Sobre el Autor: José Luis Lizarraga

Descripción
José Luis Lizarraga, jefe de deportes de el Periódico Mediterráneo

Entradas por José Luis Lizarraga

0

El Villarreal busca un ‘9’ en el mercado

El fútbol tiene dos aspectos básicos: ataque y defensa. El Villarreal ha basado una gran parte del éxito de su fortaleza en el muro que ha construido delante de su portería. Asenjo es hoy el portero más en forma de la Liga y el menos goleado, pero no sería posible ese honorífico título sin un funcionamiento colectivo en el juego defensivo que permitiera que solo haya recibido 12 goles en 18 partidos, gracias al esfuerzo global y la buena sincronización de todo el bloque. Otra cuestión es el número de goles en la otra portería, una cifra en la que es superado o igualado por nueve equipos. No descubro nada que ustedes no vean cada semana, solo estoy analizando cifras.

En ese déficit goleador influye la ausencia de dos hombres para mí importantísimos como son Soldado y Denis Cheryshev. El oficio, carácter, raza y sabiduría en el área y sus inmediaciones del delantero valenciano hicieron muy bueno a Bakambu la pasada campaña y aportaron mucho al Villarreal. Pero Soldado todavía tardará, diría yo, un mínimo de dos meses en volver a jugar. En cuanto a Cheryshev, su aportación hubiera sido vital en la segunda línea por su velocidad, potencia y llegada al área contraria. El centro del campo del Villarreal es muy fiable y equilibrado defensivamente con Soriano y Jonathan en las bandas, porque ambos son dos futbolistas excelentes, pero pierde en presencia en ataque. Samu aporta, pero se necesita también un futbolista como el ruso.

No eludiré los casos de Santos Borré y Pato. Ni debo ni puedo pasar de largo. Mi opinión en cuanto al colombiano es que es un jugador con futuro y que me gustaría que fuera propiedad del Villarreal, pero ahora le veo como un delantero en formación, casi con perfil de filial o cesión. Le falta experiencia en un fútbol tan competitivo como el español. Borré necesita jugar y jugar, pero en un equipo con menos exigencia que este Villarreal. Se le fichó con urgencia por las necesidades, ya que se acababa de lesionar Soldado. Su aportación ha sido mínima.

¿Y Pato? Hace unas semanas le pedía a Escribá que debía sacarle partido. Hoy quiero ser justo con el entrenador del Villarreal y considero que le ha dado muchas oportunidades y el brasileño ha respondido con cuentagotas. Posee talento de sobra, pero le veo falto de la chispa necesaria para una competición exigente y tampoco con la capacidad de sacrificio que requiere este plantel. Ahora mismo creo que no se ajusta al perfil de futbolista que quiere Fran Escribá. Pero esto es opinión y no información. Para mí, el déficit en el balance del juego ofensivo en la presente temporada tiene mucho que ver con todo lo apuntado.

Les puedo asegurar que el Villarreal trabaja en la búsqueda de un refuerzo, pero siempre en la línea de política económica que sigue fielmente Fernando Roig Negueroles y que ha caracterizado su gestión, siguiendo las directrices del presidente. En A Coruña se produjo una reunión entre el consejero delegado y su entrenador, que conoce de primera mano las conversaciones que se están llevando a cabo. La opción de Mariano, que se intentó en verano, parece casi descartada. No es fácil que el Real Madrid se desprenda de él. Pero el club maneja más opciones y tanto Seguí como Pablo Ortells trabajan en varias vías.

Al margen está la salida de N’Diaye si llega una oferta interesante, pero no descarten otra salida porque no creo que el Villarreal se plante en abril con seis delanteros en nómina. Cada uno que saque sus conclusiones. Ustedes son inteligentes.

El Villarreal se juega mucho y la competencia por una plaza europea está muy abierta con Celta, Athletic y Real Sociedad, sin contar por supuesto a Sevilla y Atlético. Habrá tortas y el Villarreal debe competir al máximo nivel.

