarle mi más sentido pésame por el fallecimiento de su hermano, sé lo que se siente y por ello le envió un afectuoso abrazo de cariño de todos los que componemos Mediterráneo. DEP.

Etiquetas: , ,
0

El ‘cabreo’ de Marcelino, el sueño de la Copa y el gabinete de Kiko Ramírez

Ni la imagen de ver a Marcelino con una sonrisa de oreja a oreja actuando como si de José Luis Vázquez se tratara, fingiendo un cabreo que ni el mismo se creía, pudo lograr que yo saliera del Madrigal más feliz que unas castañuelas. A mi no me pareció tan malo el Villarreal como lo quiso pintar su entrenador, igual que tampoco me pareció tan bueno contra el Valencia o ante el Deportivo, por citar los dos últimos partidos. Pero si tengo que decir que este equipo me ofrece una gran confianza y me encanta. Es un equipo con letras mayúsculas, lo cual para mi ya es un elogio máximo. Y luego posee una columna vertebral de primer nivel. Areola es un porterazo como la copa de un pino, como lo era, y lo va a seguir siendo, Sergio Asenjo. Musacchio y Víctor Ruiz (el hermano gemelo del que decían en Valencia que era un paquete y un timo) forman ahora mismo un tándem defensivo que no ofrece fisuras con súper Mario. El eje de la medular con Bruno, uno de los grandes mediocentros del planeta fútbol y Jonathan o Manu, radiografían un centro del campo con mucho empaque, a la espera de que los Samus exploten definitivamente. Y luego el Villarreal disfruta de un lujo llamado Soldado, que está haciendo bueno a Bakambu. Sí, lo reitero, Soldado es un delantero especial, marque o no marque goles, me da igual.

Las casualidades no existen. El Madrid está a un solo punto, a tres el Barcelona y cinco al Atlético, con ventajas de ocho puntos sobre el Celta, 10 al Sevilla, 11 al Athletic y la friolera de 16 al Valencia. Un equipo que juega tan mal no sería capaz de ganar seis partidos consecutivos en Primera e igualar una primera vuelta de récord con 39 puntos. Por eso me apunto al cabreo, con sonrisa incluida, de Marcelino.

Por cierto, el filial del Villarreal es líder de su grupo en 2ª B, el segundo filial se ha metido en puestos de play-off de ascenso en Tercera, mientras que el Juvenil A amarillo es líder también en División de Honor. Hoy voy a apuntarme a la escuela de arte dramático para aprender a cabrearme también, porque no me sale ni practicando 14 semanas seguidas.

LA COPA DEL REY. Voy a seguir discrepando con Marcelino y seguramente con Fernando Roig. Para mí, la Copa es muy importante. No me gustó el once de San Mamés porque introducir tantos cambios (hasta ocho) me parece excesivo, incluso para alguien que defiende la política de dosificar esfuerzos de Marcelino como yo. Es cierto que jugar la Champions da dinero y seguir adelante en la Europa League también, mientras que la Copa solo puede suponer pérdidas. Soy consciente y seguro que el presidente me dice que lo importante es la economía del club y que mi aportación a ella es casi insignificante porque los abonos y las acciones que uno pueda tener lo son. Sí, pero el fútbol le debe al Villarreal un título y la Copa puede ser una buena ocasión para ganar algo. Es mi ilusión y la de muchos aficionados, por ello iré el miércoles al Madrigal con la esperanza de ganar al Athletic porque quiero seguir soñando con esa Copa. El Villarreal la merece.

EL GABINETE DE KIKO RAMÍREZ. El entrenador del Castellón ya anunció que iba a empezar su trabajo por dar solidez táctica al equipo y fortaleza defensiva. No quería que el Castellón jugase a la ruleta rusa. Y lo ha conseguido también con mucho sufrimiento. La transformación ha sido radical y hoy el liderato está a cinco puntos. No es tarea fácil encadenar ocho partidos seguidos con victorias en ninguna categoría. Y Kiko Ramírez lo ha logrado con un trabajo extra basado en recuperar anímicamente al grupo y devolverle la confianza y la autoestima perdida. Ese es el camino. Guardo un Directo para Kiko Ramírez, aunque en él también tendría que tener un espacio Ramón Moya, que sigue dando más tumbos y vueltas que una noria. Pero el Castellón vuelve a ganar y eso, sea quien sea el presidente, es lo importante. Ahora queda que la gente vuelva a Castalia. Será pronto, pues el sentimiento albinegro sigue muy arraigado. El Castellón vive un buen momento. ¡Que dure! H

