Dealbert, el xiquet de Benlloch

Tengo un amigo que cada vez que se refiere a Ángel Dealbert lo hace como el xiquet de Benlloch. Y ya han pasado unos cuantos años, pero sigue siendo el mismo. Ni cambió cuando Fernando Gómez Colomer se lo llevó al Valencia, ni cuando firmó un gran contrato para marcharse al Krasnodar ruso ni tampoco cuando jugó en la UAE Gulf League de Emiratos Arabes. Formó parte de aquel equipo histórico que sacó al Castellón de Segunda B tras 11 años y ahora llega para iniciar la operación escalada desde Tercera. Siempre digo que las palabras se las lleva el viento y quedan los hechos. Dealbert se la ha jugado por el Castellón, primero desde fuera para armar un proyecto de gestión, y a ahora con las botas puestas para ser el gran capitán en el campo. Sí, claro que tendrá presión. Pero también el orgullo de ser importante en su tierra. Yo creo que nos ha medioengañado a todos y tenía la decisión tomada de convertirse en centurión desde hace semanas. Pero ha elegido el momento oportuno para tirar del carro y lograr la barrera de los 10.000. No será fácil el ascenso. Nadie pensó que pudiera serlo. Pero Dealbert expresa el orgullo del albinegrismo. Un centurión irreductible. PPO.

Sobre José Luis Lizarraga

José Luis Lizarraga, jefe de deportes de el Periódico Mediterráneo