0

La ilógica lógica de David Cruz en el CD Castellón

David Cruz ha hecho de la ilógica su lógica. Ni su conducta ni su manera de actuar se corresponde con lo que pudiéramos llamar pautas normales de comportamiento. Se ha acostumbrado a hacer lo contrario de lo que dice, pero sobre todo se ha convertido en un auténtico especialista en crispar al mundo albinegro. Nueve entrenadores, dos directores generales en apenas cinco meses, varios consejeros, una larga lista de jugadores y relaciones rotas con todos en apenas cinco años, desde que llegó este nuevo heredero de las miserias de Castellnou. Y cuando me preguntan cuál es el futuro del Castellón, ahora solo puedo responder no sé, porque no puedo descifrar lo que pasa por la cabeza de este destructor de positivismo llamado Cruz. Su palabra para mi tiene la misma duración que una barra de hielo en el puente de Triana de Sevilla en agosto a 50 grados de temperatura. Su problema es que en Castellón ya nadie le cree… ni le quiere, aunque él sigue remando en contra de todos y de todo.

El año empieza con la misma incertidumbre que concluyó el 2016. El día de Nochevieja viví un nuevo episodio de su ilógica. Un nuevo desaire. Recibí una llamada a las dos de la tarde que me aseguraba que Frank Castelló había sido destituido. Tenía comida de despedida del año con buenos amigos en el restaurante Rústico de Castellón. Les cuento a dos de ellos, Alejandro Mateu y Jorge Bellés, lo que me había llegado, pero les comentó a la vez mi extrañeza de que un día así al señor presidente del Castellón se le pueda ocurrir esta decisión. Mi primer instinto, pese a que les di la comida a mis compañeros, fue contrastar la noticia. Me costó localizar a Frank Castelló. Lo conseguí poco antes de las 16.00 horas y noté que se quedaba perplejo. Entre mí pensé que había hecho un poco el ridículo, pero mi obligación era verificar y él lo entendió así y con exquisita educación atendió mi disculpas. Pero algo le debió sonar mal porque me dijo: Espera un momento y haré una llamada por si no me han dicho nada, que tampoco sería de extrañar. Frank Castelló tardó unos minutos y con un tono un tanto alicaído me dijo que sí, era verdad, había constatado que había sido destituido como entrenador del Castellón.
Me quedé con mal cuerpo. Poco después, unos minutos más tarde de que desde mi móvil redactara y colgara en la página web de Mediterráneo la noticia como pude desde Rústico, el Castellón hacía oficial su destitución. Les puedo asegurar que si este informador no hubiese hecho la llamada, no se hubiera producido con tanta celeridad el comunicado oficial, porque también estoy en condiciones de decirles que los contactos con Manu Calleja venían de varios días atrás. Recuerdo que el CD Castellón siempre ha sido un club señor. Como le dije a Frank Castelló ha sido el entrenador de un club secuestrado por un hombre que hace tiempo ha perdido los papeles, pero lo ha hecho con señorío y una categoría personal que le honra. Y esto no va con el nuevo entrenador. Pero eso sí, vaticino que si tiene la personalidad que me cuentan, volverá a ser otra víctima de la lógica de la ilógica de Cruz. Pero no hay mal que cien años dure y hay que continuar peleando por liberar al Castellón.