0

Ni mala ni buena fe del Villarreal

Marcelino solo quiere oír hablar de Cheryshev como refuerzo. Es el perfil que le falta tras esperarle todo el verano. Parecía cerca hasta la eliminación indebida del ruso en Cádiz. Florentino Pérez le echó la culpa al Villarreal y se olvidó de la responsabilidad de los suyos. José Javier Jiménez, el hombre que más sabe de temas federativos, posiblemente conocía lo de Cheryshev, pero Roig y Negueroles no, porque ellos no están en esos temas. No hubo ni buena mi mala fe, simplemente que José Javier hace más horas que el reloj y no tiene por qué saber si el Madrid le alinea o no. Eso es cosa del José Javier de turno del Bernabéu. Pero el orgullo es el orgullo y Floren tiene mucho. ¿Difícil? Para mí sí, pero si todos fueran normales, Cheryshev jugaría en el Villarreal en enero. Ahí lo dejo

0

Los modelos de gestión de Florentino Pérez y Peter Lim, y la plaga de lesiones del Villarreal

El sábado hubo pañolada en dos de los estadios más importantes de la Liga: Bernabéu y Mestalla. El gran problema del fútbol es que raras veces se valora con análisis si una gestión es buena o mala, y todo se deja al escrutinio de los resultados. Es cierto que debería ir ligada la dirección criteriosa e inteligente de un club con los éxitos deportivos; o viceversa, los fallos en la toma de decisiones o la puesta en marcha de una política equivocada tendría que estar relacionada con los fracasos. Pero a veces el gran potencial económico de muchos proyectos esconde los errores, o es el paso del tiempo quien los expone a la luz. El concepto de club que siempre ha dibujado Florentino Pérez en el Real Madrid, dista bastante de lo que un profesional del fútbol entiende como lo más racional, pero la grandeza del club merengue, posiblemente el más importante del mundo, lo ensombrece todo.

Florentino es amigo de acumular estrellas y de los fichajes de relumbrón, por encima del concepto de equipo que cualquier entrenador pondría en práctica para diseñar un plantel. Un jugador como Santi Cazorla en su momento no daba el perfil de glamur que persiguía su presidente, igual que el de otros futbolistas que podrían haber fortalecido el concepto de equipo.

El modelo Valencia tampoco es el que yo, ni una gran parte de la afición che, considera como el mejor para su equipo. Es cierto que la situación financiera del club de Mestalla era de tan extrema gravedad que no existía demasiado margen de elección, aunque las lineas maestras de Peter Lim contribuyan a alejar al Valencia de su ciudad y lo situan bajo los conceptos empresariales y de interés propio de un súper agente de futbolistas como Jorge Mendes. Los criterios son muy diferentes a los que esgrimiría una entidad sin ataduras ni ligaduras. Sin duda, no es el modelo idóneo, pero tampoco lo era el año pasado, pero entonces los resultados eran favorables y todo el mundo se puso una venda en los ojos. No es el modelo que cualquiera valencianista elegiría para su equipo. Mendes no puede utilizar el Valencia para sus negocios o intereses. No es una cuestión de entrenador, aunque Nuno focalice ahora el malestar. El problema es más profundo.

Ayer presencié un partido muy bonito con dos equipos que vienen de cuna modesta como Eibar y Villarreal, aunque ahora la entidad amarilla tenga mucho más poder, gracias a su gestión, que el club eibarrés. Ambos están en lo más alto, con sus errores y sus aciertos, pero con un criterio única y exclusivamente basado en lo deportivo. Y los dos pueden presumir de tener números azules en sus cuentas, con una economía saneada totalmente. Dos propuestas diferentes, pero con un concepto racional de gestión.

