Rodri y el espejo de Vietto

Rodri ha apostado por el Villarreal. El quid de la cuestión no era prorrogar la duración de su contrato, sino adecuar su cláusula de rescisión. El mundo del fútbol, merced a los millonarios contratos televisivos, ha sufrido una inflación exagerada. Por ello se ha perdido un tanto el respeto a determinadas cifras. Seguramente, la nueva cláusula que figura en el contrato de Rodri podrá no ser todo lo satisfactoria que desearía el club, pero si es una cantidad importante, aunque tal como está el fútbol ahora pueda parecer irrisoria. En cualquier caso valoro el gesto del jugador y su deseo de continuar de amarillo… de momento.

No creo que Rodri vaya a ser un estandarte del Villarreal como son Bruno Soriano, Manu Trigueros, Sergio Asenjo, Mario o Jaume Costa, por citar a algunos, o fue en su momento Marcos Senna. Seguramente su trayectoria de amarillo será más corta, pero ha dado un guiño de agradecimiento al club que le ha catapultado a lo más alto. Para mi Rodri es un futbolista especial, como son Bruno o Asenjo o fueron Santi Cazorla y Senna, por poner algunos ejemplos.

Rodri debe tener en la mente el espejo de Luciano Vietto. Las prisas, la excesiva ambición o el mal de altura no son buenas consejeras. Ya conozco algunos casos de futbolistas que no han valorado al Villarreal como merece y tuvieron demasiada prisa en abandonarlo, dando un presunto paso adelante, para posteriormente frenar su progresión. Vietto debió quedarse un año más, al menos, para completar su formación. Pienso que en lo deportivo ha sucedido lo mismo con otro diamante en bruto como Aleix García, seducido por el Manchester City y ahora cedido con pocos minutos en el Girona. Mi consejo para Rodri es que por lo menos continúe una temporada más en el Villarreal y con 23 años pueda plantearse una salida. Este verano su nombre va a sonar para muchos clubs grandes. Con 22 años todavía el arroz no se le pasa a uno. Negueroles ya se ha puesto manos a la obra para atar a hombres que, como Javier Calleja dice, pueden ser importantes para el club como Raba, Chuca o Ramiro Guerra, u otros que llegan por detrás.

AMPLIACIÓN DE CAPITAL ALBINEGRA

Ya se ha puesto en marcha una nueva ampliación de capital en el CD Castellón. Jordi Bruixola sigue porfiando a los excelentes vendedores de imagen que tiene a su lado la gestión. Sí, porque ahora todo son palabras bonitas, pero sigue sin aclarar varios puntos que interesan, y mucho, al aficionado. Como decía hace una semana, es lícito su amparo a la confidencialidad del contrato de alquiler de la gestión del club, tanto como el de los posibles inversores a exigir garantías de que no están gastando su dinero en Cruz y Osuna. Me cuentan que Bruixola está ofreciendo acciones a diestro y siniestro, incluso, a cambio de deuda del Castellón. Trabajo de comercial, pero la gente anda muy escarmentada y el dinero tendrá que salir del bolsillo de Montesinos y su equipo para completarla. Igual que con Cruz, la transparencia brilla por su ausencia. Y eso, cuando pides dinero, es un axioma de fe. Es más que básico. Por suerte, el Castellón ahora gana. Por lo menos ha acertado con el técnico. En la provincia hay gente preparada para dirigir un proyecto fuerte en 3ª y 2ª B. No hacía falta irse fuera.

Sobre José Luis Lizarraga

José Luis Lizarraga, jefe de deportes de el Periódico Mediterráneo