 
Te recomendamos

El Madrigal da paso al nuevo Estadio de la Cerámica

Promueven el ‘tardeo’ y los músicos locales para activar el comercio

Un súper gemelo rescata a su hermano

Apuñalan a un hombre en Olot tras salvar a su cuñada

 
Contenido patrocinado

0

Un presidente sin palco y un palco sin presidente

El palco de Castalia siempre ha sido una de las parcelas más cotizadas de la capital de La Plana. El presidente del CD Castellón ha sido tradicionalmente un poder fáctico y abría las puertas más importantes del tejido social, económico y político. El cargo confería prestigio y posición de privilegio que irradiaba desde la torre de Maratón, pasando por el carrer Major, el Fadrí y hasta el último rincón de la provincia. Era un orgullo no solo sentarse en la butaca presidencial, sino también en cualquiera de las butacas adyacentes. Les podría contar mil y una anécdotas que reflejarían la batalla de egos y codazos que en su momento había para ocupar un espacio lo más cercano al presidente. Desde el político de moda, hasta la chica guapa invitada a última hora por el empresario de turno, pasando por esa fauna humana que tan bien escenifica el pequeño Nicolás. El CD Castellón ha tenido elecciones a la presidencia que contaron en su momento con igual expectación que la visita a la urnas en las municipales. Hoy el palco de Castalia luce vacío, abandonado por todos, pero, lo más grave, hasta por su propio presidente.
David Cruz sigue aferrado a su puesto de trabajo como presidente del Castellón. Sí, recalco ocupación laboral, que no vocacional. Continúa degradando lo que era una de las parcelas más codiciadas de la capital y sigue intentando desprestigiar a un club que es patrimonio de los castellonenses, aunque con la ley de las sociedades anónimas ya solo me queda ceñirlo a nuestro espacio sentimental y afectivo. Y pido perdón, porque nunca podría desprestigiar la camiseta albinegra, ni el pam pam orellut, ni la torre de Maratón ni el recuerdo de míticos futbolistas como Clares, Tonín, Del Bosque, Planelles, Viña, Manchado, Javi Valls, Alcañiz, Ibeas, Emilio… La lista es larga. Solo puede manchar su nombre con su proceder. Cruz ha dejado el palco sin presidente.
Junto con Antonio Blasco y Osuna han secuestrado al CD Castellón. No me gustan los juicios paralelos a los que nos hemos acostumbrado. No creo en las sentencias que se emiten en las televisiones, porque solo respeto la potestad de los jueces, aunque también ambas alberguen errores. No. No dictaré yo sentencia, pero sí sigo apoyando la pelea de Sentimiento Albinegro por saber la verdad de una gestión que dejó casi muerto al CD Castellón. Digo que no soy quien para juzgar si ha habido delitos en la gestión, pero sí que estoy en mi derecho de denunciar que entre unos y otros han hundido al Castellón. Es obvio porque el club milita en Tercera y no puede ni pagar el agua de Castalia, cuando estuvo a punto de ascender a Primera no hace mucho y estaba saneado. Son datos tan objetivos como irrefutables. El juez ya dictará sentencia y podrá o no podrá demostrar gestiones cuanto menos dudosas. El palco de Castalia no tiene presidente. Pero David Cruz tampoco tiene palco, porque nadie acepta ya su juego de engaños y amenazas que tanta buena gente me cuenta día tras día. Ni la inocentada de una ampliación de capital diseñada para seguir ocupando un puesto de trabajo. El presidente del Castellón tiene que ser ejemplar porque representa a una institución histórica que ahora pasa por su peor momento.
No le he hecho caso a un buen amigo que me decía que ya no merecía la pena repetirles siempre lo mismo y que casi era mejor no escribir del Castellón. En eso no estoy de acuerdo, porque hay que continuar peleando como Sentimiento, Fòrum, Salvem al Castellón y todos y cada uno de los miles de aficionados. Yo seguiré peleando mientras Mediterráneo me siga dando el privilegio de luchar por todo lo de mi gente. Sí, quiero un palco con presidente y un presidente con palco.