LA PLAGA DE LESIONES. El Villarreal está sufriendo una verdadera plaga de lesiones que está afectando en las últimas jornadas a su rendimiento, a pesar del cuarto puesto en la tabla. Siempre he dicho que el Villarreal es un modelo en la gestión, pero tampoco son infalibles a los errores. No valoraré aún el bajo rendimiento de algunos de los fichajes, porque creo que es pronto y todavía a algunos jugadores les otorgaré un margen de tiempo para su adaptación aunque ya empiezan a preocuparme algunos temas como el de Samu García. Ahora bien, algunos casos se podrían haber estudiado con más detenimiento. Por ejemplo, si el historial del lesiones de Leo Baptistao indica que en las últimas temporadas ha sufrido un buen número de ellas, y Adrián López también estuvo inactivo durante la última por el mismo problema, es posible que se hubiera tenido que ser más prudente o no haber asumido tanto riesgo. Tampoco entendí mucho el fichaje de Bonera, más cuando en la cantera se tenía a un jugador con una gran proyección como Pablo Íñiguez. Entre el riesgo de fichar al italiano, que venía con mucha inactividad a la espalda, y el de apostar por la juventud de Pablo, creo que no hay color.

El Villarreal hace muchísimas cosas bien, la gran mayoría, pero la autocrítica es buena para equivocarse cada vez menos en el futuro. H

0

Llaneza de viaje en Argentina, paz en el Castellón y el milagro del Amics

No sé si la estancia reciente de casi una semana de José Manuel Llaneza en Argentina tendrá algo que ver con la llegada de un refuerzo en el mercado de invierno. O estará relacionado con la planificación para la próxima temporada, habrá algún tema más de la agenda del Villarreal, o todo a la vez, pero de lo que sí estoy seguro es que el vicepresidente no ha se ha tirado 12 horas de avión para cenar en el restaurante La Brigada, uno de sus preferidos de Buenos Aires. Llaneza ha viajado casi de incógnito a Argentina. Se marchó el lunes y nadie le ha echado de menos y pocos se han enterado. Yo, desde luego, sí noté su falta, porque sé de la valía incuestionable de este hombre de fútbol con una visión excepcional de este deporte. Seguro que su viaje ha sido, o será, de provecho. Lo cierto es que el Villarreal se ha quedado muy cojo en ataque con las bajas de Leo Baptistao, cuyo historial de lesiones en las últimas temporadas es preocupante, y la de larga duración de Adrián. Es cierto que Samu García, quien estoy convencido acabará siendo un jugador importante para el Villarreal, y Nahuel, incluso Denis Suárez, pueden actuar como delanteros, pero no dejarían de ser jugadores reconvertidos a puntas. También está la opción de cambiar el sistema o subir a Leo Suárez del filial. En cualquier caso quedan 10 partidos hasta final de año y Marcelino debe dosificar a Soldado, con cuatro tarjetas en la Liga, y a Bakambu. La papeleta, desde luego, no es fácil. La suerte es que defensivamente el Villarreal es un equipo muy sólido y sobre esa base debe hacerse fuerte.

Otro de los sueños de Marcelino es Denis Cheryshev, quien saldrá del Madrid en el mercado de invierno, pero el ruso cuenta con muchos novios y es muy probable que Florentino quiera venderle. No veo fácil, aunque no imposible, que venga al Villarreal. El mercado argentino es una buena opción. Y Llaneza, después de cenar en La Brigada, seguro que tuvo tiempo para hacer alguna que otra gestión.

DAVID CRUZ Y EL CASTELLÓN. El Castellón parece haber encontrado el camino del triunfo. No hay mejor bálsamo en fútbol que ganar y si a alguien le hace falta la tranquilidad, sin duda alguna, es al club albinegro. No se merece el CD Castellón que su nombre esté ligado siempre a disputas, polémicas o que se le utilice para guerras ajenas al deporte. Espero que David Cruz haga caso a sus consejeros más afines y permanezca tranquilo. No dudo de la dificultad que tiene para sacar adelante la extremadamente grave situación de la entidad, pero será más fácil desde la paz que desde el conflicto permanente. Y no estaría de más que Ayuntamiento y Cruz se entendiesen mejor. Es cuestión solo de enterrar egos por ambas partes y pensar en lo importante, en este caso el Castellón. Ni uno puede cargar contra todo y todos, ni el otro solucionar los problemas desde las redes sociales. Ahora parece que Kiko Ramírez ha devuelto la normalidad al vestuario ejerciendo de Sigmund Freud.

