Caza de brujas en las aulas

La campaña que acaba de hacer pública la dirección provincial de Nuevas Generaciones del PP por la que llaman a denunciar a los profesores “rojillos”,  me parece como mínimo insultante. Los jóvenes conservadores que, en teoría, deberían presentar un perfil más reivindicativo y acorde con los malos tiempos que vivimos, recuperan con sus modales el carisma más rancio de la vieja derechona y se lanzan a la caza de brujas en la aulas. Para ellos, el docente no puede hablar de recortes ni de nada que sirva para poner en evidencia la corrupción y los malos modos de ciertos políticos y su deficiente gestión. ¿Qué pretenden, recuperar a los comisarios políticos en las clases? Personalmente considero que los actuales dirigentes populares que, iluso de mi, consideraba más moderados y  centrados políticamente que sus antecesores, deberían atajar semejante tropelía de estos jovencitos nngg, que lo único que van a conseguir con sus malos modos es radicalizar posturas. Creo que la democracia debe ir por los caminos de  tolerancia y convivencia, y olvidar doctrinas más propias de gobiernos  dictatoriales. Una de dos: o los chicos de nngg están recibiendo, a sabiendas, una doctrina equivocada  o no acudieron a clase el día que se impartía ética política.

Sobre Julio Sánchez Isarria

Julio Sánchez Isarria, redactor jefe de El Periódico Mediterráneo.