0

El gran reto de Escribá

10.00 AM. Domingo 11 de diciembre. Estadio del Madrigal. Por la puerta asoma el presidente del Villarreal, abrigado y con su bufanda. Su equipo entrena media hora después para preparar el partidazo de esta noche ante el Atlético de Madrid, el subcampeón de Europa y uno de los candidatos al título de Liga. Fernando Roig, seguramente barruntaba algún retoque más para el Madrigal mirando las gradas. Su cabeza nunca descansa. No lo demostrará con una claridad manifiesta, pero su anhelo es ganar y ganar, su ambición es máxima y trabaja para que su Villarreal compita siempre a tope. No se conforma, por eso es gratuito hablar de que no existe presión en el Villarreal. Es necesario para progresar sentir que nunca es suficiente.
Ese es el gran reto de Fran Escribá. Si el presidente se levanta un domingo a las ocho de la mañana para ver el entrenamiento de su equipo, no puede haber un solo jugador que se conforme con empatar en Leganés o superar la fase de grupos de la Europa League sufriendo hasta el último segundo. No, no les voy a vender humo, y no es para sentirse satisfecho, aunque tampoco para perder las perspectivas. Pienso que es más un problema de dudas sobre la actitud que de tener pajaritos en la cabeza y pensar que este Villarreal tiene que ganar con la gorra. En el término medio suele estar la virtud. El gran reto de Escribá es sacarle el máximo partido a esta buena plantilla que los dirigentes de la entidad amarilla han puesto en sus manos y que la gente entienda que se puede perder pero a la vez sentirse orgulloso de haber dado al máximo. Ahora no me quedo con esa sensación ni en algunos de los partidos en los que se ha ganado. Y llega un momento en que el entrenador debe poner los puntos sobre las íes.
Soy consciente de que superar lo que se consiguió en la etapa de Marcelino en el banquillo es complicado porque, para mí, junto a Manuel Pellegrini, han marcado dos etapas de oro en el Villarreal, cada uno con su propio estilo. Pero ambos son historia y el Villarreal, como he dicho muchas veces, posee un proyecto que está muy por encima de las individualidades, como quedó demostrado con Riquelme y otras estrellas del pasado.
El gran reto de Escribá es que el Villarreal vuelva a ser un equipo ambicioso y que salga a ganar, con sus armas, cada partido. No existe sitio para el acomodamiento en un club en el que su presidente vive con pasión todo, desde el benjamín hasta el primer equipo, pasando por el Roda y, a veces, hasta todos los deportistas y clubs a los que patrocina el Villarreal.
El gran reto de Escribá es hacer sentir la presión a todos sus jugadores. Incluyo a Alexandre Pato. Si el brasileño no tiene ilusión, no se siente comprendido, no es feliz en el Villarreal o sea lo que sea lo que pase en estos momentos por su cabeza, hay que tomar determinaciones, pero ahora veo mucho más de Pato que del espíritu de hombres como Asenjo, Trigueros o Jaume Costa por nombrar al algunos. Todos queremos un Villarreal comprometido. Ahora el problema no es de resultados, porque estos, pese a la irregularidad o la imagen mostrada en algunos partidos, no son malos. Pero hay que estar atentos para que la comodidad no se instale en el organismo del Villarreal. Yo creo que es capaz, pero también considero que de las buenas palabras hay que pasar definitivamente a la acción. Y yo quiero exigencia total. Sí, es el reto de Escribá.

0

¿La primera crisis de Fran Escribá en el Villarreal?

Una gran parte del éxito del Villarreal en los últimos cuatro años ha sido el gen competitivo y la solidez como bloque. Hoy no se puede ganar un partido en Europa y en La Liga sin jugar al cien por cien y con una exigencia máxima.

Para mi lo fácil sería cargar las culpas contra el error garrafal de Mateo Musacchio en el 0-2 y también señalarle por la acción en la que Devyerson le gana la posición en el 0-1. No creo que fuera justo con el defensa argentino que otras tardes ha sido un baluarte para su equipo. Ayer no estuvo fino y, es cierto, que le faltó la intensidad necesaria, pero ese precisamente es el problema que afectó a casi todo el equipo. A ritmo de ralentí es imposible ganarle hasta a un equipo de regional.

Cuando un conjunto no rinde como se espera, los motivos pueden ser de índole individual o colectivo. Es cierto que hay ahora muchos jugadores por debajo de su nivel habitual, pero lo que más me ocupa es la descomposición como equipo que he observado en el Villarreal. ¿Es la primera crisis de Escribá? Indudablemente es cuestión del entrenador buscar soluciones, tanto al bajón de forma de los futbolistas como a la mejora de los mecanismos del juego colectivo.

De Escribá me gusta su forma de analizar, y no buscar excusas, después de los partidos a los errores del equipo. Pienso que transmite, en ese sentido, transparencia. Lo veo positivo.

Sin embargo, hay algunos asuntos de criterio que me llaman la atención. No me refiero a la toma de la decisión, la cual respeto aunque pueda no compartirla, sino al concepto empleado para la asunción de sus apuestas. Y como para mi no existe nadie intocable y he aprendido a exponer mi opinión sin ambages, me choca la forma en que se efectúa la dosificación de esfuerzos. Me sorprende que se pueden hacer siete, ocho o nueve cambios de un partido a otro, porque se pierden los automatismos, pero sobre todo si el argumento de los mismos es el descanso de los futbolistas, el criterio no se sostiene cuando Bruno Soriano ha jugado todos los partidos de la competición europea y casi 12 enteros, menos el de Granada por lesión y ocho minutos ante el Celta. Algo falla en el criterio.