EL MILAGRO DEL AMICS. Pienso que el Amics es como el milagro de los panes y los peces. Toni Ten y Luis García nos tienen que enseñar el secreto de cómo exprimir un euro para convertirlo en un billete de 20. Con el presupuesto más bajo de LEB Oro suman seis victorias de ocho y son segundos. Ayer, victoria ante un exACB como el Breogán Lugo. Una gran parte del mérito es de este dúo formado por un grandísimo entrenador y un presidente serio. El objetivo es la permanencia pero a este paso aún jugarán el play off de ascenso.

El Amics está haciendo grande el baloncesto de Castellón.

0

El gran pecado de profesionalidad de Bruno Soriano

Hoy quiero hablar de Bruno Soriano. Sí, creo que se lo merece. Siempre digo que necesito las palabras de aliento cuando las cosas no me van bien dadas, porque en los buenos momentos los refuerzos anímicos no son necesarios y ayudan más cuando provienen de mi gente, la que quiero y aprecio. Bruno es uno de los mejores profesionales que he conocido en el mundo del fútbol. Un tipo que sabe lo que es trabajar duro para ganarse un sueldo, que ha llegado a lo que es con mucho esfuerzo y cuya eclosión como futbolista de élite llegó muy tarde. Es del Villarreal de la cabeza a los pies. Ahora no pasa por su mejor momento deportivo y por eso hoy quiero hablar de él, porque también lo he hecho cuando me hizo disfrutar con su fútbol con locura, porque él es una gran parte del éxito de lo grande que hoy es el Villarreal.

Ayer, cuando el capitán salió por la zona mixta del Camp Nou y pidió disculpas por su error en el primer gol del Barcelona, ya estaba barruntando que hoy mi Directo iría dedicado para él. Bruno quiso descargar en su persona la responsabilidad de la derrota en el Camp Nou con la misma humildad que en otras muchas ocasiones delegó la gloria del triunfo en sus compañeros. ¿Qué voy a contarles yo de Bruno que ustedes no sepan? Para mí es el mejor jugador de la historia del Villarreal por muchos y variados motivos, entre ellos porque se ha criado como futbolista en la Ciudad Deportiva de Miralcamp y él representa muchos de los valores que se enseñan en la escuela del Villarreal.

Bruno es un ganador nato. Y siempre quiere jugar, incluso cuando no está en las mejores condiciones físicas para competir. Los médicos del club amarillo siempre le ponen como ejemplo de poseer un umbral de aguante del dolor muy alto. El futbolista de Artana ha jugado muchos partidos con molestias físicas, después de aquella grave lesión que sufrió en otra visita al Camp Nou. Marcelino tiene un pesar interior de que probablemente le dejaron volver a jugar demasiado pronto y eso le ha perjudicado en su recuperación. Es el pecado de ser un profesional como la copa de un pino. Para Marcelino, Bruno Soriano es algo más que el mediocentro sobre el que gira el juego del Villarreal. Mateo Musacchio se encuentra en una fase similar y por ello nadie quiere precipitarse con su regreso.

El sábado por la noche compartí una agradable tertulia de fútbol con un tipo al que tengo un aprecio especial, por el equilibrio y el positivismo que siempre se desprende de sus comentarios: Ángel Pichi Alonso. El exjugador de equipos como el Barcelona, el Castellón, el Zaragoza y el Espanyol, ahora analista de lujo de Canal Plus, me comentaba que este pasado domingo en el Camp Nou se iban a enfrentar los dos mejores mediocentros españoles de la Liga: Bruno y Sergio Busquets. En opinión de Pichi, con el de Artana no se había hecho justicia a su calidad con más participaciones en la selección española. Para él, Bruno debía ser uno de los fijos en las convocatorias de la Roja. Pienso lo mismo que mi estimado Pichi.

Todos sabemos quien es Bruno y lo que representa. Por eso les pido una ovación de gala para el gran capitán del Villarreal. De puertas para adentro, todos le aprecian, le valoran y le respetan. Nos ha dado tanto… y nos lo va a seguir dando. Estoy seguro porque el primero que sabe que tiene que mejorar es él y Bruno es el primero en exigirse a sí mismo el máximo. Pronto volverán las brujerías del Brujo de Artana.

Y acabaré con un frase de otro fenomenal deportista, como es el atleta del Playas de Castellón Abderrahman Ait Kamouch, tres veces medallista paralímpico: “Si quieres la miel, aguanta la picadura de las abejas”. Vivía en el desierto cuando, de niño, se cayó a un pozo y se fracturó un brazo. Las deficientes condiciones sanitarias le provocaron una gangrena y la posterior amputación de la extremidad. Llegó a España en patera, jugándose la vida, después de muchos intentos. Le conocí hace poco y me dejó impactado por su humildad. Ayer me inspiré en él para referirme a Bruno. Con esfuerzo y tesón todo se consigue. Bruno y Ait, dos ejemplos que tienen mi admiración y mi respeto

0

Las antagónicas caras del Villarreal y el caso Cheryshev

El Villarreal recuperó sus señas de identidad en una noche mágica del Madrigal. Y voy a destacar el ambientazo y el apoyo incondicional de la afición grogueta. De 10, como el equipo. Que diferencia con los partidos de Huesca y Plzen, donde la imagen fue penosa, lo que deja ver muchas diferencias entre unos jugadores y otros en estos momentos, de las que hay que tomar nota, porque desde el análisis se crece.

El Villarreal se dejó en Plzen una serie de privilegios importantes en el sorteo que se efectuará hoy en Nyon. Todo el mundo ha llorado el mayor riesgo que supondrá un cruce con un rival de mucho pedigrí, además de disputar el partido de vuelta lejos del Madrigal tras acabar segundo de grupo al no ganar en República Checa. Ya de por sí es un hándicap importante. Pero no lo es menos la pérdida de casi 500.000 euros por no vencer a un rival de inferior nivel al Villarreal, desglosados en no ingresar los 500.000 euros de bonus de ser primero de grupo por los 250.000 de concluir segundo, y también en cobrar 120.000 por el empate en lugar de 360.000 por la victoria. Y Bruno salvó in extremis un punto. En este balance no contabilizo la mala imagen que transmitió el equipo, acentuada sobre todo en varios futbolistas que llegan al mercado invernal con un rendimiento de suspenso bajo. A estas alturas es muy preocupante.

Creo que Marcelino le ha manifestado a todo el plantel un respeto máximo que no ha tenido respuesta. Y para mí el técnico se ha equivocado. En esta misma columna ya expresé mi malestar por la alineación de varios jugadores que no estaban a un nivel mínimo para competir en Viena. Y creo que en Plzen, pese al flojo tono general, se volvió a repetir el error. Y voy a ir con nombres propios porque de lo contrario sería yo el que tampoco debería escribir esta columna de Mediterráneo. Ni Barbosa ni Jokic ni Samu García merecían jugar en un partido tan importante para el Villarreal, y con ello no cargo las tintas en ellos, porque también hay otros jugadores que ahora estuvieron lejos de su mejor nivel. Entiendo las bajas y los problemas, pero viendo jugar al filial resulta complicado entender cómo jugadores como Pablo Íñiguez, ayer otra vez inconmensurable, Leo Suárez, un chico con un talento increíble, Pedraza o Rodri, no cuenten con más oportunidades, una vez visto el reiterado flojo rendimiento de varios futbolistas. No me olvido de Adrián Marín, otro diamante, pero en proceso de puesta a punto tras casi una temporada parado por una lesión. En determinados momentos hay que tomar decisiones por duras que puedan ser. Y Marcelino debe dar un paso adelante. Al margen, auguro movimientos en forma de salidas y entradas en enero.

La imagen ofrecida anoche por el Villarreal refrenda que existen ahora mismo serias diferencias entre unos jugadores y los titulares ante el Madrid, algo que no ocurría al principio o, por lo menos, con tanta claridad.