Es cierto que Escribá no tiene la culpa de los errores individuales ni de la alarmante falta de acierto cara el gol, pero si debe empezar a tomar cartas en el asunto, y un poco de mano dura, con la escandalosa falta de intensidad defensiva de algunos futbolistas. No entro en si su planteamiento es mas o menos ofensivo, aunque si observo que al Villarreal se le hace el campo demasiado ancho (mucho pase en horizontal) y corto (poca profundidad). Como decía Mario, al Villarreal le faltaron tres marchas ante el Alavés. Y considero al técnico capacitado para reconducir la situación, pero eso sí, ya debe empezar a arremangarse y tomar decisiones aunque no gusten.

Lo único innegociable en el Villarreal es el esfuerzo, el sacrificio, la solidaridad colectiva y el equipo. Quien no lo entienda así, debería pensar que solo falta un mes para el mercado de invierno y podrá tomar la puerta de salida. Ahora bien, tampoco es para alertar negativismos fuera de lugar porque todos los equipos tienen subidas y bajadas a lo largo del año. Pero, los acomodados no tienen cabida en el Villarreal.

0

La insostenible situación de David Cruz en el CD Castellón

Para mi el CD Castellón es fútbol, sentimiento, alegría por una victoria, tristeza por una derrota, amistad, valores, bocadillo de tortilla de patata en los viejos tiempos del Bovalar, la ilusión de un viaje con los amigos, buen rollo y mil sensaciones positivas más. Todavía recuerdo el renacer del fervor y los ojos húmedos de mucha gente con motivo de la última promoción de ascenso. Y me desagrada cada vez más tener que asomarme a este balcón para contar miserias. Me producen mucho dolor las guerras y las batallas que rodean al CD Castellón. Ayer un grupo de 200 aficionados expresaron libre y pacíficamente su preocupación por todo lo que está sucediendo alrededor del club en Castalia. La orden del presidente de no dejarles acceder por una de las puertas al recinto del estadio municipal rozó el esperpento. Una más y van ya muchas.

Cruz sigue manifestando una personalidad bipolar que no puedo comprender. Se me escapa. Ahora ya tiene un Consejo unipersonal en el que siempre prevalecerán sus unidecisiones. Ni sus fieles Lino y Farnós ya le acompañan, siguiendo el camino de De Celis. Está solo.

Con sus erráticos avatares ya ha conseguido convertir en héroe a Frank Castelló. Particularmente no me gusta la actitud que está adoptando en todas estas batallas. Quiere irse pero también que le echen. No seré yo quien le convierta en martir. Y el vestuario fracturado.

La situación es insostenible. Cuando me preguntan por el Castellón tantos y tantos aficionados de buena intención y corazón albinegro, siempre les digo que más daño no se le puede hacer al club. Pero no podrán matar al Castellón. No pudo Castellnou, contra las cuerdas por la demanda de Sentimiento Albinegro.

Me consta que Cano Coloma mantiene negociaciones para que David Cruz deje el club. Es el gran deseo del abogado. Me repatea que se tenga que negociar con Castellnou, léase Osuna o Blasco, investigados por administración desleal de la SAD.

Luego está la vía de la obligada ampliación de capital, que deberá ir acompañada de una reducción del capital social. Los pequeños accionistas deben acudir con su pequeño porcentaje, pero la batalla estará en el paquete de acciones y en los derechos preferenciales del 70% de Cruz. Si como se prevé no puede acudir, cualquiera grupo empresarial o, varios, podría completar una mayoría accionarial sin pagar por la compra, invirtiendo en capital social para controlar el club. ¿Pero sería ya tarde?

Sí, con el Castellón no podrán. Se están gestando intentos de hacerse con el club. Por otra vía, la del acuerdo por la compra, pero nadie puede pagar una millonada por unas acciones que no valen nada, aunque su valor potencial y sentimental sea incalculable. No creo en este momento que sea justo poner en el disparadero al gobierno municipal de PSOE y Compromis por inacción. El dinero público no debe estar para el deporte profesional y tampoco nadie se puede entrometer en una SAD. Tampoco anteriores gobiernos del PP hicieron nada por el Castellón y hubo momentos críticos en los que sí falto liderazgo. Al César lo que es del César.