En el tema Cheryshev no soy nada optimista porque el principal rival del Real Madrid será el orgullo de Florentino. No voy a discutir ni la grandeza ni la categoría como club del Madrid, pero seguro que hay mucha gente que echa de menos el señorío de antaño que se ha esfumado. Una cosa es el Real Madrid y otra su presidente. Hace poco me contaron varias actuaciones de Florentino Pérez con empleados y periodistas que me dejaron boquiabierto. Y luego compañeros de medios de comunicación distinguidos por su tono crítico con su puesto de trabajo. Cada uno lo puede interpretar como quiera. Por ello, no me sorprende para nada su vergonzosa manera de actuar en el asunto Cheryshev, echando la culpa al Villarreal y a su jugador, y exculpando a la amplia, y bien pagada, estructura del Madrid. Por ello, veo complicada la vuelta de Cheryshev, aunque Marcelino es más optimista, pero me puedo equivocar, como me equivoqué el viernes al contarles que el penalti de Jokic había sido riguroso, cuando realmente fue justo por tocar el balón con la mano. En las imágenes no se aprecia, pero Jokic lo reconoció. Era penalti. Les pido disculpas porque ustedes se merecen la mejor información y me equivoqué.

0

El sueño americano de Súper Mario, y más apoyo al ‘oro verde’ del Amics

Nunca olvidaré, y mañana tengo guardado un mensaje de recuerdo para él, el rebote que cogí cuando un amigo de la profesión se me burló diciéndome que un equipo con dos laterales como los del Villarreal estaba destinado a ser una ruina. Sus nombres eran Mario Gaspar y Jaume Costa. De Mario he escuchado un sinfín de barbaridades en estos años. Hoy todos elogian a Súper Mario, como le bautizamos en Mediterráneo por sus portentosas facultades. Jaume es otro de los pilares del Submarino y un jugador racial y honesto como pocos.

El Villarreal le fichó en 2007, junto a 15 o 16 jugadores más de la cantera del Albacete, por una cifra para el pack que rondaba los 1,8 millones. De aquella hornada, Mario era uno de los que casi iban de relleno dentro de un grupo que había ganado la Copa de juveniles con el Alba y al que él no pertenecía.

A Mario le empecé a conocer personalmente en una larga entrevista, posiblemente la primera de esa índole que concedió, en la redacción de Mediterráneo. Era casi un desconocido. Nos costó muchísimo sacarle las palabras, pero nuestro esfuezo obtuvo el premio de concluir la cita descubriendo a un chico despierto y con las ideas claras. Fue una agradable experiencia. De Mario he oído decir de todo, desde que era un tronco que no sabía centrar ni desdoblarse en ataque, hasta que técnicamente era una ruina. Muchos de ellos hoy le alaban y se han rendido a sus pies. El año pasado fue el tercer jugador de campo de la Liga que más minutos jugó. El Tata Martino, actual seleccionador de Argentina, lo recomendó como fichaje para el FC Barcelona hace dos años. Tiene contrato hasta 2019.

Como todos los chicos de su edad, tuvo una etapa confusa, como le ha pasado a otros futbolistas. Pero pronto le dio la vuelta a la situación. Con Marcelino no empezó como titular. Su primer gran cambio fue perder tres o cuatro kilos de peso. Y a partir de ahí, una progesión espectacular. Es uno de los grandes baluartes dentro y fuera del campo. Lejos del césped por su positivismo y su calidad humana. Dentro ya lo ven ustedes… Ni Ronaldo ni Neymar ni Bale ni Messi han logrado que le temblaran las piernas, ni tampoco superarle en velocidad o potencia. Le he visto marcar goles de crack y la fortuna le ha privado de algunos más. Mario es uno de los mejores de Europa en su puesto. Ataca y defiende bien. No es un lateral al uso de los que aparecen por fuera y destaca más por sus irrupciones al área rival por dentro. ¿Recuerdan aquello de que cualquier ciudadano americano puede llegar a ser presidente de Estados Unidos? Sí, el sueño americano de Mario en versión futbolista… hoy será internacional. Disfrutaré viéndole con la Roja.. Hoy… y muchos más días.

EL ORO VERDE DEL AMICS. Ayer el Amics se cargó al millonario filial del Barcelona de basket, que con un par de jugadores supera el presupuesto del club que preside Luis García. Nunca un eslogan será tan acertado como el del oro verde, porque con su esfuerzo han hecho de LEB Oro a un club familiar, muy modesto pero con una gran capacidad de trabajo y organización. Me consta su gran sacrificio para salir adelante y cubrir un modesto presupuesto de 500.000 euros para competir en la antesala de la ACB. Ayuntamiento y Diputación de Castellón deben doblar los 64.000 y 50.000 euros, respectivamente, de su subvención actual para un Amics con casi 1.500 socios reales sin contar sus escuelas, y cuya masa social sigue creciendo. Unas cifras muy inferiores a las que las instituciones conceden a otros equipos de LEB Oro en otras ciudades. Es importante apoyar al deporte modesto y de formación, pero Castellón también necesita referentes en la alta competición como el Amics. Y aquí no caben medias tintas, por lo que emplazo a Enric Porcar, concejal de deportes, y a Luis Martínez, diputado de Deportes, a que se vuelquen con este modélico club de Castellón. Hay que invertir en el oro verde. No puede ser que el Villarreal (70.000 euros) sea ahora el principal patrocinador. Seguiremos hablando de baloncesto, con el permiso de Ayuntamiento, Diputación y también, porque no, de Consellería.

0

Un respeto para Garitano y el Eibar por favor

Siempre he admirado la riqueza cultural y la extensa diversidad cromática que incluye gastronomía, idiomas, costumbres, formas de entender la fiesta, en resumen, el conjunto de idiosincrasias que conviven bajo el manto de España. Me considero tan defensor de este proyecto global, como también del derecho a que cada ciudadano de los distintos rincones del país pueda expresarse en cualquiera de las lenguas que coexisten oficialmente en las distintas comunidades, así como de sus ricas costumbres. Nadie tiene derecho a imponer nada a nadie. Quizás las palabras claves son derecho y tolerancia reciprocas. El modelo federal, por ejemplo, de Estados Unidos, es un ejemplo.
Hace unos años leí un buen libro de Enric Juliana, llamado La España de los pingüinos. En la antigua Yugoslavia se aplicaba el mote de pingüinos a aquella minoría de ciudadanos que se sentían yugoslavos, ante la gran mayoría para quienes su país era la región donde habían nacido.
¿Es España un país de pingüinos? La falta de respeto al himno nacional o el poco apego a los colores de la bandera española invitan en muchas ocasiones a la reflexión, pero también considero que las tensiones se han acrecentado por aquello de quien más chilla, más razón tiene en los aburridos y recurrentes enfrentamientos entre políticos de las diferentes corrientes ideológicas, y la falta de digestión democrática. En el fondo siempre he pensado que ha faltado mucha mano derecha y comprensión desde el centro con la periferia de España. Indudablemente, las posturas radicales nacionalistas tampoco han ayudado. Respeto y talante para mi son claves.
Este largo preámbulo reflexivo me vino a la mente cuando el domingo vi las imágenes de la rueda de prensa de Gaizka Garitano en Almería. Al entrenador del Éibar solo le criticaré que se levantara de la silla y no concluyera su comparecencia ante los medios, intermediarios ante la afición. Pero entiendo que el calentón ante algunas expresiones fuera de tono le traicionó y se lo disculpo.
He estado en el campo del Éibar. Es un club muy modesto, para el que jugar en Primera División es mucho más que el milagro de la multiplicación de los panes y los peces. Pero la modestia y la humildad no van reñidas con la excelente profesionalidad de sus empleados. En pocos estadios me he sentido tan a gusto como en Ipurua y he notado la calidez en el trato de sus gentes, con un respecto máximo a los profesionales. Un club que me recuerda mucho al Villarreal de sus primeros pasos en Primera. Y Garitano me parece un técnico preparado que ha realizado una labor encomiable en Éibar. Nada me gustaría más que evitasen el descenso.
Por eso me identifico con Garitano. Nadie debe sentirse ofendido porque se le responda en euskera, valenciano, catalán, gallego o si quieren hasta en bable ante una pregunta en esas lenguas. Solo me molestaría que Garitano respondiera en euskera si le preguntara en castellano, más que nada porque no le entendería, a no ser que hubiera un traductor de por medio, pero no existe motivo para la polémica porque Garitano siempre ha sido respetuoso con los suyos… y con el resto. El Éibar se merece un respeto, igual que los vascos a expresarse en su lengua o valencianos, catalanes, gallegos… Creo que no es una cuestión de mera testiculina, sino de talante y convivencia. ¡Cuántos problemas se resolverían si todos fuéramos más respetuosos! Y termino, soy castellanoparlante. Mi apoyo para el Éibar y para Garitano, y también un consejo para el técnico vasco: la próxima vez hay que autocontrolarse.