David Cruz debe facilitar el camino. Su etapa ha pasado. No quiero, ni lo haré nunca, incitar a la violencia verbal o física, pero la afición tiene derecho a protestar pacíficamente. El Castellón es suyo y es de todos. Es su patrimonio emocional.

Sí, para mi el Castellón es fútbol, sentimiento, valores, alegrías, lágrimas por un penalti fallado… es camiseta albinegra y pam pam orellut. Todo tiene solución. Por supuesto, el Castellón también.

0

Los ‘bomberos’ del Proyecto Endavant Igualtat de Roig

Siempre he pensado que Navidad es todo el año y no hace falta esperar a esas fechas para exteriorizar los buenos sentimientos hacia los demás. Las buenas obras son cuestión del día a día y tampoco es necesario publicitarlas para que los demás vean lo buenos que somos. Vivimos en un mundo que abusa en exceso del postureo y la hipocresía. Por ello, en ocasiones, me cansa cuando observo en el ‘mass media’ la reiterada exhibición de los actos de solidaridad con el prójimo que en la mayoría de las ocasiones se quedan en una foto. El fútbol es el deporte que más cultiva el divismo de sus actores principales. Siempre recordaré las palabras de Robert Pirès en una entrevista que concedió a Mediterráneo en la que se desmarcaba de ese excesivo estrellato que se dispensa a los deportistas de élite: “Los futbolistas no salvamos vidas ni somos héroes como los bomberos, solo jugamos al fútbol”. No es la primera vez que la saco a colación, porque ella refleja fielmente lo que pienso.
Dicho este preámbulo, voy a mostrar mi admiración personal por uno de los proyectos estrellas de Fernando Roig: Endavant Igualtat. Merece mi respeto porque la conexión de jóvenes deportistas que luchan desde la base por estar en la élite deportiva, con las personas que sufren de problemas físicos o psíquicos es una de las propuestas más interesantes para ayudar afectivamente a los que chicos con algún tipo de dependencia, y también para los jóvenes que quieren alcanzar el primer nivel, en este caso en el fútbol.
Son muchos los futbolistas, que con cualidades para jugar en Primera, han dilapidado su talento al cobrar los primeros miles de euros y apartarse de la cultura del esfuerzo, adquiriendo vehículos de lujo o derrochando el dinero que han ganado con demasiada facilidad. El fútbol también genera estrellas rotas. Estoy convencido que está idea de que cada equipo de la cantera apadrine a una asociación o un centro de educación especial, propulsando la convivencia de los canteranos del Villarreal con chicos de su edad, o mayores, con problemas es una experiencia vital que les enriquecerá en su vida.
Nunca he visto tan ilusionado a Fernando Roig. Siempre he dicho que una persona sensible es capaz de estar cuando de verdad te hace falta. Y el Villarreal ha demostrado estar al lado de los más desfavorecidos en muchísimas ocasiones, y en bastantes de ellas no ha salido a la luz pública. Hoy, al margen del Endavant Igualtat, el club es el principal patrocinador de todos los clubs de élite de la provincia, contribuyendo en muchos casos a una existencia más digna. Sin contar la ayuda invisible con sus servicios médicos.
Todo no se hace bien en el Villarreal. Es cierto se cometen errores, pero si yo no dudo en apuntar lo que observo que no se hace bien, tampoco tengo que demostrar mi respeto y admiración por su gran labor formativa y solidaria. Sin postureo. Ni a Roig, ni a quien suscribe nos gustan para nada.

PARALÍMPICOS. El 9 d’Octubre asistí con orgullo al emblemático acto de entrega de distinciones del Consell en Valencia. Entre ellos dos deportistas paralímpicos de Castellón: Ariadna Edo y Ait Khamouch. No dejaré de luchar desde mi modestia por la gente que representa la viva esencia del deporte como son ellos. Mediterráneo lleva muchos años dando cabida a muchos deportistas, seguramente no con el despliegue que ellos se merecen y en esa pelea vamos a continuar trabajando, y animo a todos a que nos abran sus puertas o nos descubran cualquier gestos o hazaña que no ha llegado a nuestros oídos. El 9 d’Octubre recibían su justo reconocimiento. El martes, Ait, que tiene en su currículo el récord paralímpico de maratón, cuatro medallas en tres citas paralímpicas distintas, dos medallas al mérito deportivo del CSD y un sinfín de éxitos más, anunciaba en su página de Facebook que después del Mundial dejaba el atletismo harto ya de luchar sin ningún tipo de ayudas. Espero que no sea así y encuentre un patrocinador que puede colaborar a sufragar sus gastos médicos, material deportivo, desplazamientos y todo lo que conlleva la carrera de un deportista de élite que se ha acostumbrado desde que llegó en patera a España después de la amputación de un brazo por las deficientes condiciones sanitarias de su pueblo de nacimiento, a pelear y pelear solo. Es la otra cara del divismo en el deporte. Eso sí es la cultura del esfuerzo.

ANTONIO BONET. Desde aquí quiero mandar el más sentido pésame de todos los que componemos la redacción de Mediterráneo para Antonio Bonet Arzo, que perdió el jueves a su hijo con solo 40 años de edad. Conocí a padre e hijo cuando Toni Bonet fue presidente del CD Castellón y le profeso un gran respecto y cariño. No hay nada más duro que perder a un hijo. No existen palabras para el consuelo. DEP Antonio Bonet Rambla.

0

Como Gary Cooper

Juan Carlos De Celis se marcha del consejo del CD Castellón sin hacer ruido y sin declaraciones altisonantes. No va con su estilo, ni tampoco con su albinegrismo probado y demostrado desde que jugaba en el Bovalar con su amigo Emilio Isierte, o acudía cada domingo a Castalia con mi estimado Manolo Roda, que ahora sufre desde el cielo lo que le pasa al Castellón. Nunca efectuaría un mínimo movimiento que perjudicara a su equipo. Es demasiado sensato y honesto. Pero llega un momento en que uno no puede aguantar más. Aquellos que le han faltado al respeto –no merece el mío quien prefiere el insulto a cualquier otra razón– seguro que no han mamado lo que significa el Castellón como lo ha hecho él desde niño. Y desde su modestia ha intentado pelear por sacar al club de su terrible situación.
David Cruz, a quien reconozco su lucha por salvar al club en su momento, va echando a la gente y se queda como Gary Cooper en aquel western de Solo ante el peligro, empecinado en su guerra contra todos y en no ofrecer soluciones para que el Castellón siga existiendo con la dignidad que se merece. Se marcha De Celis y estoy seguro que otros continuarán su senda, como hicieron Bruixola y cia, porque Cruz no respeta la opinión de nadie y no se deja aconsejar. El presidente sigue equivocado, pero con sus errores no puede llevarse al Castellón por delante. No me olvido del fútbol base, ni de los compromisos con Hacienda o la actual plantilla… El Castellón está al borde del precipicio. Confío en que Cruz recupere la cordura.

0

El valor de la marca Villarreal en el planeta fútbol

He leído varios estudios de mercadotecnia referentes a la valoración de diferentes marcas. Siempre es un tanto dificultoso, y también muy matizable, cuantificar el peso de la mismas, salvo cuando se argumenta con balances económicos. El valor de la marca Villarreal atiende a dos escrutinios. Uno el que se se ciñe a su ámbito poblacional, es decir, su mercado potencial de clientes que se extiende, más o menos, al área provincial; y otro que es cómo se ve al club amarillo fuera de Castellón, en el resto de España y también lejos de nuestro país.

Para mi ambos son importantes, pero yo siempre le doy mucha más relevancia a la extensión y el prestigio con tus clientes del día a día , los que viven la actualidad del Villarreal, siempre lo tienen entre sus prioridades y acuden al Madrigal a cada partido. El esfuerzo de Fernando Roig ha recibido el retorno por el que siempre ha luchado, con la vocación del presidente de llevar su marca más allá de Vila-real, con solo 50.000 habitantes, y proyectarse a la provincia que tampoco alcanza los 600.000. Sí, se puede decir que el gran problema del Villarreal, es que es más grande que su hábitat demográfico. Para ser más claros, le faltan clientes potenciales para un proyecto de tan gran calado como el del Villareal. Se podría decir que nos ha tocado la lotería. Alcanzar los 19.000 abonados, y una media de 18.000 espectadores por partido, son cifras relevantes, porque congregar tanta gente en un espectáculo de esta provincia es siempre difícil.