0

Rubén, pon la sidra a enfriar que don Ramón tiene al Castellón en la ‘pole’ del ascenso

Don Ramón llegó a Castellón en medio de un clima de depresión absoluta, con la promoción de ascenso y el primer puesto a 7 y 9 puntos respectivamente. No olvidemos que este último era el objetivo que debía exigirse a un club histórico como el albinegro en 3ª División. Tan serio como sincero, tan espontáneo como metódico para su trabajo, y tan lejano del estereotipo de entrenador cosido al tópico y escapista de la disculpa fácil, como fiel y valiente, al no haber eludido nunca la meta real, que no era otra que ser campeón de grupo. Sí, me refiero a Ramón María Calderé, que fue en su momento un futbolista importantísimo tanto para la Selección como para el Barcelona. El segundo del grupo (At. Levante) ya mira con telescopio al Castellón y no digo nada del Muro, que está empatado con el Villarreal C (no puede acceder a la promoción aunque se clasificará), con cinco y 12 puntos de ventaja respectivamente a tres jornadas del final. Sí, es cierto, el Castellón tiene el presupuesto más alto y la mejor plantilla, pero la travesía, pese a todo, no ha sido nada fácil. Y el gran mérito es de don Ramón o de Calderé, me da igual cómo quieran llamarle. Me gusta la gente que va de frente y que habla sin tapujos, sin perder nunca esa caballerosidad que tantas veces encuentro a faltar en el fútbol. Él ha sabido absorber la presión para sí mismo cuando tocaba en momentos clave, igual que poner los puntos sobre las íes con determinados arbitrajes que perjudicaron al equipo.

No me olvido de los casi mil aficionados albinegros que disfrutaron ayer en Sagunto con su equipo, una cifra que será todo lo superior que deje el aforo del campo rival cuando llegue la promoción de ascenso, y que logrará llenar las 14.000 localidades de Castalia.

Su discurso incluye un buen fútbol y una riqueza táctica importante. Sabe lo que hace y también dosificar y dar protagonismo a todos sus jugadores.

Ahora solo confío en que Javi Selvas y Rubén Suárez se recuperen a tiempo para jugar los partidos decisivos. A Calderé le recuerdo el pacto que me lanzó en Televisión de Castellón: una celebración especial y desvelar la promesa que ha hecho si sube el Castellón. Igual que a Rubén Suárez le conmino a que vaya encargando las dos botellas de sidra asturiana que prometimos escanciar delante de los espectadores albinegros con el ascenso. ¡Ponla a enfríar, Rubén!

Mientras, hay que culminar la faena en casa ante Utiel y Ribarroja. A Castalia le servirá de calentamiento para la promoción. Y quiero terminar estas líneas recordando la delicada situación económica del CD Castellón. El ascenso traerá consigo esfuerzos añadidos en forma de aval y pago de deuda. Por ello no comprendo algunas quejas cuando se ha pedido pagar 10, 15 ó 20 euros por un paquete de tres entradas en la final de la Copa Federación. El club se debe sacar adelante entre todos, hasta que se acepte, o cuaje, alguna de las opciones de venta posibles. Y sino la ampliación anunciada por David Cruz.

Y también espero que después de elecciones, el Castellón siga siendo importante. El deporte, en este caso la camiseta albinegra es un sentimiento, que nunca debe servir para trapichear votos. La gente tiene memoria… Después del 24 de mayo, pase lo que pase en las urnas, el Castellón debe seguir siendo un emblema para la ciudad.

Y termino pidiéndoles su apoyo para otro equipo capitalino como es el Amics. Mañana martes, a las 20.30 horas en el Ciutat, empieza su carrera a la Adecco Oro. Castellón, y esta gente que dirige al Amics, se merecen este ascenso a la antesala de la ACB. ¡Apoyen! H