El trabajo del proyecto Endavant Província, los patrocinios deportivos a los clubs de élite, el trabajo social con la cantera, la presencia del CD Roda, la irrupción de su nueva ciudad deportiva… todo ha sido decisivo para que la marca Villarreal creciera en su ámbito demográfico, con todavía margen de mejora, tanto en el aumento como en la fidelización, no olvidemos muy importante también.

La gente tiene que estar identificado con su equipo. En este sentido seré crítico con algo que no entiendo por mucho que lo analice. Sobre todo porque recuerdo cuando José Manuel Llaneza insistia una y otra vez en que los jugadores que firmasen por el Villarreal, debían tener su residencia en una área geográfica cercana a la sede del club. Ello contribuye a que el futbolista se sienta más cercano a su equipo. En esa línea no entiendo como hasta ocho jugadores del Villarreal tienen su residencia fijada en Valencia. Puedo ser hasta comprensivo con que Roberto Soldado o Jaume Costa, que siempre han tenido su casa en la capital de la Comunitat, continúen allí, Pero se me escapa como gente que viene de fuera como Jonathan dos Santos, Musacchio, Pato, Bonera, Roberto Soriano o Sansone hayan decidido vivir en Valencia o mejor dicho que no se les haya sugerido, u obligado por contrato, a fijar su residencia en la provincia de Castellón. Incluso, en algunos casos, han cambiando su domicilio inicial de Vila-real o Benicàssim a Valencia. No me parece lo más adecuado. Y con ello tampoco quiero sugerir, en ningún caso lo entiendo así, que pueda influir en el rendimiento de los futbolistas. No tiene nada que ver con esa línea argumental. Es cuestión de echar raíces y de detalle.

Luego está el valor de la marca lejos de su mercado. El Brand Finance la situaba en el puesto 43 del mundo. El modelo Villarreal y su imagen, como puedo dar fe por lo vivido de forma personal en países muy variopintos como Australia, China, Tailandia, Argentina, Canada, Japón, Marruecos o Israel, por ejemplo, posee un valor que considero, por estas tierras, no sabemos apreciar, ni valorar, en la medida real de su estimación en el mundo. Y sigue creciendo. Como dicen un empleado del Villarreal, al club, lo único que necesita son habitantes…

0

La discriminación de Lopetegui y la mejor plantilla de la historia del Villarreal

Otra vez el Villarreal vuelve a contar con ocho internacionales en su plantilla. Y eso que Lopetegui todavía no sabe dónde se encuentra el Madrigal, lo cual me parece más que lamentable. El nuevo seleccionador ha ninguneado al Villarreal. No entiendo la marginación de Bruno… Y tampoco quiero obviar a jugadores como Víctor Ruiz, Asenjo o Mario. Pero puede que no sea objetivo. No obstante, resulta extraño comprobar como ante la baja de Javi Martínez, el nuevo seleccionador ha citado al defensa de la Real Sociedad Iñigo Martínez, cuando Víctor Ruiz está que se sale y el Villarreal solo ha recibido cuatro goles y es, junto al Atlético de Madrid, el menos goleado de LaLiga.
Jonathan (Mexico), Borré (Colombia), Sansone (Italia), Rukavina (Serbia), Jokic (Eslovenia), Musacchio (Argentina), Bakambu (Congo) y Castillejo (España Sub-21) han sido citados por sus selecciones. Lo cierto es que el Villarreal ha completado una plantilla excelente, con dos hombres por puesto que permite efectuar las rotaciones con racionalidad y no creo que el mal partido de Bucarest se debiera a los cambios en el once ni mucho menos. Este Villarreal, pese a que los resultados han sido muy buenos, todavía se halla en una fase de rodaje, porque son muchos los jugadores recién llegados, con el añadido de un técnico nuevo. Si quieren que les ponga un pero, en mi opinión, un club de cantera como el Villarreal debería tener más presencia de jugadores de las inferiores como Bruno. El brujo de Artana cumplió 10 años como profesional de amarillo, aunque es cierto que le costó un tiempo hacerse un hueco en la élite. Pero Bruno no sería hoy quién es sino se le hubieran dado oportunidades. Hay que ser valientes y apostar por futbolistas como Rodri y alguno más que echo en falta en la primera plantilla.